El historial de mentiras del violador de Match.com

El historial de mentiras del violador de Match.com

La fiscalía lo presentó como un violador en serie dispuesto a usar a las mujeres como objetos.

Match.com

Match.com es un servicio de citas en línea con sitios web que atienden a 25 países en más de ocho idiomas.

Foto:

Match.com

Por: Redacción Tecnósfera
05 de agosto 2019 , 09:35 p.m.

Jason Lawrance es, en palabras de la corte, un depredador sexual. A sus 54 años, este violador en serie está condenado por al menos una docena de casos en los que violó a mujeres que conoció a través de la plataforma de citas Match.com.

En dos de los casos, según la sentencia, existieron hechos de “violencia brutal”.
En uno de ellos, ante la negativa de una mujer que llevó a su apartamento, el hombre le contestó: “Cállate, porque va a pasar de cualquier manera”.

En dos procesos sucesivos, Lawrance acumula sentencias por más de veinte años, y su caso es descrito por las autoridades como el primero de su tipo.

Una parte esencial de su condena se basa en la comprobación de que mintió acerca de haberse practicado una vasectomía para convencer a una mujer de tener relaciones sexuales.

Según el expediente, al día siguiente del encuentro, Lawrance envío a una de sus víctimas un mensaje de texto que decía: “Tengo que confesar: soy fértil. Lo siento”.

La lista de delitos de Lawrance, padre de tres hijos, incluye violación, intento de violación y asalto sexual.

El hombre fue condenado por primera vez en 2016, pero cuando surgieron nuevos casos, un segundo proceso lo llevó a los estrados judiciales. El acusado negó los cargos, pero eligió no ejercer su defensa.

El resultado fue un nuevo veredicto de culpable. La corte resaltó que si una pareja consiente tener relaciones bajo condiciones específicas (usar condón, por ejemplo), engañarla para creer que se cumplen dichas condiciones cuando no es así constituye un caso de abuso sexual.

Esto significa que al usar la plataforma de citas y mentir de manera deliberada sobre su cirugía, el hombre forzó a las mujeres, que de otra forma no habrían accedido a los encuentros.

La fiscalía presentó a Lawrence como un violador en serie dispuesto a utilizar a las mujeres como objetos para satisfacer “necesidades sexuales egoístas”.

Ante la negativa de una mujer que llevó a su apartamento, el hombre le contestó: Cállate, porque va a pasar de cualquier manera

En su alegato, la parte acusadora indicó que debe dejar de restringirse el concepto de violación a la imagen de una mujer que camina sola por un callejón.

El fallo sienta un claro precedente. En los espacios digitales, mediante las mentiras y la coerción, se puede ser víctima de la brutalidad sexual de un extraño.

REDACCIÓN TECNÓSFERA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.