Con tres proyectos sólidos para vacuna, el camino es aún incierto

Con tres proyectos sólidos para vacuna, el camino es aún incierto

Algunas investigaciones dieron inicio a pruebas en humanos en medio de inversiones millonarias.

AUTOPLAY
Tres fabricantes de vacunas contra el coronavirus no las venderán a precio de costo
Vacuna en Brasil

Efe. Instituto Butantan

Por: Unidad de Salud
26 de julio 2020 , 11:36 a.m.

El mundo conoció en los últimos días que tres de las vacunas que se desarrollan superaron las fases iniciales y entran en las etapas definitivas para dar con la protección contra el nuevo coronavirus Sars-CoV-2, que se convirtió en la mayor amenaza para la salud pública de los últimos 100 años.

Se trata de las investigaciones adelantadas por el Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciones y la compañía Moderna, en Estados Unidos; por la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca, en Reino Unido; y otra de la empresa china CanSino, que se suman a avances del desarrollo de Pfizer y la alemana BioNTech.

(Podría interesarle: Estas son las ocupaciones y profesiones más afectadas por la covid-19)

Y aunque estas son algunas de las que pican en punta y encabezan el pelotón, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen al menos 200 proyectos con el mismo objetivo, de los cuales 23 van en fases clínicas, es decir que han sido probados en seres humanos y un reducido grupo entra en la fase 3.

Estos anuncios han hecho ilusionar a un mundo que ya registra más de 15,8 millones de infectados y avanza hacia las 650.000 muertes en cerca de seis meses desde que comenzó la emergencia en China.

(Lea también: En Colombia presentan una tutela cada 2,5 minutos para reclamar salud)

Sin embargo, tal como explica César Burgos, expresidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, aún falta mucho para una vacuna porque estos proyectos apenas han logrado demostrar que producen reacciones de defensa en el organismo humano y que son seguras. Ahora entran a fase 3, en la que se inyectarán miles de personas y se comparan con quienes reciban placebo y así determinar resultados más reales.

“Será la etapa decisiva de los estudios porque determinarán el grado y la duración de la protección. Pasado esto llegarán a fase 4, que incluye la aprobación de las autoridades sanitarias. Por eso hoy podemos decir que no hay certeza del nivel de inmunidad de estas potenciales vacunas a pesar de que algunos ya le han puesto plazos para estar disponibles”, agrega Burgos.

Aunque los resultados mostrados son preliminares, demuestran un ritmo sin precedentes en el que se está moviendo la comunidad científica, que no descarta, incluso, un terrible escenario en el que no se encuentre una vacuna efectiva o se alcance apenas un biológico capaz de reducir los síntomas.

Hoy podemos decir que no hay certeza del nivel de inmunidad de estas potenciales vacunas a pesar de que algunos ya le han puesto plazos para estar disponibles

Frente a esto, Gonzalo Guevara, genetista de la Universidad Nacional, sostiene que el desarrollo de una vacuna en condiciones normales puede involucrar muchos años, e incluso contra los coronavirus de vieja data no existe un biológico. Sin embargo, la situación actual presenta condiciones diferentes, como la confluencia de muchos grupos de investigación a nivel normal, la aplicación de técnicas que en los últimos años han mostrado avances importantes y el nivel de inversión sin precedentes que dibujan un panorama más esperanzador, medido incluso en meses.

Y con respecto a las técnicas utilizadas, Guevara dice que existen varios tipos, entre ellas las genéticas, que usan uno o más genes del coronavirus; de vector viral, que emplea virus para transportar genes del Sars-CoV-2; basadas en proteínas de este patógeno; y las que optan por una versión inactiva o atenuada del coronavirus.

(Recomendado: Los conglomerados que más aportan casos de coronavirus en Colombia)

Se sabe que la mayoría de las investigaciones en curso han optado por alguno de estos cuatro métodos.

