¿Qué hay detrás de la moda del rejuvenecimiento vaginal?

¿Qué hay detrás de la moda del rejuvenecimiento vaginal?

Son procedimientos que han estado bajo la lupa y que deben ser hechos por profesionales expertos.

Flor

Los distintos métodos de rejuvenecimiento vaginal buscan mejorar el aspecto y algunos problemas médicos de esta parte del cuerpo femenino.

Foto:

iStock

Por: Salud
28 de enero 2019 , 09:00 a.m.

Al caminar erguidos, el peso de los órganos del abdomen es sostenido por un embudo de tejidos blandos y músculos que conforman el piso pélvico. En el caso de las mujeres, factores como la gestación y las modificaciones propias del embarazo y el parto terminan por deteriorar las características y la firmeza de los tejidos de esta zona.

Cuando eso ocurre, aparecen las técnicas de rejuvenecimiento vaginal para recomponer su forma y su función, explica Jorge Alberto García, presidente de la Asociación Colombiana de Ginecología Urológica (Ascogur) y pionero en el país en este tipo de procedimientos. Algunas de esas técnicas se hacen con láser u otro tipo de energías, agrega García; tecnologías recientes que, si bien tienen buena cantidad de estudios de respaldo, no son inocuas y aun hoy se estudia su eficacia.

Los riesgos y resultados no solo dependen del entrenamiento de los profesionales de la salud, de los antecedentes del paciente y sus condiciones particulares, pues los dispositivos con los que se realizan los procedimientos son igualmente importantes.

“Existen equipos con buena cantidad de estudios y suficiente soporte científico, que permiten el aval de autoridades como las europeas y el propio Invima en nuestro país. Es importante utilizar estos y no otros equipos que aún no cuentan con estos requisitos”, afirma.

Preocupación

Justamente por eso, en julio del año pasado, la Agencia de Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) lanzó una advertencia a las mujeres de ese país, relacionada con los riesgos por procedimientos para rejuvenecimiento vaginal que usan dispositivos con láser y radiofrecuencia.

En concreto, de acuerdo con la agencia, “la seguridad y eficacia de estos dispositivos no ha sido evaluada ni confirmada para el rejuvenecimiento vaginal”, y agrega que, además de las declaraciones de salud engañosas que se hacen sobre estos usos, dichas intervenciones “conllevan grandes riesgos”.

“Recientemente, nos enteramos de un número creciente de fabricantes que comercializan dispositivos de rejuvenecimiento vaginal para las mujeres, afirmando que estos procedimientos tratarán afecciones y síntomas relacionados con la menopausia, la incontinencia urinaria o la función sexual. Las intervenciones usan láseres y otros dispositivos que emplean energía para destruir o reconfigurar el tejido vaginal. Estos productos conllevan graves riesgos y carecen de pruebas suficientes que respalden su uso. Estamos sumamente preocupados de que se esté causando un daño a las mujeres”, escribió Scott Gottlieb, comisionado de la FDA.

La preocupación se centra en que si bien la FDA ha aprobado o autorizado dispositivos láser o que usan energía para el tratamiento de afecciones graves como la destrucción de tejido cervical o vaginal anormal o precanceroso, así como de verrugas genitales, la seguridad y eficacia de estas técnicas no ha sido evaluada ni confirmada para el rejuvenecimiento vaginal.

Y prueba de ello, dice la FDA, es que se han recibido denuncias y artículos publicados sobre los efectos adversos. “Hemos encontrado un gran número de casos de quemaduras vaginales, cicatrices, dolor durante el coito y dolor recurrente o crónico (…). La comercialización fraudulenta de una intervención peligrosa que no tiene ningún beneficio comprobado para, por ejemplo, las mujeres que han recibido tratamiento contra el cáncer es algo atroz”, agrega Gottlieb. Como parte del control que realizan este tipo de agencias, la FDA incluso notificó sus preocupaciones a siete fabricantes de dispositivos (Alma Lasers, BTL Aesthetics, BTL Industries, Cynosure, InMode, Sciton y Thermigen) y les pidió entregar más información sobre los procedimientos.

EL TIEMPO consultó al Instituto de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), la autoridad sanitaria responsable de estos temas en Colombia. La entidad precisó que hoy en el país se han entregado seis autorizaciones de comercialización de equipos biomédicos con usos ginecológicos terapéuticos, entre ellos dos de rejuvenecimiento vaginal; que a la fecha no se registra ningún reporte de eventos adversos asociados al uso de estas tecnologías y que tampoco existen alertas sanitarias relacionadas. Agregaron que como la FDA es uno de sus centros de referencia, deben tener en cuenta los conceptos técnicos y científicos que emita.

