Correr sin el control de un reloj tiene su lado bueno

Correr sin el control de un reloj tiene su lado bueno

Expertos recomiendan ponerles menos atención a estos aparatos y escuchar más a nuestro cuerpo.

Dispositivos para correr

Guiarse solo por el reloj que, por ejemplo, no sabe si ese día dormimos mal o estamos estresados, puede llevarnos a lesiones o fatiga extrema.

Foto:

iStock

Por: Poly Martínez
05 de enero 2019 , 10:30 p.m.

Este es el tiempo perfecto para romper el hábito, aunque a muchos corredores les sea difícil dejarlo. Parece buena compañía, pero genera dependencia, adicción; hay que verlo, oírlo, revisarlo, alimentarlo. Algunos ‘runners’ incluso lo llevan siempre, sin importarles el evento en el que se encuentren. Y no se trata del celular, sino del reloj para correr.

La frase es famosa: lo que no se mide no es susceptible de mejorar. Por eso, en esa obsesión por registrar cada paso, cada ritmo de entrenamiento, cada minuto de sueño, todos los latidos del corazón, muchos corredores convierten a su reloj-monitor en un altar ante el que se inclinan a diario, y con especial reverencia sábados y domingos, como si la razón de ser de su vida atlética se concentrara allí.

Pero también hay otra sentencia famosa entre deportistas; hay que oír al cuerpo. Eso es, aprender a reconocer la cadencia, el movimiento en diversos terrenos, concentrarse en el ritmo de la respiración; y reaprender a sentir cada pieza de esa obra de fina relojería que es el propio cuerpo y su desempeño bajo diversas condiciones, sin música ni numeritos u otras distracciones.

El debate siempre ha estado allí, pero en el 2018 nuevamente entrenadores de todo el mundo y corredores de todas las distancias volvieron a cuestionar el exceso de conectividad y el alto déficit en la capacidad de conectarse con uno mismo. Más allá que lo que dice el reloj –que es cierto que arroja un universo de datos para analizar y sacar provecho–, los corredores deberían recuperar correr por sensaciones para reconocer sus propios límites y ritmos. Esa lección es clave a la hora de las carreras y fundamental para una maratón o para una ultradistancia.

¿Trae beneficios correr sin reloj? ¿En qué fase del entrenamiento es bueno salir así, como desnudos?

Las ventajas

Para Andrés Ramírez, triatleta y ‘head coach’ de Aethos Sport Science, “dejar el reloj guardado nos permite conocer mejor nuestro propio cuerpo”. Lo cual no quita que bien utilizado, lo que implica una verdadera compresión de las métricas que arroja, no sea un apoyo para lograr un mejor entrenamiento y desempeño.

Arturo Roa, a la cabeza de Endurance Colombia, reconocido entrenador de triatletas profesionales y ‘amateur’, dice algo que es fundamental para cualquier deportista de alto rendimiento, siempre con horarios y metas estrictas, pero que a menudo se olvida: “Correr sin reloj es relajante, pones el ritmo que quieres, aprendes a conocerte, puedes mirar el paisaje alrededor y puedes conversar con los compañeros de ‘running’ ”.

Santiago Rodríguez, confeso adicto al reloj y a toda la batería de datos que arroja, anota algo similar: “Me gusta usar reloj, pero creo que hay ventajas en no mirarlo ni estar dependiendo de él; corres más tranquilo, más libre y con base en las sensaciones que vas teniendo”, todo lo cual exige entrenamiento también, como bien lo sabe este ‘coach’ de SR24Fit y ultramaratonista que en julio pasado contabilizó cada una de las 30 horas seguidas que corrió en la épica Lake Tahoe Rim Trail (162,5 km).

Me gusta usar reloj, pero creo que hay ventajas en no estar dependiendo de él; corres más tranquilo, más libre y con base en las sensaciones que vas teniendo

Los riesgos

Correr por sensación es una tendencia que está de regreso. Muchos entrenadores la incorporan a sus rutinas de entrenamiento, sin aparaticos o ‘gadgets’. Este correr por sensación –dicen– es lo que permite que el día de la carrera el ‘runner’ pueda identificar mejor cómo va y cómo se siente, su capacidad de apretar el paso o la necesidad de regularse más para poder cruzar la meta con suficiente energía. Y ese conocimiento exacto es algo que ningún reloj puede aportar, que el deportista debe aprender y trabajar.

