Los cambios que tendrá Teletón para salvar su legado

Los cambios que tendrá Teletón para salvar su legado

Fundación será administrado por el Instituto Roosevelt y servicios se cargarán al sistema de salud.

Teletón

El año pasado Teletón tuvo que cerrar las sedes de Cartagena y Barranquilla por falta de recursos.

Foto:

Teletón

Por: Salud 
28 de marzo 2019 , 11:08 a.m.

Los servicios de rehabilitación que prestaba gratuitamente Teletón a las personas en condición de discapacidad física y mental, gracias a las donaciones de los colombianos, ahora serán pagados por el sistema de salud. Todo por una alianza de la Fundación con el Instituto Roosevelt, que busca garantizar oportunidad, integralidad y continuidad en los tratamientos de los pacientes.

Se trata de un convenio que ya lleva poco más de un mes de entrada en vigor, fruto de dos años de conversaciones entre las dos instituciones, especializadas en rehabilitación.

En palabras de José Ignacio Zapata, director general del Instituto Roosevelt y ahora también al frente de la Fundación Teletón, esta alianza busca crear la red de rehabilitación más grande del país, que espera duplicar los servicios que hoy dan los dos prestadores y sumarle especialidades como ortopedia general e infantil, salud mental infantil, juvenil y de adultos, neurología, neuropsicología, electrodiagnóstico, procedimientos quirúrgicos y telemedicina, entre otras.

Según Zapata, en los últimos tres años Teletón atendió a más de 36.000 personas que recibieron más de 295.000 sesiones de rehabilitación para sus discapacidades físicas y mentales. El año pasado, el Instituto Roosevelt brindó más de 300.000 servicios.

El cambio de rumbo en Teletón, una entidad de más de 40 años, se debe en parte a la crisis reciente. “Desde el año 2016, el recaudo de recursos ha disminuido lo que ha dificultado la sostenibilidad de los centros de rehabilitación. Por eso en el 2018 se tuvieron que cerrar las sedes de Cartagena y Barranquilla, quedando hoy solamente ­los centros de Manizales y Soacha”, señala Zapata.

En concreto, la entidad recaudó $ 10.298 millones en el 2016; $ 7.605 millones en el 2017; y $ 5.365 millones en el 2018.

La nueva administración de Teletón, a cargo del Instituto Roosevelt, en cualquier caso, seguirá acudiendo a la generosidad de los colombianos con jornadas de donaciones que dejarán de centrarse en las transmisiones televisivas y abarcarán nuevos canales digitales y de redes sociales, anticipó Zapata en entrevista con EL TIEMPO.

¿Cuáles son los términos de la alianza, qué asume el Instituto Roosevelt de lo que tenía Teletón?

Se tomó la decisión de asumir un solo gobierno para garantizar un solo direccionamiento estratégico de dos entidades que jurídicamente siguen siendo fundaciones independientes, con dos juntas directivas que están integradas por las mismas personas y un mismo director general.

Lo que hace el Instituto Roosevelt es asumir el legado de Teletón y la administración y la operación de sus activos para poner al servicio de los ciudadanos esa capacidad de atención en salud. Antes, en realidad, Teletón no subsidiaba la atención a los usuarios sino a las EPS, ahora introducimos nuestros servicios en el sistema de salud.

¿Qué tipo de servicios estaba prestando Teletón?

Además de los servicios de rehabilitación, Teletón asumía componentes, como los aditamentos ortopédicos, que no ­estaban están cubiertos por el sistema de salud. Ahora vamos a seguir haciendo eso con las personas vulnerables, meternos la mano al bolsillo y ayudarles a los usuarios que no tienen con qué.

¿Qué va a pasar con el personal de Teletón?

Vamos a sumar las dos capacidades y a tener una unidad de servicios compartidos en aquellos que no son misionales, como contabilidad, gestión humana, compras y suministros, vigilancia y aseo. ¿Qué buscamos con eso? Potenciar esa unidad de servicios compartidos, hacer menos costosa la operación general de las dos fundaciones y doblar el número de atenciones que estábamos prestando, que hasta diciembre, sumando las dos organizaciones, fueron 400.000 terapias y ahora vamos a hacer el doble con la capacidad sumada. En tres años podríamos hablar de un millón de atenciones.

Ese servicio solo representa el 20 por ciento de las necesidades de una persona en condición de discapacidad

¿Cuál es hoy el grueso del servicio de Teletón?

Teletón tradicionalmente solo hacía actividades de rehabilitación, pero ese servicio solo representa el 20 por ciento de las necesidades de una persona en condición de discapacidad. El otro 80 por ciento no lo podía prestar porque no tenía ni experticia ni servicios habilitados, y eso es lo que vamos a tener, porque a esa población también le da gripa, neumonía, apendicitis, se les tuerce una rodilla. Eso no lo cubría Teletón, pero sí el Instituto Roosevelt y vamos a sumar esas experiencias.

Teletón

Desde hace un mes los usuarios de Teletón comenzaron a recibir servicios en el Instituto Roosevelt.

