‘Call centers’ y premios al mejor: así operan las redes de sextorsión

‘Call centers’ y premios al mejor: así operan las redes de sextorsión

Son organizaciones de 15 o 20 personas que extorsionan a personas en varias partes del mundo.

Los retos que afronta el país en seguridad informática

Los sectores más afectados por los cibercriminales en Colombia la ciudadanía y el Gobierno.

Foto:

Archivo particular

Por: Ana María Velásquez Durán 
19 de febrero 2019 , 11:00 p.m.

Parece el call center de una empresa común y corriente. Son cerca de 15 personas en una oficina similar a la de los centros de llamadas de una compañía de telecomunicaciones. Pero los empleados sentados enfrente de cada computador, que portan audífonos y micrófonos especiales, no están hablando con potenciales clientes.


En realidad, se trata de los miembros de una organización criminal dedicados a engañar a personas en diferentes partes del mundo para luego cometer casos de sextorsión, una forma de explotación en la que los autores amenazan y piden dinero a sus víctimas para evitar la publicación de fotos sexuales.

Normalmente son redes basadas en países como Costa de Marfil, Filipinas y Marruecos, pero su público objetivo está ubicado en cualquier país, incluyendo Latinoamérica. Según ha identificado la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), las solicitudes de chantaje oscilan entre 500 y 15.000 dólares.

De acuerdo con el organismo internacional, estos grupos criminales ofrecen a sus miembros incentivos económicos, días de vacaciones y hasta entrega de teléfonos móviles, si alcanzan los objetivos económicos fijados.


De hecho, Adrián Acosta, oficial de crimen digital para América de la Interpol, explica que se han hecho operativos en los que se encuentran incluso pizarrones con la foto del ‘empleado del mes’ como reconocimiento a quien logró recaudar más dinero en esa modalidad de estafa.

Lo que hacen los criminales es iniciar un contacto con sus víctimas mediante redes sociales en las que, en la mayoría de los casos, establecen una relación. Pueden durar semanas y hasta meses enteros en contacto con su víctima, y para ello tienen libretos elaborados en español, inglés o francés.

Su modus operandi consiste en crear perfiles que muestran la foto de alguien atractivo. Pueden durar semanas y hasta meses enteros en contacto con su víctima y para ello tienen libretos elaborados en español, inglés o francés. El contacto se inicia con un simple saludo que puede llevar, sin embargo, a un peligroso juego de seducción que termina en el intercambio de imágenes. En ese momento comienza la verdadera pesadilla. El tono amable y amoroso es reemplazado por una amenaza contundente: si no paga los videos que lo muestran sin ropa, llegarán a todos sus conocidos.

Piden que la plata sea transferida por Western Union, pero quien recibe el dinero no es parte de la organización, sino una ‘mula’ que contratan para que lo recoja


De acuerdo con Acosta, además de contar con un equipo de personas encargadas de realizar el engaño mediante la web, estos grupos tienen toda una logística detrás para obtener el dinero sin ser detectados.

“Piden que la plata sea transferida por Western Union, pero quien recibe el dinero no es parte de la organización, sino una ‘mula’ que contratan para que lo recoja. Esa persona recibe un porcentaje y así evitan que haya un canal de comunicación directo con quien hace la extorsión”, explica.

Si bien la Interpol no tiene información sobre la cantidad de organizaciones existentes en el mundo, según Acosta, en los últimos años se han empezado a desplazar hacia los países de Latinoamérica.

“En internet no hay fronteras. No hacen una selección por país, sino por idiomas”, explica Acosta, quien agrega que las autoridades trabajan por identificar a las cabezas de este delito en todos los rincones del mundo.

Una de las operaciones más grandes terminó en la captura, en 2014, de 58 personas en Filipinas dedicadas a realizar chantajes en diferentes países. La acción, denominada Strikeback, fue una cooperación conjunta entre el Reino Unido, Hong Kong, Estados Unidos, Filipinas y Singapur.

Sextorsión

En un operativo realizado por la Interpol, en Filipinas, se logró la captura de 58 personas y la incautación de 250 pruebas electrónicas que incluían celulares, computadores y documentos.

Foto:

Interpol


En el operativo se incautaron 250 pruebas electrónicas, que incluían celulares, computadores y dispositivos de almacenamiento. Los capturados eran además sospechosos de estar involucrados en la muerte de Daniel Perry, un joven escocés de 17 años que se suicidó en 2013 tras ser víctima de sextorsión por esta red.

En Colombia, durante 2018 se reportaron al Centro Cibernético de la Policía 304 casos de ciberacoso, de los cuales 32 correspondieron a episodios de sextorsión.

Según Acosta, pese a que los criminales no se fijan en un rango de edad para escoger a sus víctimas, los jóvenes, al pasar más tiempo conectados en las redes sociales, son los más afectados.

¿Qué hacer?

Axel Díaz, experto en ciberseguridad y abogado de Adalid, señala que es importante que los usuarios configuren los ajustes de privacidad en estas plataformas para que personas extrañas no puedan ver información sensible como fotos y ubicación. Evitar compartir imágenes con desconocidos mediante redes sociales es la principal recomendación que se debe seguir

.“Si eventualmente quiere entablar una relación con una persona, lo mejor es que las redes sociales no sean los medios para compartir contenido sexual. Existen apps como Telegram o Signal, que permiten el borrado automático después de cierto tiempo o que avisan cuando la otra persona hace una captura de pantalla”, explica.

En caso de ser víctima, es importante que corte el canal de comunicación y en lo posible cierre las redes sociales que estaba usando para contactarse con el estafador. “Si se puede, avísele a todos los contactos que no lo agreguen como sus amigos”, recomienda Acosta.

Deberá recopilar todo el material que sirva como prueba de la extorsión para hacer la denuncia por medio de canales como el CAI virtual de la Policía o directamente con la Fiscalía.

Según Díaz, los responsables tienen que responder por el delito de extorsión a través de medios informáticos, sin embargo la investigación y la indagación dependen del tipo de modalidad. “Si es alguien conocido se hace la denuncia directa pero si el caso es sobre una red en otro país se comienza un seguimiento que puede ser muy demorado. Existen acuerdos de cooperación pero es muy difícil entablar quien es el culpable”, señala.

Ana María Velásquez Durán 
Redacción Tecnología 
En twitter: @Anamariavd19 
durana@eltiempo.com 

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sal de la rutina

Logo Boletin

Estás a un clic de recibir a diario la mejor información en tu correo. ¡Inscríbete!

*Inscripción exitosa.

*Este no es un correo electrónico válido.

*Debe aceptar los Términos y condiciones.

Logo Boletines

¡Felicidades! Tu inscripción ha sido exitosa.

Ya puedes ver los últimos contenidos de EL TIEMPO en tu bandeja de entrada

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.