Sida: elimine estas bobadas / Sexo con Esther

Sida: elimine estas bobadas / Sexo con Esther

Hay que desmontar una serie de mojigaterías y falsas creencias en torno a esta enfermedad.

Día internacional del Sida

Hoy se puede vivir con el sida, pero lo mejor es evitar su contagio con comportamientos sexuales seguros.

Foto:

AFP

Por: Esther Balac
01 de diciembre 2019 , 11:46 a.m.

Aunque parezca que es llover sobre mojado, el Día Mundial del Sida, que se celebra este domingo, exige retomar un tema que nos compromete a todos.

Empiezo por decir que hay que desmontar una serie de mojigaterías y falsas creencias en torno a este asunto que, por estar arraigadas en algunas cabezas, incrementa el peligro que todavía encarna el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Dicho esto, hay que ser claros: portar el VIH no significa que se tenga sida. Para esto hay que entender que el virus ataca y destruye las células que tiene el organismo para defenderse, en un proceso lento en el cual los síntomas por lo general tardan en aparecer. Mientras que el sida, que ya es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, es la etapa tardía de la infección, en la que las alteraciones generadas por la pérdida de defensas se convierten en graves enfermedades. Así de simple, para no confundir.

Lea también: ¿Por qué detectar más casos le ha ayudado a reducir el VIH a Colombia?

Ahora, hay que dejar de lado la boba idea que ha llevado a muchos a pensar que el VIH ahora es curable. Pues no. Porque, aunque existen medicamentos que controlan la acción del virus haciendo más lenta su progresión, aún no existe un tratamiento eficaz que logre eliminar la infección por completo. Estamos ante una enfermedad crónica, mas no mortal, pero no quiere decir que no exista.

Si bien parece ridículo, tengo que reiterar que el VIH no se transmite por contactos casuales ni experiencias sociales como saludar, besar, compartir alimentos o bebidas, y mucho menos el baño, las duchas o la cocina. El virus solo se transmite por contacto sexual sin medidas de precaución, por vía sanguínea cuando se usan jeringas infectadas compartidas y de madre a hijo durante el embarazo, el parto o la lactancia.

Y aquí quiero ser clara: en la actualidad el virus no se transmite a través de transfusiones de sangre. A riesgo de que me descalifiquen, debo decir que las pruebas para detectar el virus en la sangre son absolutamente seguras y eficaces, lo que no deja ninguna rendija para contaminaciones. Digo esto porque muchos se niegan a recibir transfusiones o tratan de convencer a otros de que obtuvieron el mal por esta vía, lo cual es completamente falso porque se puede decir que esto pertenece a la prehistoria.

Sé que también puedo ser llevada al cadalso por decir que el riesgo de adquirir el virus a través del sexo oral es bajo, tanto que a la fecha no se ha documentado un caso legítimo de una persona que haya adquirido el germen de esta forma. Aunque sí existen sospechas, no pasa de ahí.

Los mosquitos que se alimentan de sangre tampoco son capaces de transportar el virus. Eso es completamente falso. ¿Y saben qué? Hoy se puede vivir con el sida, pero lo mejor es evitar su contagio con comportamientos seguros al ir a la cama, y para eso solo basta aplicar lo que todos saben. Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.