Foto:

Instituto Roosevelt

Ustedes pretenden captar entonces la atención de esos 4,5 millones de personas en condición de discapacidad que se calcula hay en el país…

Más que una pretensión, es una realidad. Con Teletón tenemos cuatro centros de atención (Manizales, Soacha y dos en Bogotá) que permiten hacer todo eso. Se trata de una zona de influencia, la del centro del país y hacia el eje cafetero y el Pacífico, que tiene un poco más de 20 millones de habitantes, la mitad de los colombianos. Parte del análisis que hicimos fue estudiar la población de esta zona, de qué se enferman, por qué consultan, y adicionalmente producto de la demanda de servicios qué oferta y qué déficit y qué aseguradores hay. Ya sabemos que con las EPS que están en esas regiones tenemos contratos. Y en ese sentido lo que hicimos fue hacer un otrosí a los contratos y comenzar a prestar los servicios, como ya lo estamos haciendo.

¿Hoy hacen parte de la red de cuántas EPS?

Tenemos contratos con casi todas las EPS del país porque el Instituto Roosevelt es un hospital de referencia nacional. El 40 por ciento de la población que atendemos históricamente viene de fuera de la capital del país. En suma, son más de 20, las más importantes de los dos regímenes.

¿Van a seguir haciendo jornadas de donación?

Sí vamos a seguir haciendo campañas de recaudo. Vamos a invocar la generosidad de los colombianos porque la necesitamos, particularmente para proyectos de mejora y expansión de la capacidad y renovación tecnológica. En el segundo semestre de este año vamos a hacer un primer evento, que será con un formato totalmente distinto, no por televisión 27 horas ininterrumpidas, como se hacía tradicionalmente. Sí vamos a usar la tv, pero más las redes sociales y por otros canales virtuales. Hay que decir que además de los patrocinadores habituales, el 70 por ciento de las donaciones de Teletón son del ciudadano común que dona 5 o 10 mil pesos. En este momento lo que pretendemos es hacer gradualmente autosuficiente la operación para poder focalizar las ayudas en aquello que el sistema no cubre, que daría más capacidad a las dos organizaciones.

¿Por qué un colombiano tendría que donarle ahora a la Teletón y al Instituto Roosevelt teniendo en cuenta que todas las atenciones están cubiertas por el sistema de salud?

No todas. Aún hay beneficios que no hacen parte del sistema de salud y ahí es donde el colombiano tiene la oportunidad de manifestar su generosidad, como históricamente lo ha hecho, donando para que más personas en situación de discapacidad puedan atenderse en las dos instituciones de más trascendencia en rehabilitación en el país.

El 40 por ciento de la población que atendemos históricamente viene de fuera de la capital del país

¿Qué es lo que no está cubierto por el sistema de salud que podría financiarse con las donaciones?

Cuando se va a una consulta a la gente le toca pagar un porcentaje de la atención, el llamado copago, que generalmente es muy poquito, pero hay familias muy pobres que no pueden pagarlo. En el Instituto Roosevelt les ayudamos hasta con el 50 por ciento del copago de los recursos que conseguimos propios y eso es lo que vamos a seguir haciendo con la Fundación Teletón. Y hay que insistir en que no vamos a cobrarle al usuario, sino al asegurador, porque así está contemplado y ese es su derecho. Y adicionalmente tenemos la posibilidad gradualmente, de acuerdo con las donaciones, de ayudar en otros componentes como el transporte y hospedaje de personas de bajos recursos.

Muchas organizaciones de personas en condición de discapacidad se han manifestado contra la Teletón, diciendo que no necesitan limosnas sino la garantía de sus derechos. ¿Qué les dice a ellos?

Hablemos con hechos y datos. En Colombia y en América Teletón tiene una empresa que mide la percepción y satisfacción de los donantes y el 93 por ciento habla positivamente de la razón. Los detractores no son muchos, pero están focalizados en las personas en condición de discapacidad que Teletón nunca ha estado en capacidad de atender, particularmente los ciegos y los sordos, porque básicamente nuestra misión está en atender la discapacidad física y mental. ¿Por qué en esas dos? Porque el 90 por ciento de las personas discapacitadas del país las padecen.

Pero los detractores ni siquiera piden atención, ni oportunidad de rehabilitación, sino igualdad de derechos. ¿Qué mensaje les da?

Si una persona en situación de discapacidad física o mental solicita los servicios de la Fundación Teletón o el Instituto Roosevelt va a encontrar la mayor experiencia, los mejores médicos, con tecnología de punta. Pero si una persona con discapacidad visual solicita una atención en estas dos fundaciones no lo vamos a poder atender porque no tenemos los profesionales ni la experiencia, sería atrevido y mentiroso hacerlo. Son ellos los que se han quejado porque sienten una exclusión. Yo entiendo desde la óptica común que alguien diga, oiga, estos están pidiendo plata, pero esa es nuestra misión.

SALUD

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.