Secciones
Síguenos en:
¿Cuál es el riesgo que tiene Colombia ante el virus de Marburgo?
Nueva York

Virus de Marburgo: cuál es el riesgo que tiene Colombia

Foto:

EFE

¿Cuál es el riesgo que tiene Colombia ante el virus de Marburgo?

Virus de Marburgo: cuál es el riesgo que tiene Colombia

FOTO:

EFE

El riesgo es remoto, pues en 50 años no han existido casos fuera de África, pero existe un plan.  

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS) -entidad rectora de la salud pública en el país- desde 1967 cuando se descubrió el virus de Marburgo no se han generado cadenas de transmisión por fuera de África.

Como se sabe, este virus que tiene su reservorio natural en murciélagos endémicos de algunas regiones africanas, ha producido ciertas epidemias autodelimitadas, la última de ellas en el 2005.

El INS aclara que la transmisión humano a humano está delimitada a contactos estrechos con enfermos al igual que personal sanitario y para su control se utilizan exactamente los mismos protocolos que usan con el virus del Ébola.

(De su interés: Tercera dosis: entre el afán y la fragilidad de la evidencia)

En ese sentido, recalca el INS, como Colombia tiene definido un plan de respuesta contra el virus del Ébola, este se activará activará cuando la Sala de Análisis de Riesgo (SAR) que depende del Ministerio de Salud determine si hay un incremento del nivel de riesgo derivado del virus de Marburgo para el país, lo cual hasta ahora no ha ocurrido.

Algunos datos sobre el virus 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el virus de Marburgo es el agente causal de la enfermedad por virus de Marburgo (EVM), cuya tasa de letalidad puede llegar al 88%. La EVM se identificó por vez primera en 1967 tras brotes simultáneos en Marburgo y Frankfurt (Alemania) y en Belgrado (Serbia).

Los virus de Marburgo y del Ébola son miembros de la familia Filoviridae (filovirus). Aunque son causadas por virus diferentes, las dos enfermedades son similares desde el punto de vista clínico. Ambas son raras, pero pueden ocasionar brotes dramáticos con elevadas tasas de letalidad.

Los brotes que ocurrieron simultáneamente en Marburgo y Frankfurt (Alemania) y en Belgrado (Serbia) en 1967 se asociaron a trabajos de laboratorio con monos verdes africanos (Cercopithecus aethiops) importados de Uganda.

(Le recomendamos leer: ¿Si tuve covid, por qué tengo que esperar 3 meses para vacunarme?)

Posteriormente se han notificado brotes y casos esporádicos en Angola, Kenya, la República Democrática del Congo, Sudáfrica (en una persona que había viajado recientemente a Zimbabwe) y Uganda. En 2008 se notificaron dos casos independientes en viajeros que había visitado en Uganda una cueva habitada por colonias de murciélagos Rousettus y ahora se reportó un caso letal en Guinea.

Transmisión 

Inicialmente, la infección humana por EVM se debe a la exposición prolongada a minas o cuevas habitadas por colonias de murciélagos Rousettus.

La transmisión se hace sobre todo de persona a persona por contacto directo (a través de piel lesionada o de las membranas mucosas) con sangre, secreciones, órganos u otros líquidos corporales de personas infectadas, así como con superficies y materiales (como ropa personal y de cama) contaminados con dichos fluidos.

Se han descrito casos de transmisión al personal sanitario que atiende a los pacientes EVM presunta o confirmada a través del contacto estrecho sin precauciones adecuadas de control de la infección.

(Además: Uruguay detecta nueva variante del covid-19)

La transmisión por equipo de inyección contaminado o por pinchazos con agujas se asocia a una mayor gravedad de la enfermedad, deterioro rápido y, posiblemente, mayor tasa de letalidad.

Las ceremonias funerarias en que los dolientes tienen contacto directo con el cuerpo del difunto pueden desempeñar un papel importante en la transmisión del virus de Marburgo.

La infectividad persiste mientras haya virus en la sangre.

Transmisión sexual

La transmisión del virus a través del semen infectado está documentada hasta 7 semanas después de la recuperación clínica. Son necesarias más investigaciones y más datos de vigilancia sobre el riesgo de transmisión sexual, y en particular sobre la prevalencia de virus viables y transmisibles en el semen a lo largo del tiempo.

Síntomas

El periodo de incubación (intervalo entre la infección y la aparición de los síntomas) oscila entre 2 y 21 días.

(Lea también: Gobierno Nacional desautoriza pasaporte covid de Bogotá)

La enfermedad causada por el virus de Marburgo empieza bruscamente, con fiebre elevada, cefalea intensa y gran malestar. Los dolores musculares son frecuentes. Al tercer día puede aparecer diarrea acuosa intensa, dolor y cólicos abdominales, náuseas y vómitos. La diarrea puede persistir una semana.

En esta fase los pacientes tienen un aspecto que se ha descrito como "de fantasmas", con hundimiento de los ojos, rostro inexpresivo y aletargamiento extremo. En el brote europeo de 1967 la mayoría de los pacientes presentaron una erupción cutánea no pruriginosa 2 a 7 días después del inicio de los síntomas.

Muchos pacientes tienen manifestaciones hemorrágicas graves a los 5 a 7 días, y los casos mortales suelen presentar alguna forma de hemorragia, a menudo en múltiples órganos. La presencia de sangre fresca en los vómitos y las heces suele acompañarse de sangrado por la nariz, encías y vagina.

El sangrado espontáneo en los lugares de venopunción (para administración intravenosa de líquidos o extracción de muestras de sangre) puede ser especialmente problemático. Durante la fase grave de la enfermedad los pacientes tienen fiebre elevada persistente. La afectación del sistema nervioso central puede producir confusión, irritabilidad y agresividad. Ocasionalmente se han descrito casos de orquitis (inflamación de uno o ambos testículos) en la fase tardía de la enfermedad (15 días).

(Siga leyendo: Así será el traslado de más 1,5 millones de afiliados de la EPS Comparta)

En los casos mortales los fallecimientos pueden producirse a los 8 a 9 días del inicio de los síntomas, generalmente precedido de grandes pérdidas de sangre.

Tratamiento 

El manejo es sintomático, hidratación y medidas de soporte. Todavía no hay tratamientos ni vacunas específicas para la EVM. Sin embargo, se están evaluando diversas formas de inmunoterapia y farmacoterapia.

Carlos Francisco Fernández 
Editor de Salud 

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.