Existen equipos con buena cantidad de estudios y suficiente soporte científico, que permiten el aval de autoridades como las europeas y el propio Invima en nuestro país

Lo que dicen los ginecólogos estéticos

La Asociación de Ginecólogos Estéticos Colombianos reconoce que las intervenciones con láseres en los genitales aún carecen de indicaciones médicas precisas. Sin embargo, afirma que los tratamientos tradicionales no responden a síntomas como la sequedad vaginal, la flacidez, la picazón y el dolor durante las relaciones, abarcados dentro del síndrome genitourinario de la menopausia, lo que sí logran hacer las nuevas técnicas que, dicen, tienen respaldo científico y una década de trayectoria.

“Desafortunadamente, aparecen copias y dispositivos fabricados de la noche a la mañana; simples adaptaciones de plataformas tradicionales en dermatología, la gran mayoría de ellas sin un adecuado soporte científico y estudios de seguridad que, en manos irresponsables, se convierten en herramientas peligrosas que pueden generar efectos secundarios serios”, dicen.

¿Qué métodos o técnicas existen?

Rejuvenecimiento láser: son cirugías de corrección del piso pélvico orientadas a solucionar situaciones como el descenso de este y de los órganos que soporta, en busca de mejorar enfermedades y el ámbito sexual. Son procedimientos que deben realizarse en un quirófano con todas las medidas reglamentarias y de seguridad establecidas. Deben evitarse relaciones sexuales y practicar deportes como el ciclismo y la equitación durante, aproximadamente, seis semanas.

Tensado vaginal láser: se trata de un procedimiento no invasivo en el cual, sin anestesia ni incapacidad alguna, se usa tecnología láser para producir contracción de las paredes vaginales y mejorar su tono y producir en la mujer y su pareja una sensación de mayor estrechez. Esto porque mejora la fricción durante la relación sexual y, de paso, la calidad funcional sexual. Puede ser utilizado para aliviar ciertos tipos de incontinencia femenina y mejorar la lubricación vaginal en la menopausia. Su uso fue aprobado en Europa, pero aún no ha sido aprobado por la FDA.

Diseño vaginal láser: es la combinación de una cirugía conocida como ninfoplastia, con la tecnología láser para lograr mejoría funcional y estética, dependiendo de las necesidades de cada paciente. Consiste en la modificación quirúrgica de la vulva, parte externa de los genitales de la mujer, labios menores y mayores, el capuchón del clítoris y el llamado monte de Venus.

Blanqueamiento genital: con láser y preparaciones magistrales, se produce una despigmentación de la zona genital y las zonas cercanas manchadas.
Gimnasia vaginal: combina láser con ejercicios y terapias de rehabilitación del piso pélvico para fortalecer la musculatura. El láser ayuda a mejorar la calidad y tono de los tejidos blandos, y el entrenamiento contribuye a fortalecer esta musculatura. Esta gimnasia vaginal es una herramienta importante en las mujeres que se someten a cirugías, pues mejora el pronóstico y ayuda en el restablecimiento del control de esfínteres y de la función sexual de la vagina.

Es importante como método preventivo de incontinencia o laxitud vaginal en la mujer, ya que puede evitarse la necesidad de cirugías o procedimientos posteriores.

La mejor estrategia siempre es la prevención.

¿Quiénes lo necesitan?

Esto beneficia a mujeres que tienen sensación de vagina amplia o sensación de que algo sale por la vagina (sensación de masa vaginal) o que presentan incontinencia urinaria (salida involuntaria de la orina). Deben acudir al especialista en piso pélvico, quien debe tener formación previa en ginecología o urología. Los uroginecólogos son ginecólogos y obstetras que se han dedicado especialmente al estudio y tratamiento de las afecciones del piso pélvico.

¿Qué es el rejuvenecimiento vaginal láser?

Es una forma nueva de llamar a la modificación de un procedimiento médico originalmente diseñado para corregir problemas como el descenso anormal de la vejiga, el recto y/o el útero, pero que además pretende mejorar la vida sexual de las mujeres al “apretar la vagina” en aquellas pacientes que se quejan de sensación de vagina amplia, llamada médicamente síndrome de relajación o laxitud vaginal. Estos procedimientos mejoran tanto la estética como la funcionalidad de la vagina y la autoestima de la mujer.

REDACCIÓN SALUD
En Twitter: @SaludET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.