Sepsis, la complicación médica que mata a 20 personas por minuto

Sepsis, la complicación médica que mata a 20 personas por minuto

Según estudio, causa 11 millones de muertes al año, una quinta parte de todas las que ocurren.

Sepsis

La mortalidad por sepsis en países como Colombia puede alcanzar el 67 por ciento, según la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (AMCI).

Foto:

iStock

Por: Unidad de Salud
19 de enero 2020 , 10:00 p.m.

Sepsis viene de la palabra griega sipsis, que significa putrefacción, y por extensión se ha entendido en el mundo médico como infección. Y septicemia hace referencia a cuando esta ocurre en la sangre.

Estos dos cuadros, que hoy son explicados como complicaciones agudas de una infección, capaces de provocar fallas en múltiples órganos y llevar a la muerte, son una de las principales amenazas sanitarias que enfrenta el planeta.

Así quedó ratificado la semana pasada luego de que un estudio publicado en 'The Lancet' estableciera que cada año al menos 49 millones de personas en el mundo presentan estas complicaciones que desencadenan 11 millones de muertes.

Y si bien se encontró que las muertes relacionadas con estos cuadros eran 15 millones en 1990, lo que representa una caída en la mortalidad del 29,7 por ciento, aún son responsables de uno de cada cinco fallecimientos que se producen en el mundo (19,7 %).

(Le puede interesar: Cuatro enfermedades venéreas que deberían preocuparle más)

El estudio analizó datos provenientes de 195 países en el marco de la Carga Global de la Enfermedad y concluyó de manera dramática que más de 20 personas fallecen cada minuto por esta causa.

El valor de este trabajo, justamente, fue que dejó de considerar la sepsis como una causa secundaria de muerte y la ubicó como un factor determinante de enfermedad y mortalidad en un contexto epidemiológico. Bajo esta consideración se pudo hacer un análisis más objetivo que como primer resultado recontabilizó las víctimas, que antes del estudio no pasaban de un millón al año.

Según la investigación, este cuadro, si bien muestra diferencias en todos los países de acuerdo con sus recursos y la calidad de la atención médica, presenta desenlaces significativamente similares en todas las regiones, con excepción del África subsahariana, donde las cifras son mayores.

La investigación tomó datos y los dividió por grupos de países diferenciados según sus ingresos (bajos, medios y altos) e hizo inferencias a partir las muertes registradas en bases de datos confiables.

Más sobre esta complicación

José Luis Accini Mendoza, presidente de la Asociación Colombiana de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (Amci), explica que ni Colombia ni América Latina cuentan con un registro sistemático que permita establecer las características epidemiológicas, microbiológicas y clínicas de la sepsis.

(Además: Científicos descubren los mecanismos de la metástasis del cáncer)

Se sabe, según el cirujano, internista e intensivista, que por esta causa se producen en la región cerca de 900.000 muertes al año, con una incidencia de 116 casos por cada 100.000. Sin embargo, señala que un diagnóstico rápido de esta complicación aguda y una intervención agresiva dentro de la primera hora puede reducir la mortalidad a la mitad.

Mónica Vargas, anestesióloga e intensivista, coordinadora de la sección sepsis, inflamación, prevención y control de infecciones de la Amci, explica a su vez que la mortalidad de esta condición está atada a deficiencias sanitarias que sirven de escenario perfecto para que las infecciones sean difíciles de controlar, como la calidad del agua, del aire y de los centros asistenciales.

¿Qué es la sepsis?

Es una condición causada por la respuesta del organismo a una infección severa, en la cual, como consecuencia de la presencia de una gran cantidad de gérmenes y la activación del sistema de defensa del enfermo, se liberan sustancias a la sangre que alteran la función de los principales órganos, lo que desencadena una falla en los sistemas y, consecuentemente, la muerte. En los casos graves, la mortalidad sobrepasa el 50 por ciento.

¿Qué causa la sepsis?

La sepsis se origina en la infección severa de un tejido u órgano causada por agentes patógenos (bacterias, hongos, virus o parásitos). Las más frecuentes se dan primariamente en los pulmones, abdomen y riñones. También se puede dar por la sobreinfección de áreas extensas de piel.

Cuando los focos primarios de la infección no son controlados con medidas antibióticas, los microorganismos pueden pasar al torrente sanguíneo, configurando lo que se conoce como septicemia, que a su vez hace que todos los tejidos y órganos sean irrigados por sangre infectada, lo que favorece la siembra de los patógenos en otras áreas.

¿Quién puede presentar sepsis?

Aunque se puede presentar en cualquier persona, existen grupos de mayor riesgo, como menores de un año y mayores de 65, embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas pulmonares y renales, cáncer, diabetes, cirrosis o con alteraciones de su sistema de defensas, como son los pacientes con VIH y trasplantados. También los que son sometidos a procedimientos quirúrgicos con infecciones adquiridas durante o después.

¿Cuáles son los síntomas?

Una persona con sepsis presenta los síntomas generados por el órgano primario que está infectado. Por ejemplo, tos, dificultad para respirar, alteraciones neurológicas o renales; además, en las primeras etapas de la infección puede haber fiebre, escalofrío, malestar general, dolor muscular y en la medida que avanza pueden presentarse fallas en los signos vitales como hipotermia, coagulación dentro de los vasos, caída de la tensión arterial, pérdida de conciencia y compromiso respiratorio severo.

¿Cómo se trata?

Una vez se hace el diagnóstico de sepsis, el inicio del tratamiento debe ser inmediato, pues el retraso incrementa la probabilidad de muerte. Esto incluye antibióticos administrados por vía intravenosa que sean efectivos contra los posibles gérmenes causantes de la infección. Dependiendo del tipo de infección que haya dado origen a la sepsis, puede ser necesario realizar un procedimiento para remover los gérmenes, drenar el pus y controlar el foco infeccioso con punciones o cirugías. Adicionalmente, si el cuadro ha progresado a un estado avanzado con compromiso de órganos, puede ser necesario administrar terapias de soporte. Entre ellas, medicamentos para mejorar la presión arterial, soporte ventilatorio y renal. Todo esto en una unidad de cuidado intensivo.

UNIDAD DE SALUD
Consulte aquí todas las noticias de la Unidad de Salud de EL TIEMPO.
Contáctenos a través de @SaludET, en Twitter, o en el correo salud@eltiempo.com.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.