El riesgo de depender tantísimo del reloj está en que la constante revisión del paso y pensar que el GPS es perfecto, lo que le resta crédito a lo que dice el cuerpo. Esto es especialmente riesgoso en épocas o días de recuperación, pues el paso lento que indica el rango el reloj puede ser, en realidad, muy rápido.

Muchas personas necesitan ir más lento aún, pero se obligan a mantener el ritmo mínimo que marca el dispositivo, lo que los lleva a excesos y a fatigarse más, dando paso a lesiones o un agotamiento mayor. Guiarse estrictamente por el reloj es olvidar que las condiciones internas (estado anímico, cansancio, mal sueño, estrés) y externas (clima, viento, terreno) con frecuencia influyen en la capacidad de respuesta del corredor y no siempre son compatibles o realistas con un paso estricto.

¿Qué es lo mejor?

La recomendación es correr por sensación en la etapa de construcción de la base aeróbica, cuando se entrenen inicialmente para una maratón, por ejemplo. Al menos una vez a la semana prueben esto: un inicio muy lento y pasados un par de kilómetros empiecen a buscar un paso medio que puedan sostener y les permita conversar. Cuando ya estén de regreso al punto de partida o a punto de llegar al destino, aceleren el paso, echen por delante lo que les queda para rematar con todo.

Se lee fácil, pero para muchísimos corredores de alto rendimiento salir sin reloj es una prueba dura. María Juliana Pérez, ‘amateur’ con resultados de profesional (reina en la calle y campeona de la pasada maratón de ‘trail’ Del Mar a la Cima, en Santa Marta) lo reconoce: “Puedo correr sin reloj si es una corrida sencilla en la calle. Pero es como salir sin aretes si no lo llevo. En la montaña es distinto: uso reloj, pero poco lo miro, solo para saber la distancia, nada sobre el paso; en la montaña se olvida todo, mientras en la calle el reloj es determinante para verificar el paso”.

Pero un buen momento para dejar guardado el reloj es precisamente este. Ramírez recomienda soltarlo en vacaciones, pues “buena parte del año tenemos entrenamientos muy rígidos, a pasos y distancias específicas, tareas por cumplir. Por eso a final de año prefiero dejarlo a un lado y correr por sensaciones, sin preocuparme por la distancia, el pace y buscando que el cuerpo se sienta más cómodo. Hay que aprovechar estos días para correr por caminos nuevos, nunca hechos, romper los esquemas”.

Tres ‘top’ del mercado

Si hay algo en el mundo del ‘running’ que ha evolucionado con el tiempo son los relojes. Sí, los zapatos también, pero lo que hoy ofrecen los relojes deportivos era ciencia ficción no hace mucho. Adiós al cuadernito, ya están a mano relojes deportivos básicos y económicos que arrojan datos de gran provecho. Y están los más sofisticados, con baterías de larga duración, capacidad de bajar y subir rutas, que permiten navegar los terrenos, entre muchos otros programas. Aquí los tope de línea que dejó el 2018:

Garmin

Son considerados los relojes con el GPS más confiable y rápido, aunque todos aún tienen pequeños lapsus en la medición. La serie Fenix, especialmente el Fenix 5, son los recomendados, y el Forerunner 735XT, que es multisport. Dato curioso: Eliud Kipchoge, récord mundial de maratón (Berlin 2018), prefiere el 920XT.

Suunto

Esta marca finlandesa se destaca por los instrumentos que incluye en sus relojes. La línea Spartan Sport y el Spartan Ultra son campeones: toman la frecuencia cardíaca en la muñeca o con banda en el torso, permiten navegar los terrenos en la propia pantalla, incluyen altímetro, barómetro, compás y 80 opciones de deportes a los cuales hacerles seguimiento.

Polar

Marca clásica entre los runners. En la dura competencia por dispositivos con GPS, está dando la pelea con los M200, M600 y M430. Y saca ventaja con el Vantage V Pro Multisport, habilitado con la nueva generación de lector de frecuencia cardíaca en la muñeca, y lo último: medición de potencia en la muñeca (la nueva tendencia de entrenamiento), sin dispositivos adicionales.

POLY MARTÍNEZ
Para EL TIEMPO
En Twitter: @Polymarti

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.