Spectacles: lecciones de un fracaso / Desde la Tecnósfera

Spectacles: lecciones de un fracaso / Desde la Tecnósfera

El principal pecado de estas gafas de sol de Snapchat era su incompatibilidad.

Gafas de Snapchat

Snap sobreestimó la demanda y fabricó más gafas, muchas más, de las que logró vender.

Foto:

Snap

30 de octubre 2017 , 10:00 p.m.

A comienzos del año, durante el CES de Las Vegas, me hallé haciendo fila para comprar las Spectacles, las gafas de sol de Snapchat. Su atracción era mayúscula: capaces de grabar video circular, prometían una nueva era de clips inmersivos, dinámicos, impactantes. La única manera de adquirirlas era ‘encontrarse’, al azar, una de las cabinas amarillas que las vendían. Llevaba una hora en la fila cuando se acabaron las unidades disponibles. 

Terminé teniendo mis Spectacles un par de meses después (pagué 129 dólares por ellas) gracias a Samir Stefan, que me ayudó a traerlas desde EE. UU. una vez estuvieron a la venta por internet. Creo que ninguno de los dos imaginaba que 2017 cerraría con las Spectacles en la lista de fracasos de Snap Inc.

Pero así es, según reportan medios especializados, Snap sobreestimó la demanda y fabricó más gafas, muchas más, de las que logró vender. Su idea de antojar a las multitudes sin satisfacer su demanda solo logró que esta disminuyera sin que muchos compraran nada. Menos del uno por ciento de los usuarios las adquirió.

El principal pecado de las Spectacles era su incompatibilidad. Como solo se podían usar con Snapchat, no servían para mucho más e, incluso si uno pasaba por el engorroso proceso de exportar sus creaciones, en otras redes se veían simplemente como videos en una máscara circular.

Snap sobreestimó la demanda y fabricó más gafas, muchas más, de las que logró vender

Al no lograr crear una masa crítica de creadores (eran tan pocos los que, de hecho, tenían las gafas), nunca hubo videos virales que promocionaran el producto. Vine, YouTube, entre otros, se sirvieron de lo que terceros han logrado. Es una lección para quienes impulsan hoy otros desarrollos, como las cámaras de 360 grados.

Lo confieso: no habré grabado más de una docena de videos con mis Spectacles. Los de Samir fueron más... y mejores. Pero aún las adoro. Tienen un encanto que me resulta difícil negar y que hace más doloroso su lamentable final. Ojalá venga, de la mano de algún upgrade, un cambio que les inyecte vida y les dé una oportunidad. Porque no son muy buenas como gafas de sol.

WILSON VEGA
Editor de Tecnología@WilsonVega

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.