Secciones
Síguenos en:
¿Qué es el queratocono y por qué es un mal peligroso y progresivo?
Rascarse el ojo

Que un joven se rasque con frecuencia los ojos puede ser señal de la aparición de este mal. Consulte a tiempo.

Foto:

iStock

¿Qué es el queratocono y por qué es un mal peligroso y progresivo?

Frotarse los ojos puede deformar la córnea de manera progresiva y alterar la visión para siempre.

Que una persona se rasque de manera permanente los ojos sin razón alguna debe ser un motivo de preocupación porque puede favorecer la aparición del queratocono, una enfermedad que cada vez afecta más a los jóvenes en el mundo.

Según el especialista Kierstan Boyd, de la Academia Americana de Oftalmología, “los médicos no saben con certeza por qué las personas pueden presentar queratocono. En algunos casos puede ser genético, y por eso una de cada 10 personas con queratocono tiene un familiar que también lo padece, pero también puede aparecer en personas durante su adolescencia hasta el principio de sus 20 años”.

Para el oftalmólogo Nelson Pinzón, miembro de la Sociedad Colombiana de Oftalmología, esta es una enfermedad silenciosa a la que hay que prestarle atención porque puede llevar a la pérdida progresiva de la visión.

(Lea también: Las cuentas de la llegada de vacunas contra el covid-19 a Colombia)

Pinzón dice que el queratocono es una alteración de la córnea en la cual se vuelve delgada y curva, generando miopía y astigmatismo que llevan a muy mala visión. Esta deformación aparece por una alteración del colágeno en la córnea, lo que permite su adelgazamiento, causando la forma cónica que cada vez es más progresiva si no se trata.

En muchos casos, el paciente piensa que tiene una miopía común o astigmatismo, y es realmente un queratocono, con la diferencia de que esta enfermedad es progresiva, la visión se continúa deteriorando, no es posible la corrección óptima con anteojos ni lentes de contacto y necesita tratamientos quirúrgicos”, agrega el oftalmólogo, e insiste en que esta condición puede agravarse por el frote continuo de los ojos.

Según la Clínica Mayo, el queratocono comienza a afectar a personas de entre 10 y 25 años y puede avanzar más rápido en los niños pequeños.

Para Pinzón, además de la edad, las personas con más riesgo son aquellas que tienen alergias oculares en la infancia, rascado frecuente de los ojos, herencia de la enfermedad, síndrome de Down, enfermedades del colágeno, miopía o astigmatismo, entre otros males, y tienen mayor predisposición a desarrollar la enfermedad, por lo que los ojos deben examinarse cuidadosamente para descartarla.

(Consulte: Vacuna de Sinovac: evidencia dice que es segura y eficaz)

Uno de los exámenes más frecuentes que se realizan para confirmar el diagnóstico es la topografía corneal, en la que a través de una cámara rotatoria se puede tener información acerca de la curvatura, el espesor y las elevaciones de la córnea, informando además los índices de riesgo del queratocono e incluso el grado avanzado de la enfermedad.

Antes, el manejo del queratocono consistía en mantener al paciente con lentes de contacto hasta que ya la córnea perdiera más sus características de buena calidad y se necesitara un trasplante.

Pero hablar de trasplante de córnea es mencionar una cirugía de alta complejidad con múltiples riesgos, entre ellos la posibilidad de rechazo del injerto trasplantado. “Por esto, el tratamiento del queratocono ha venido cambiando para beneficio de los pacientes”, dijo el oftalmólogo Pinzón.

El tratamiento depende del grado de desarrollo del queratocono del paciente, pues al detectarlo en etapas iniciales se puede tratar con una corrección de anteojos o lentes de contacto, y si sigue avanzando sin lograrse buenas agudezas visuales o con intolerancia a los lentes, se debe optar por alguna opción quirúrgica, campo en el que ha avanzado la oftalmología en el mundo”, dijo Pinzón.

Generalmente hay dos enfoques para tratarlo: retardar la progresión de la enfermedad y mejorar la visión.

(Tal vez le interese: Vacuna de AstraZeneca: sus beneficios son ampliamente mayores)

Para el especialista, si la enfermedad está aumentando, se puede indicar el entrecruzamiento del colágeno corneal para retardar o detener el avance. Esto consiste en utilizar riboflavina más luz ultravioleta, logrando dar más rigidez a la córnea y ayudando a reducir el riesgo de pérdida progresiva de la visión al estabilizar la córnea en las primeras etapas. Este tratamiento es uno de los más recientes y tiene el potencial de evitar que se necesite un trasplante. Sin embargo, no revierte el queratocono ni mejora la visión. Simplemente detiene el avance.

Otra alternativa es el uso de segmentos intracorneales (anillos dentro de la córnea) para estabilizar el queratocono e incluso mejorar la visión, según Pinzón. Además, está el entrecruzamiento corneal con el láser correctivo de visión tanto para combatir la progresión del queratocono como para mejorar la agudeza visual.

Los síntomas

Tanto la Clínica Mayo como la Academia Americana de Oftalmología dicen que la visión borrosa y distorsión de las imágenes son los primeros síntomas del queratocono y aparecen normalmente al final de la primera década y a principios de la segunda. La enfermedad a menudo progresará lentamente durante 10 o 20 años.

Cada ojo puede estar afectado en grado diferente. La córnea se va adelgazando y deformando, ocasionando una miopía y un astigmatismo cada vez más elevados que no se corrigen efectivamente con gafas o lentes de contacto, por lo cual es necesario descartar el queratocono.

Algunos consejos

Los expertos de la salud visual y oftalmólogos insisten en lo importante que es seguir los síntomas para tratar el mal a tiempo, así que tenga en cuenta estas recomendaciones:

  1. Realizarse el examen periódico de la agudeza visual.
  2. Consultar ante variaciones significativas de la capacidad para ver.
  3. Utilizar las correcciones ópticas de manera permanente.
  4. En casos de miopía y astigmatismo, realizar una topografía corneal.
  5. No frotarse los ojos.
  6. Si tiene el diagnóstico, no lo subestime y póngase en manos de un especialista.

UNIDAD DE SALUD

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.