¿Para qué serviría el ‘blockchain’ en procesos públicos en Colombia?

¿Para qué serviría el ‘blockchain’ en procesos públicos en Colombia?

Expertos analizan los retos y oportunidades para monitorear recursos públicos o elecciones.

Blockchain

En el sistema de blockchain, los registros, repartidos en nodos, permiten que todos los actores en la red consulten y verifiquen las condiciones.

Foto:

iStock

Por: Linda Patino - María Paulina Arango M.
09 de octubre 2019 , 09:20 p.m.

La modernización de los procesos electorales es una tarea pendiente en el país. A semanas de los sufragios regionales, expertos señalan que los avances en la inclusión de nuevas tecnologías, como el voto electrónico, no han sido contundentes.

Distintos sectores han evaluado la posibilidad de adoptar tecnologías que permitan fortalecer la seguridad y la transparencia de los procesos públicos, especialmente en aspectos económicos y electorales.

Uno de estos es la tecnología de blockchain. Martín Restrepo, quien ha trabajado en plataformas basadas en criptomonedas y es facilitador de la escuela de negocios europea Hyper Island, explica que se trata de libros digitales que registran transacciones y guardan un histórico verificable en el tiempo. Los registros, repartidos en nodos, permiten que todos los actores en la red consulten y verifiquen las condiciones.

Este mes, el presidente Iván Duque mencionó que el blockchain podría combatir el fraude en obligaciones como el seguro vehicular Soat.

En junio de 2018, el político nariñense Antonio Navarro Wolff organizó un debate en el Congreso sobre esta tecnología y su regulación en Colombia. La iniciativa, que aún no es un proyecto de ley, recogió experiencias y propuestas sobre cómo podría usarse esa tecnología en el sector público.

Los 'smartcontracts' son piezas de código diseñadas para verificar y hacer cumplir unas condiciones. En caso de incumplimiento se activan protocolos

Iván Restrepo Pardo, activista en la implementación de nuevas tecnologías y uno de los participantes en el debate organizado por Wolff, señala que el blockchain se postula como una herramienta para la transparencia, que genera registros incambiables y permitiría rastrear los recursos públicos. Su propuesta era crear una criptodivisa del Estado, que se programara para evitar el uso indebido de fondos públicos.

Pero el alcance de este sistema va más allá de las criptomonedas; el blockchain permite contar con estructuras distribuidas, las cuales dan paso a los smartcontracts (contratos inteligentes). Estos, como en el mundo físico, se basan en acuerdos con condiciones, plazos, roles y especificaciones.

“Los 'smartcontracts' son piezas de código diseñadas para verificar y hacer cumplir unas condiciones. En caso de incumplimiento se activan protocolos”, señala Retrepo Velásquez. De esta manera sería posible generar un contrato, bien sea entre una empresa y un trabajador o un arrendatario y un inquilino, entre otros casos, en el cual se verifiquen las condiciones y la promesa de las partes por medios tecnológicos.

Sobre su uso en los procesos democráticos, Fabián Hernández, coordinador de comunicaciones de la Misión de Observación Electoral (MOE), señala que antes de adoptar un sistema de blockchain en las elecciones, Colombia primero debe implementar el voto electrónico, que hoy enfrenta varios desafíos y la falta de voluntad política y económica.

Tanto Hernández como Restrepo Velásquez creen que aunque el blockchain todavía tiene desafíos que resolver, aplicado en procesos específicos, traería grandes beneficios.

Hernández sostiene que una cadenas de bloques ayudaría a erradicar la suplantación y agilizar los escrutinios electorales. Por su parte, Restrepo Velásquez plantea: “El blockchain genera evidencias en el tiempo del trabajo que una persona ejecuta y podría validar si se cumplen, por ejemplo, las promesas de campaña de un candidato (...). Los ciudadanos podrían hacer seguimiento de los procesos de contratación y avances en las obras”, señala.

Si el sistema genera una identificación del usuario y su voto, tendríamos un conflicto porque estaríamos empeorando los problemas de transparencia

Y agrega que con esta tecnología, por ejemplo, podrían verificarse registros de asistencia con el GPS de un teléfono, y calcularse si los congresistas estuvieron ausentes en este periodo legislativo.

Pero el blockchain –plantea Hernández– podría tener desafíos en unas elecciones por el tema del anonimato. “Es parte de la transparencia el saber quién votó por quién, que el voto se pueda auditar y se pueda ver”, lo que supone un gran reto para garantizar la seguridad de los votantes.

“Si el sistema genera una identificación del usuario y su voto, tendríamos un conflicto porque estaríamos empeorando los problemas de transparencia”, asegura el experto, y propone que el sistema podría “funcionar muy bien en elecciones pequeñas”, pero indica que primero se debe realizar un ajuste normativo que contemple la tecnología.

¿Qué faltaría, entonces, para la implementación de sistemas como el blockchain a nivel público? Restrepo Pardo cree que la principal dificultad es la falta de voluntad política y el desconocimiento. No obstante, cree que hay avances y ve con buenos ojos la iniciativa del Centro Democrático, encabezada por la congresista María del Rosario Guerra, que en febrero de este año incluyó el blockchain en sus propuestas.

Elecciones estudiantiles

En febrero de este año, las elecciones de personero en el colegio El Rodeo, ubicado en San Cristóbal Sur, en Bogotá, pasaron del lápiz y el tarjetón al clic en un computador.

Un total de 1.223 estudiantes, pertenecientes a los grados de tercero a once, entregaron sus votos en una estructura piloto de esa institución educativa, soportada en blockchain, la tecnología de cadena de bloques que encripta y descentraliza la información. Para el piloto específicamente se utilizó un sistema sobre la red de Ethereum.

Según dijo Mauricio Tovar Gutiérrez, codirector del Grupo de Investigación InTIColombia de la Universidad Nacional, en una entrevista con EL TIEMPO publicada en abril, “lo que garantiza la transparencia es que quien certifica es la tecnología y no una persona. El documento queda descentralizado y en muchos lugares, y si alguien quiere un cambio, tendría que operarlo en miles de lugares al tiempo”.

LINDA PATIÑO 
@LinndaPC
MARÍA PAULINA ARANGO M.@MariapaulinaarREDACCIÓN TECNÓSFERA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.