Comienza la era de las cámaras que se esconden

Comienza la era de las cámaras que se esconden

Retráctiles o invisibles, los teléfonos están evolucionando y se despiden del lente frontal.

Xiaomi Mi9T

La cámara retráctil del Xiaomi Mi9T es uno de los ejemplos de la nueva tendencia de lentes que se esconden. 

Foto:

Claudia Rubio - CEET

Por: Redacción Tecnósfera
02 de agosto 2019 , 07:41 a.m.

Olvídese del notch. En un mundo que resiente el espacio que la cámara frontal le quita a la pantalla, la nueva tendencia son las cámaras que aparecen y desaparecen como por arte de magia. Bueno, en realidad, por arte de tecnología.

El pistoletazo de salida lo dio el A80 de Samsung. Un sistema de cámaras que se desliza, puede girar sobre sí mismo y permite utilizar la misma batería de lentes y sensores (un sensor principal de 48 megapíxeles, otro ultra gran angular de 8 megapíxeles con un ángulo de visión de 123 grados y un tercero para fotos con efectos de profundidad) como cámara trasera o frontal.

El equipo usa recursos de software para habilitar modos como el Super Steady, especializado en video y, específicamente, tomas de acción, o el Scene Optimizer, capaz de reconocer y mejorar hasta 30 escenas predeterminadas. Llama la atención el Flaw Detection, que identifica automáticamente los fallos antes de hacer clic. Se vende en retailers por 2’499.000 pesos.

Luego llegó Xiaomi, que trajo a Colombia el Mi 9T. Para no quitarle un milímetro a su pantalla Amoled de 6,39 pulgadas, protegida por Corning Gorilla Glass 5, este estilizado smartphone ‘escondió’ su cámara frontal mediante un sistema pop-up que la eleva o retrae cuando usted acciona un ícono, al son de una simpática melodía.

Al otro lado, el Mi 9T integra una cámara triple de 48MP . Su sistema se apoya en un procesador Qualcomm SnapdragonTM 730 con un rendimiento mejorado de CPU y GPU que, asegura la compañía, ofrece un aumento del 35 por ciento para el rendimiento de la CPU y del 10 por ciento para la GPU. Durante el mes de pruebas, comprobamos que su rendimiento es más que satisfactorio, con una notable eficiencia de energía. Llegó al mercado el 12 de julio a partir de 1’399.900 pesos.

Por su parte, Huawei lanzará este lunes su Y9 Prime 2019, que con una pantalla de 6,5 pulgadas, se beneficia de un sistema emergente que despliega la cámara en apenas un segundo. El fabricante ha sometido el sistema a rigurosas pruebas para asegurarse de que funcione incluso en condiciones menos que ideales de temperatura y presión. La cámara en sí es de 16 MP e integra los recursos de inteligencia artificial a los que nos ha acostumbrado la marca. Su precio será revelado en su lanzamiento.

Invisibles

Pero si hablamos de una tendencia es porque la ola de las cámaras pop-up recorre el mundo.

En otras geografías, fabricantes como Honor, Asus, Lenovo, Oppo, Redmi, OnePlus y Vivo han sacado al mercado teléfonos con alguna variación de este mecanismo.

Pero en el futuro es posible que incluso las cámaras deslizables sean demasiado visibles. Ya varios fabricantes juegan con la idea de cámaras escondidas detrás de la pantalla del teléfono.

En un prototipo presentado por Oppo, la firma china mostró un dispositivo en el que la selfie-cam está detrás de la parte superior de la pantalla. Cuando se requiere, esta apaga los píxeles en una franja superior para que el mecanismo pueda funcionar. No se tiene previsto que esta tecnología llegue al mercado muy pronto.

La noción de displays transparentes permite que fabricantes como Xiaomi auguren un pronto final a la era del notch.

La compañía china ha indicado que planea utilizar un tipo especial de vidrio de baja reflectividad para que una cámara ubicada detrás del display pueda funcionar sin problemas, y, de hecho, ya ha enseñado prototipos de esa tecnología. El método, hay que decirlo, está en una fase temprana de desarrollo. Básicamente, la idea es que la pantalla se vuelva transparente en la zona del lente para evitar tener que abrir un hueco o, peor aún, poner un notch.

Samsung, que ya redujo a un punto el espacio de su cámara frontal en el Galaxy S10, también trabaja en una pantalla “infinita y perfecta”, con un sistema invisible detrás del display, según expertos de la industria. Así, la cuña negra en la parte superior de la pantalla pasaría en apenas unos pocos años de ser un símbolo de deseo de los teléfonos de gama alta a considerarse un vestigio de una época arcaica en que teníamos que ver en dónde estaba instalada la cámara para tomar selfies.

REDACCIÓN TECNÓSFERA​@TecnosferaET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.