'No nos respetaron nuestro derecho al debido proceso': Picap

'No nos respetaron nuestro derecho al debido proceso': Picap

Héctor Neira, fundador de Picap, habló con EL TIEMPO sobre la orden de liquidación para su empresa. 

Hector Neira

Héctor Neira es el fundador y director general de Picap en Colombia.

Foto:

Cortesía

Por: Redacción Tecnósfera
05 de mayo 2020 , 12:32 p.m.

El pasado 25 de abril la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación de la empresa colombiana CAP Technologies S.A.S, quien operaba y administraba en el país los servicios de Picap, una plataforma  prestadora de diferentes servicios como transporte, peluquería, domicilios de mercados, entre otros.

Sin embargo, esta no es la primera orden de liquidación que recibe. Según cuentan, en marzo del año pasado la Supertransporte hizo una visita a sus instalaciones para conocer sobre la plataforma y entender cómo era el negocio; cómo estaban estructurados, cómo operaban y qué tan seguro era.
(Picap anuncia despidos masivos tras orden de liquidación)

Ocho meses después, señala Hector Neira, fundador y director general de la compañía en Colombia, les llegó un auto que decretaba la liquidación de la compañía. Posterior a este anuncio, cuenta, instauraron una tutela en contra de la Supertransporte por la violación al derecho al debido proceso.

Hay una serie de irregularidades en todo este proceso, en el cual toman un estado financiero de hace más de un año, cuando apenas estábamos comenzando y dicen: hay causal de liquidación

"Hay una serie de irregularidades en todo este proceso, en el cual toman un estado financiero de hace más de un año, cuando apenas estábamos comenzando y dicen: hay causal de liquidación por qué tenía pérdidas de 80 millones, y no vieron que en 2019 ya los números eran totalmente diferentes", agregó Neira.

En ese sentido, explica también que aunque actualizaron estos estados financieros, la Supertransporte continuó con el proceso. Picap, de acuerdo con Neira, no es solo una plataforma de mototaxismo e interconexión de transporte privado, sino que tienen otras cinco o seis líneas más de negocios, pero el proceso de  liquidación siguió adelante.

La Superintendencia tenía dos meses para responder (...), luego el día exacto en el que vencían los términos elaboraron el documento en el que decía que la liquidación seguía en pie

"Todo esto lo colocamos en el documento de reposición, teníamos cerca de diez días y lo entregamos en enero. La Superintendencia tenía dos meses para responder, en el transcurso de los dos meses informamos y le reivindicamos que había una falta del debido proceso e igual ellos siguieron insultando su protocolo y luego el día exacto en el que vencían los términos elaboraron el documento en el que decía que la liquidación seguía en pie", explicó Neira.

Neira habló con EL TIEMPO acerca de todo este proceso legal que lleva más de un año y de lo que sería el futuro, no solo de Picap como plataforma, sino de los cerca de 250 empleados que trabajaban en CAP Technologies y los cerca de 60.000 socios que prestaban servicios en la plataforma.

¿Cómo ha avanzado el proceso de liquidación y qué acciones ha tomado Picap con base al auto presentado por la Supersociedades?

Nosotros ya comenzamos a seguir utilizando los mecanismos legales que hay como lo es la tutela. De hecho, el mismo día que la Superintendencia de sociedades nos anunció que comenzaban a colocar un delegado de liquidación, ese mismo día el juez admitió nuestra tutela en contra de la Superintendencia de transporte por falta del debido proceso. En su momento no se generó medidas cautelares porque se supone que las Superintendencias estaban suspendidas por la pandemia, entonces, el estar suspendida la juez no veía ningún riesgo, por lo que no tomó medidas cautelares para esto.

Vimos es que la Superintendencia se reactivó, literalmente, solo para pedir una liquidación a una compañía en medio de la cuarentena, donde literalmente nos dejaron a 250 personas que trabajábamos directamente con la compañía desempleadas en medio de esta crisis.

Y, adicional a esto, no sé en qué cabeza cabe, hacer una liquidación de todos los activos, que entendemos, porque el proceso tendrá que existir, si la juez determina que cumplieron con el debido proceso. Y ahí liquidarían computadores, escritorios, sillas, pantallas; todos los activos que tenga la compañía, pero ¿cómo van a liquidar en estas fechas, entonces, ¿cuando le van a pagar a los empleados sus liquidaciones y sus sueldos?.

