A Facebook le llegó la hora de la transparencia

A Facebook le llegó la hora de la transparencia

Desde usuarios hasta gobiernos le piden cuentas tras filtración de datos de 50 millones de personas.

Polémica de Facebook

El escándalo de esta semana ha sido aprovechado por varios medios para ironizar sobre la situación de Facebook y la de su creador.

Foto:

Mladen Antonov / AFP

Por: Wilson Vega
25 de marzo 2018 , 02:35 a.m.

Facebook, la red social más popular, termina una semana de espanto: su laxo manejo de los datos que genera quedó en evidencia, fue citada a dar explicaciones en su país y en Europa, fue blanco de al menos cuatro demandas colectivas y, a la vez, humillada por la élite de Silicon Valley.

El escándalo suscitado por el hecho de que los datos de 50 millones de perfiles pasaron a manos de la consultora Cambridge Analytica (CA), vinculada a la campaña presidencial de Trump, sumió a la compañía en una crisis sin precedentes. En cuestión de días, perdió unos 60.000 millones de dólares en bolsa, más que la valoración total de Tesla.

En el ojo del huracán está Mark Zuckerberg, fundador y CEO, que no ha podido desactivar el rechazo que produjo lo que ‘The Economist’ calificó de “fallo épico”. La revista ‘Wired’ fue más allá y mostró a ‘Zuck’ como si hubiera recibido una paliza.

“Se trata de un abuso de confianza muy grave”, declaró Zuckerberg a los medios. No es la primera vez que el magnate tiene que hacer esta clase de ‘mea culpa’. Ya lo había hecho por la propagación de noticias falsas y por el efecto que su red pudo haber tenido sobre la democracia estadounidense. “El problema con esta sucesión de polémicas es que parece alguien que no sabe a dónde va”, afirmó Bob Enderle, analista del sector.

Acusado de reaccionar tarde y pensar que puede arreglar todo sin ayuda, el egresado de Harvard, que empezó a programar a los 11 años, refleja la imagen de ejecutivo inexperto y arrogante de la que se había desmarcado. Antes de este episodio, la prensa le había atribuido, incluso, intenciones presidenciales.

Como corolario de esta semana negra, surgió la etiqueta #DeleteFacebook, que aboga por un masivo retiro de usuarios. Hasta el viernes, era más molesta que dañina, pero eso fue hasta que se sumó Elon Musk. El fundador de Tesla y Space X, igual o más reconocido que Zuckerberg, borró las páginas de Facebook de ambas firmas luego de que un usuario de Twitter le pidió hacerlo.

En Europa tampoco hay solidaridad con Facebook. De hecho, sus líderes se preparan para exigir más control sobre los datos personales.

***

“Si la gente compartiera más, el mundo sería más abierto, más conectado. Un mundo más conectado es un mundo mejor”. Así, como una cruzada por la ‘transparencia radical’, término asociado a su estilo de liderazgo, describió Zuckerberg su visión para la compañía que fundó en el 2004. Hoy, cuando 2.200 millones de personas usan Facebook, esa noción de transparencia amenaza con convertirse en algo siniestro.

Con cada texto, foto o ‘like’, usted va trazando un mapa de su personalidad: hábitos, deseos y miedos. Facebook conoce a sus familiares y amigos, y quizá sepa mejor que muchos de ellos dónde vive, trabaja y vacaciona usted. Es con esos datos como Facebook hace dinero, al emplearlos para la publicidad personalizada.

El caso de Cambridge Analytica se remonta al 2014, con un test de personalidad que contestaron cerca de 270.000 personas. Al registrarse, le dieron al desarrollador acceso a sus perfiles y a los de sus amigos. Así, 270.000 cuentas se convirtieron en una base de datos de 50 millones de personas. CA usó esos datos para crear mensajes a la medida de sus ‘blancos’. Si bien fueron terceros los que extrajeron los datos y los pusieron al servicio de fines electorales, Facebook falló a la hora de vigilar el uso dado a la información recopilada por su plataforma y al no alertar a los afectados una vez supo de la fuga.

Se trata de un problema mayúsculo para una compañía que vive de monetizar los datos de sus usuarios. Para empezar, derrumba la idea de que Facebook tiene control total de los datos que genera. Muy al contrario, el episodio muestra una pasmosa incapacidad para asegurarse de que los programadores externos traten la información según lo pactado.

Pero ahora que Facebook es un ecosistema global, con millones de usuarios conectados a toda hora, las reglas son distintas. Hoy, al instalar una ‘app’, un usuario no puede entregar datos de sus contactos. Con todo, el episodio CA muestra en forma alarmante lo que puede pasar cuando una herramienta intrusiva se usa como arma de manipulación masiva. Y lo peor es que probablemente no hayamos visto más que la punta del iceberg. Si CA logró salirse con la suya durante años, cabe suponer que otros hicieron lo mismo.

Pero Facebook no es la única compañía que recoge grandes volúmenes de información sobre sus usuarios, y por eso ahora las miradas caen sobre Google, Twitter, Snap y otras empresas de Silicon Valley. Así mismo, se han acentuado los llamados a las autoridades de EE. UU. y Europa para que actualicen los marcos legales que cobijan a estos gigantes.

Irónicamente, la transparencia que pregona Zuckerberg podría ser lo único que repare la confianza. Los usuarios necesitan entender cómo hace dinero y qué garantías reales puede dar sobre la información personal. Facebook necesita ‘actualizar su estado’ y decirle al mundo, de frente, qué está pensando.

WILSON VEGA
Editor de Tecnología
En Twitter: @WilsonVega

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.