Ejercicios de alta intensidad: de moda, pero no para todos

Ejercicios de alta intensidad: de moda, pero no para todos

Es un entrenamiento con secuencias potentes, quema grasas y pone a prueba la resistencia cardiaca.

Ejercicios de alta intensidad

Una de las ventajas de esta rutina es que se puede practicar en el gimnasio o en la casa.

Foto:

123RF

Por: Claudia González - El Mercurio (Chile) - GDA
17 de marzo 2018 , 10:15 p.m.

Mejores resultados en menor tiempo. Cualquier rutina o plan de ejercicios que ofrezca eso atrae la atención de miles de personas interesadas en mantener un buen estado físico y, en especial, bajar esos kilos de más.

Eso es lo que promete el entrenamiento por intervalos de alta intensidad (High Intensity Interval Training o HIIT), que se perfila como la principal tendencia deportiva para el 2018.

Así lo auguran los miembros del Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte (ACSM). Tal como en los últimos 12 años, el ‘Health & Fitness Journal’ de esa institución pública una lista con las prácticas y disciplinas que marcarán la pauta, y el HIIT lleva la delantera por mucho.

Corto e intenso

Como su nombre lo indica, se trata de rutinas de ejercicio cortas e intensas, seguidas de breves períodos de descanso o recuperación. Esta clase de entrenamiento –que se practica preferiblemente de manera grupal– es una combinación de ejercicios de alta intensidad de menor duración con ejercicios de baja intensidad, estos últimos usados a manera de descanso, que permiten no solo recuperar sino llevar el cuerpo a su máxima frecuencia cardiaca.

Existen varias modalidades, pero entre las más conocidas están el HIIT ‘core’ (dirigida a abdominales y espalda); el HIIT quemagrasa (busca aumentar el metabolismo del cuerpo para que, incluso cuando está en descanso, siga eliminando grasa) y el HIIT para tonificar los músculos.

Lo ideal, según los entrenadores, es que cada sesión no pase de media hora y tenga una periodicidad de tres a cuatro veces por semana, alternando los días, es decir, no hacerla en días seguidos.

La evidencia científica demuestra que este tipo de rutina, entre otras cosas, “aumenta la función cardiaca, beneficia la presión arterial y el control de peso, disminuye el nivel de glucosa y triglicéridos en la sangre y reduce el tejido adiposo”, afirma Diego Ruiz, administrador del gimnasio y el Laboratorio de Ciencias del Ejercicio de la Clínica Meds La Dehesa, de Santiago de Chile.

Una hora en 15 minutos

Aun cuando no es nueva (la disciplina surgió en los años 90 en Japón), fue en esta década que su popularidad comenzó a tomarse calles y gimnasios, concuerdan los expertos.

“Durante los últimos cuatro años ha tomado relevancia y vigencia”, afirma el doctor Edson Zafra, académico de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Santo Tomás y miembro de la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte.

“Abarca una multiplicidad de estrategias de entrenamiento, con tiempos que varían según el modelo escogido”, agrega Zafra, quien estima que una de las principales razones para su éxito es el ahorro de tiempo. “Una sesión de 15 minutos sería equivalente a una hora de actividad continua tradicional”, dice.

Una sesión de 15 minutos sería equivalente a una hora de actividad continua tradicional

La recomendación habitual de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece rutinas de al menos 150 minutos de actividad moderada cada semana para mantener una buena salud física.

“Si lo intensifica un poco, aumenta su frecuencia cardiaca y puede pasar de, por ejemplo, caminar a trotar, disminuyendo a 75 minutos la actividad física por semana”, dice el doctor Walter Thompson, presidente del ACSM y autor del informe.

“Es una buena manera de cumplir con las recomendaciones de actividad física de la OMS. Pero hay que tener cuidado con eso: cada vez que hace algo de alta intensidad, puede haber un mayor riesgo de lesiones”, sostiene Thompson.

Además de potenciales molestias musculoesqueléticas, por tratarse de un ejercicio aeróbico de alta intensidad “es absolutamente necesaria una evaluación médica antes de comenzar un entrenamiento de este tipo, en especial de la capacidad de respuesta que tiene el corazón”, enfatiza Zafra.

No apto para hipertensos

De hecho, este tipo de rutinas de ejercicios no está recomendado para personas hipertensas o que hayan sufrido enfermedades cardiacas, “debido a que llevan su frecuencia cardiaca al límite”, agrega Ruiz.

De acuerdo con los expertos, después de un tiempo de practicar este tipo de ejercicios el cuerpo se adapta en diferentes niveles, como el cardiovascular, el de fuerza, el de agilidad y el de flexibilidad, lo que lleva a que sienta menos cansancio en las actividades cotidianas y a prevenir lesiones.

Así mismo, las personas sedentarias podrían realizar los HIIT con ciertas adaptaciones, al igual que los obesos. Pero cualquiera que sea el caso, los especialistas deportólogos concuerdan en que el ejercicio debe ser siempre monitoreado por personal capacitado.

CLAUDIA GONZÁLEZ
EL MERCURIO (Chile) - GDA
En Twitter: @ElMercurio_cl

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.