Urge empezar a cerrar brechas digitales en América Latina

Urge empezar a cerrar brechas digitales en América Latina

Pandemia hizo ver la necesidad de una transformación digital inclusiva, según informe de la Ocde.

Clases virtuales

Menos de la mitad de los latinoamericanos tienen suficiente experiencia en el uso de computadores y otras herramientas digitales para hacer tareas profesionales básicas.

Foto:

Milton Díaz. Archivo ELTIEMPO

Por: Tecnosfera
26 de septiembre 2020 , 10:06 p. m.

Decir que “la pandemia llegó en un muy mal momento para América Latina” es quedarse cortos, a juzgar por los impactos que la convierten en la región del planeta más golpeada.

(Le recomendamos: Las aplicaciones que más usaron los colombianos en la cuarentena)

La frase, pronunciada el jueves por Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), durante la presentación del informe ‘Perspectivas económicas de América Latina 2020’, es el colofón de un diagnóstico según el cual este año el producto interno bruto (PIB) de la región tendrá una caída superior al 9 por ciento, la pobreza aumentaría 6,9 puntos porcentuales, los pobres sumarán 230,9 millones, y se teme que 2,7 millones de empresas tengan que cerrar, con lo que desaparecerán 8,5 millones de empleos.

Latinoamérica, con sus altos niveles de desigualdad, pobreza e informalidad laboral (54 por ciento de la mano de obra), no estaba preparada para afrontar una recesión que la hará retroceder al nivel de actividad del 2009.

(Le puede interesar: Así puede mantener seguro su celular de cualquier ataque)

No obstante el informe, en cuya elaboración participaron el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac) y la Comisión Europea, se enfoca en el que considera el camino para salir de la crisis causada por el covid-19: la digitalización inclusiva. De hecho, el secretario general de la Ocde afirmó que “los países con mejor preparación digital saldrán primero de la crisis”.

Digitalización desigual

El informe destaca el papel de las tecnologías digitales para afrontar la pandemia y sus consecuencias socioeconómicas, pues ayudaron a dar cierta continuidad comercial y permitieron que parte de la población trabajara y estudiara desde su sitio de confinamiento.

Pero quedó evidenciado que pocas personas y empresas de la región tienen la infraestructura y las habilidades para beneficiarse plenamente de estas tecnologías; “la pandemia –enfatiza la Ocde– confirma el alto potencial de la transformación digital, pero destaca también la urgente necesidad de cerrar la brecha digital”.

(Además: Electrodomésticos inteligentes: ¿riesgos en la seguridad?)

Para empezar, en el 2018 el 68 por ciento de la población latinoamericana usaba internet con regularidad, casi el doble que en el 2010, pero muy lejos del promedio del 84 por ciento de la Ocde. Además, el acceso, la conectividad y la calidad de la conexión varían mucho entre los países, dentro de ellos y en los hogares.

Alicia Bárcena, secretaria general de la Cepal, dice que si bien la “digitalización es hoy un bien básico y necesario”, en la región el acceso a internet supone el 14 por ciento de los ingresos familiares, contra 3 por ciento en Europa, lo que explica en parte que 40 por ciento de los hogares en Latinoamérica no tengan conexión.

En el 2018, menos del 14 por ciento de los estudiantes pobres de primaria tenían un computador conectado a internet en la casa, en comparación con más del 80 por ciento de alumnos ricos en ese nivel educativo.

(Le recomendamos: ¿Cómo proteger a los menores en las redes sociales?)

En general, menos de la mitad de los latinoamericanos tienen suficiente experiencia en el uso de computadores y otras herramientas digitales para hacer tareas profesionales básicas.

El informe indica que la región entró en la pandemia con relativamente pocas empresas que usaban la digitalización en su operación diaria. Es más, solo un tercio de los trabajadores usaban las TIC en el trabajo semanal.

La transformación digital que se propone debe tomar en consideración que los trabajadores pobres y vulnerables, sin el acceso y las habilidades para beneficiarse de las herramientas digitales, se verán más afectados por las consecuencias de la crisis, lo que podría agravar las desigualdades socioeconómicas. Ellos carecerán, por ejemplo, de la oportunidad de teletrabajar o de vender bienes en línea.

(Además: Diez cosas a tener en cuenta para mejorar su conexión a internet)

La Ocde enfatiza que para evitar amplificar las desigualdades existentes y asegurar que la tecnología beneficie a todos, los países deberían ampliar tanto el acceso como las habilidades entre escuelas, estudiantes, hogares y trabajadores. “Las acciones políticas deben articular rápida y eficazmente los procesos de transformación digital como facilitadores clave del bienestar social”, indica el informe.

En cuanto a la productividad de la región, los autores del informe señalan que el tipo de competitividad que se necesita para lograr la convergencia de productividad de largo plazo con países avanzados se basa en incorporar tecnología y diversificar la estructura productiva hacia sectores más dinámicos. “La revolución digital implica grandes disrupciones que podrían promover la diversificación productiva y el crecimiento sostenible de la productividad en la región”, dicen.

TECNÓSFERA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.