Así es estar en un centro de datos que contiene millones de usuarios

Así es estar en un centro de datos que contiene millones de usuarios

Unas 3.700 de copias de respaldo diarias se realizan para prever cualquier pérdida.

Data Center Triara

En los cuatro ‘bunkers’ del Data Center Triara Claro se pueden llegar a almacenar más de 10PB (pentabytes) de información. Es decir, un equivalente de un millón de GB.

Foto:

Cortesía Claro.

Por: María Paulina Arango M.
16 de octubre 2018 , 09:10 a.m.

En Funza, Cundinamarca, se ubica uno de los centros de datos más grandes de Latinoamérica. La unidad del Data Center Triara de Claro cuenta con 12.000 metros cuadrados, de los cuales 2.000 están destinados para las funciones que implican el almacenamiento y protección de la información de millones de colombianos a lo largo del tiempo.

Desde transacciones bancarias hasta información médica y personal

Entre toda la información confidencial que se maneja en este lugar están incluidos los datos de los más de 50 millones de colombianos que utilizan los servicios de telecomunicaciones del operador. También hay datos de empresas y algunos departamentos de gobierno. Es más, si usted está leyendo este artículo en ELTIEMPO.COM, está utilizando los servicios del Data Center Triara. Toda esa información se guarda en centros de almacenamiento de alta seguridad, que son conocidos como ‘bunkers’.

Estas salas son la ubicación física de lo que conocemos comúnmente como la ‘nube’. Dentro de los 'bunkers' se ubican los ‘racks', cubículos metálicos que han sido organizados por códigos para evitar que cualquier persona identifique fácilmente qué tipo de información contienen. Estas máquinas se encargan de todo el proceso de administración y gestión de la información.

En los cuatro ‘bunkers’ del data center se pueden llegar a almacenar más de 10PB (pentabytes) de información. Es decir, un equivalente de un millón de GB. Para soportar estas grandes capacidades, la energía se vuelve un asunto de vida o muerte.

Un apagón que no se resuelva a tiempo podría significar que miles de pacientes queden sin la autorización de un tratamiento o que millones de transacciones bancarias se pierdan.

Los generadores de energía que usan tienen una capacidad para alimentar una ciudad de hasta 60 mil habitantes (lo que equivale a la población de Cajicá, Cundinamarca). En caso de fallar, unos inmensos tanques de gasolina entran a proporcionar la energía necesaria. Los combustibles, que se notan aún desde fuera de las instalaciones, se activarían después de 10 minutos de un corte de electricidad.

Los ‘racks’ nunca, literalmente nunca, dejan de funcionar. Por ello, se vuelve fundamental tener control de lo que sucede alrededor. Existe un cuarto destinado para el monitoreo del cableado eléctrico. Bajo nuestros pies, se genera la energía que requieren las máquinas. Por el techo de los bunkers viaja la información a través de una extensa estructura de cables de colores que se ve como un arcoíris de megadatos.

Se trata de cientos de equipos que no se apagan. Para ahorrar energía a la hora de mantenerlos fríos y evitar fallas por recalentamiento en los ‘racks’, Claro aprovecha el momento en que en las noches la temperatura desciende y apaga los sistemas de ventilación. Además solo ventila la parte trasera de las máquinas en lugar de hacerlo en toda la habitación.

El choque de temperatura, que da la sensación de dos latitudes diferentes a pocos pasos de distancia, se denomina pasillo frío y caliente. Por un lado, para cuidar los ‘racks’ de un posible recalentamiento, una temperatura de cerca de 10 grados centígrados enfría la parte trasera de las máquinas en un pasillo confinado; y por el otro, una temperatura más cálida se siente entre los pasillos abiertos en los que están expuestas las partes delanteras de los ‘racks’.

Data Center Triara

Así lucen los 'racks' que se encuentran en los 'bunkers', los cuales siempre permanecen encendidos.

Foto:

Cortesía Claro.

De acuerdo con Roger Santamaría, gerente de mercadeo Empresas Claro, el sistema de enfriamiento es el que más energía consume, por eso constantemente trabajan para buscar formas que permitan ahorrar energía como aprovechar las bajas temperaturas de la noche para apagar la ventilación y así conseguir un data center ‘más verde’.

“El PUE (Power Usage Effectiveness) estándar en el mundo es de 1.8 y el del Data Center Claro es de 1.6, entre más bajo es más eco amigable”, explica y agrega que ese es uno de los motivos de orgullo del centro.

Todo está calculado

Existen alarmas y protocolos para toda clase de contingencias, como las fuentes alternas de energía o los ‘racks’ que se encuentran en superficies altas para evitar posibles inundaciones, todo está calculado. Inclusive hay varios cuartos dispuestos con personas que vigilan lo que filman las cámaras en todo momento y distintos tipos de alertas para las diferentes irregularidades, pues la seguridad lo es todo.

Inclusive, el centro cuenta con un Centro de Operaciones de Seguridad, conocidos como SOC por sus siglas en inglés, en el que una gran pantalla muestra en tiempo real los ataques cibernéticos que se dan el mundo. Un mapamundi en fondo negro en el que cientos de ráfagas de luces por segundo viajan de oriente a occidente y viceversa, esa es la vista para cerca de 14 profesionales que trabajan 24/7 atendiendo las amenazas que intentan llegar hasta los datos.

Aproximadamente se presentan 10.000 ataques diarios hacia los portales y servicios que están alojados en la nube, en donde las páginas web de los bancos son las que mayor riesgo corren. El primer paso es un monitoreo, luego se analiza el origen y la gravedad del ataque, se contactan con la entidad para llegar a un común acuerdo y finalmente se procede a tomar acción.

Este centro es como un gran cerebro que tiene más de 170.000 conexiones por segundo por donde viaja la información a toda velocidad. Alrededor de 3.700 de copias de respaldo diarias se realizan para prever cualquier pérdida. Por un mínimo error podría estar en riesgo la información de millones de usuarios.

MARÍA PAULINA ARANGO M.
REDACCIÓN TECNÓSFERA
@mariapaulinaar

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.