Entonces todo este tema es bastante atípico, históricamente hablando, en este país cualquier proceso tarda entre 6 meses a 3 años para que surja todo el efecto con la Superintendencia de Sociedades, por la cantidad de procesos que deben de tener, pero realmente, creo que batimos un tiempo récord para pedir una liquidación en medio de una cuarentena. Dejan a 250 personas sin empleo y planean hacer una liquidación, supongo que virtual porque ni siquiera pueden acceder a ellos físicamente y, peor aún, el delegado que nos asignaron nunca responde y celular mantiene apagado.

En ese sentido, nos preocupa la decisión que está tomando el Estado y la forma en la que lo está haciendo, tan arbitraria y tan inhumana hacia nuestros empleados y, digamos que también, sin pensar en que realmente una aplicación como Picap dio un vuelco de 180 grados en toda esta crisis, se reinventó al 100 por ciento.

Picap

Este era uno de los servicios complementarios que Picap asegura estaban trabajando.

Foto:

Cortesía

Nos dedicamos puntualmente a hacer domicilios en línea con supermercados como D1 como Justo & Bueno y otros, se dedicó a colocar líneas cómo PiDoctor que es una videollamada con un doctor profesional en línea con psicólogos, con veterinarios. Nada estaba afectando la economía, sino que al contrario, estamos aportando nuestro grano de arena, realmente no les importó y siguieron adelante con el proceso.

Cómo tomaron desde la compañía la orden de la Supersociedades, ¿en qué estaban ustedes en el momento en que se enteraron?


Nosotros estábamos de lleno dedicados a trabajar con empresas como D1 y Justo & Bueno, todos los 50.000 conductores a los que nosotros generamos ingreso estaban trabajando en la entrega de domicilios. Además, estábamos contratando más de 50 personas solo como la figura del 'shopper' (encargados de buscar el mercado y despacharlo con los domiciliarios) que estaban ubicados en las tiendas D1.

Estábamos trabajando muy de la mano con los doctores profesionales para atender citas en línea para que las personas no se expusieran yendo a un hospital, y realmente sí quedamos sorprendidos porque, primero, se supone que el presidente de la República, Ivan Duque y el Ministro de Trabajo enviaron un mensaje muy claro, en el que expresaban que durante esta crisis se tenía que proteger el empleo, al menos durante la cuarentena y, si no estoy mal, lo que he visto últimamente es que ellos están literalmente prohibiendo despidos masivos porque van a afectar directamente la economía.

Entonces, por qué dejar a 250 personas sin empleo, por qué están arriesgando el ingreso de más de 50.000 conductores. No entendemos.

Entonces, por qué dejar a 250 personas sin empleo, por qué están arriesgando el ingreso de más de 50.000 conductores. No entendemos. Si esto se diera en un día normal, y estuviéramos celebrando únicamente el tema de transporte de personas a través de aplicación como portal de contacto, pues dice uno: está bien. Pero esa función, obviamente por la temporada, estaba desactivaba, no tiene nada que ver con el negocio, estamos dedicándonos a todos los temas que no afectan directamente a la Superintendencia de transporte o al Ministerio y aun así realizaron el ataque.

En ese sentido, ¿Qué les respondó  la Súpertransporte?

La Súpertransporte no respondió nada, lo único fue la visita en marzo del año pasado, el documento mediante el cual solicita la liquidación, luego la respuesta en nuestro documento de reposición y luego, por sorpresa, el liquidador en medio de la cuarentena... Liquidador que, por cierto, no aparece.Entonces, ¿Cómo avanza ahora el proceso?, ¿qué sigue para ustedes de aquí en adelante?

En este momento todos los empleados, desde los directores, hasta la persona con el rango más bajo quedamos desempleados. Esperando a que liquidador quiera parecer y nos de nuestra liquidación o nuestra indemnización por echarnos de esa manera.
Porque ya solo lo puede hacer él, nosotros literalmente perdimos la capacidad de manejar la empresa, ahora quien tomar cualquier decisión de pagar o no pagar proveedores empleados o lo que sea es pura y puntualmente del liquidador.

En este momento todos los empleados, desde los directores, hasta la persona con el rango más bajo quedamos desempleados.