Las más avanzadas

Las revistas científicas han dado aval a varios proyectos de vacuna que, podría decirse, entraron en una reñida recta final en la que cada uno, a través de sus voceros, han hecho anuncios promisorios de contar con un producto antes de final de año. Entre ellos están la farmacéutica Moderna, que con el apoyo del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos dice contar ya con 30.000 voluntarios para sus ensayos.

Por otro lado, están AstraZeneca en conjunto con la Universidad de Oxford, que han dicho que ya prueban su biológico en al menos 20.000 personas. En su prototipo utilizan un adenovirus de chimpancé que produce un simple resfriado para que transporte elementos del coronavirus al organismo y así estimular la respuesta inmunológica. Según sus voceros, empezarán a probar estos efectos en Brasil y Sudáfrica en un horizonte que al parecer llega hasta finales de septiembre.

Pfizer y BioNTech, que anunciaron el inicio de la producción en masa; y las farmacéuticas chinas Sinovac y Sinofarm harán ensayos en Brasil y Emiratos Árabes, respectivamente.

Se sabe que las empresas chinas utilizan virus inactivos y atenuados que no son capaces de causar la enfermedad, pero logran que el organismo produzca anticuerpos y respuestas celulares frente a ellos con resultados que ya probaron.

Por el lado de Moderna y Pfizer, los desarrollos han sido genéticos y se han usado partes de los códigos del nuevo coronavirus para ensamblar proteínas virales que al entrar en contacto con las defensas del cuerpo lo defienden con respuestas específicas tanto con anticuerpos como con células.

(Sobre este tema: Potenciales vacunas contra el coronavirus entran a fase decisiva)

Por su parte, la fórmula de la firma china CanSino usa un adenovirus de origen humano que será inyectado a voluntarios residentes en Brasil.

Más allá de la salud pública

Pedro Cifuentes, médico de la Universidad Nacional y experto en sistemas de salud, expone que en esta carrera contrarreloj no solo está involucrado el componente sanitario, sino también elementos que prueban la reputación científica del mundo y por supuesto elementos económicos y la geopolítica.

Prueba de ello es que las principales industrias farmacéuticas occidentales, a la par de los gobiernos, han destinado montos muy superiores a los de cualquier otro proyecto para sacar adelante esta vacuna. Lo mismo ocurre con los centros de investigación.

Sin embargo, a juicio de Cifuentes, hay un elemento político importante, tanto que Rusia también ha entrado en esta singular competencia con la participación directa del Ministerio de Defensa y el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología en ensayos en los que se ha apelado a la técnica del vector viral. Esta, según los anuncios, ha dado buenos resultados y empezará su fase tres en los próximos meses.

Vale la pena anotar que la carrera por la vacuna también ha incrementado las desconfianzas existentes frente algunas potencias como Estados Unidos, China y Rusia. De hecho, Estados Unidos, el Reino Unido y Canadá han acusado a los servicios secretos rusos de querer jaquear centros de investigación que buscan desarrollos de vacunas y tratamientos contra el virus.

Las diferencias también estuvieron marcadas en la última asamblea de la OMS, en la que un grupo de países abogó por considerar la vacuna como un patrimonio de la humanidad, mientras que Estados Unidos, por ejemplo, culpó a China del desborde de la pandemia y anunció su salida de la agencia.

Teniendo en cuenta que los países más ricos ya hicieron aportes para reservar las primeras dosis, la pregunta que queda es qué va a pasar con las regiones pobres en esta carrera. Y por eso no es suficiente fabricar una vacuna sino garantizar una distribución equitativa, y esto debería ser un imperativo global, remata la salubrista Elizabeth Beltrán.

En ese sentido, la OMS puso en marcha el fondo de acceso global para vacunas covid-19, una alternativa conocida como COVAX, que busca garantizar un acceso rápido, justo y equitativo a la anhelada vacuna que, según voceros de las compañías, estaría en el último trimestre del 2020.

UNIDAD DE SALUD
EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.