Empresas como D1, que estaban trabajando con nosotros,  dicen: ¡venga no! arreglen su problema y cuando ya estén listos hablamos. Nuestra única salvación en este momento es la tutela que hemos interpuesto ante un juzgado aquí en Bogotá, tutela que fue admitía y que tienen 10 días para responder. Tan pronto respondan o el mismo  juez tome medidas cautelares, esa es la salvación que tenemos hoy en día, que algún juez de la República sea imparcial y pueda observar que realmente todo esto fue un atropello y se saltaron todos los términos legales.

Históricamente, hay otras compañías, otras plataformas que llevan trabajando aquí, años en todo el tema de transporte privado, y les han colocado multas, pero nunca pasa nada más, y a nosotros sí llegaron a pedirnos una liquidación completa sin importarles si tenemos otras líneas de negocio, sin decir: oigan dejen de hacer esto o les pongo una multa y si lo sigue haciendo les pongo otra multa y si no lo hacen lo cierro; ni siquiera nos dieron una oportunidad decir: 'sí tranquilos nosotros como administradores de la plataforma aquí en Colombia solicitaremos la elimina de la línea de negocio para poder seguir operando las otras 5 líneas de negocio'.

No tuvimos tiempo de defensa, además, todas las decisiones que tomaron se hicieron  con información vieja, las actualizaciones que les entregamos fueron ignorados en un  100 por ciento , entonces, todo esto lo estamos utilizando como material probatorio para entregar la juez y según lo que parte de allí,  la empresa al tener inversión extranjera de Estados Unidos, pues la Junta directiva de Estados Unidos está dispuesta a llevar esto a cortes internacionales si no pasa el proceso de la tutela aquí en Colombia.

Pero... ¿CAP Technologies sí es una  empresa colombiana?

Así es, Picap es una empresa americana, que ha recibido inversión extranjera, normalmente los vehículos de inversión de esta clase de empresas los hacen en Estados Unidos, Picap es una empresa norteamericana que lo que hizo fue utilizar la figura en la que una empresa colombiana funcionaba o servía como administrador de la plataforma, es decir, tenían todo el derecho a explotar la marca y a explotar la tecnología para generar ingresos y tener un acuerdo en el que después de cierto tiempo tenían que dar regalías por eso está los Unidos.

Digamos que sea la figura que funcionan en todos los países donde ópera Picap, ellos en cada país tienen su empresa administradora, la labor de ellos es desarrollar tecnología y la labor nuestra en Colombia es administrarla, comercializarla y volverla rentable.

¿En cuántos países está presente Picap? y... ¿en todos tienen los mismos servicios o eso varía?


Picap está en siete países, de estos siete países, las operaciones más grandes están en Colombia, México Brasil y Perú. Hay otros países emergentes que han crecido mucho como Guatemala y luego hay otros países como Chile, Argentina y Ecuador en los que también estamos con presencia, pero en estos momentos donde más tienen línea de negocios es Colombia, los otros países tienen solo portal de conexión de mensajería y portal de conexión para transporte.

¿Cuántas personas están trabajando directa e indirectamente con la plataforma?

Solo conductores son alrededor de 50.000 y, aparte, tenemos otros 10.000 prestadores de servicio estamos hablando de médicos que se conectan a la plataforma, manicuristas o barberos, los que lavan los carros a domicilio, toda esta clase de servicios, emprendedores que vendían diferentes cosas mediante la plataforma. 

¿Qué pasa ahora con la aplicación, es decir, con la orden de liquidación ustedes tienen que bloquear la aplicación o eliminarla?

No pues, hemos visto que hay órdenes puntuales entre una cosa contra la otra, en el pasado habíamos vimos como solicitaban el bloqueo de una aplicación, pero no afectaban a la empresa ubicada en Colombia, en nuestro caso está pasando todo lo contrario, solicitan la liquidación de la empresa colombiana, pero la aplicación no tiene por ahora ninguna restricción. 

CAP Technologies funcionaba para poder crear todo el tema de marketing y tener soporte de servicio al cliente desde Colombia y por eso le permitían administrarla. Hoy en día Países como Guatemala son operados desde Estados Unidos directamente, no tienen empresa en Guatemala, no tienen empleados en Guatemala, no tienen nada, entonces pues lo más probable, con toda esta crisis, es que se administre todo de forma remota desde Estados Unidos mientras logran buscar como la tutela o todas las medidas legales que están ejecutándose funcionan.

cuando se cumplen los 10 días hábiles para la respuesta de la tutela

El 11 de mayo se cumple el plazo. 

REDACCIÓN TECNÓSFERA
@TecnosferaET

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.