Subió a más de 300 el número de quemados por pólvora en el fin de año

Subió a más de 300 el número de quemados por pólvora en el fin de año

Desde el 1 de diciembre van 756 colombianos heridos con estos explosivos; 249 son menores de edad.

Quemados con pólvora

La manipulación sigue siendo, de hecho, el principal factor de riesgo en el uso de pólvora.

Foto:

Jaime Moreno / Archivo EL TIEMPO

Por: Unidad de Salud
03 de enero 2020 , 10:03 p.m.

El más reciente boletín del Instituto Nacional de Salud (INS), publicado en la mañana de este viernes, reveló que en las fiestas de fin de año (31 de diciembre y 1 de enero) al menos 300 colombianos resultaron lesionados por el uso de la pólvora, muy por encima de las cifras conocidas preliminarmente.

En realidad, a medida que las entidades territoriales hicieron las notificaciones de casos, el número subió en cerca de 100 respecto al dato conocido en la tarde de este jueves y según conoció EL TIEMPO seguirá aumentando, pues aun no se recopila toda la información.

Ante ese panorama, se teme que las celebraciones de 31 de diciembre y 1 de enero que acaban de pasar sean de las más críticas en cuanto al número de víctimas de la pólvora desde que el Instituto Nacional de Salud hace vigilancia intensificada. En las fiestas de fin de año que dieron bienvenida al 2019 se contaron 308 lesionados, en las del 2018 fueron 286 y en las del 2017 la cifra llegó a 333.

Preocupa igualmente a las autoridades de salud que en total 756 colombianos han sido víctimas del flagelo de la pólvora desde el 1 de diciembre pasado, apenas 6 por ciento menos que la cifra que se registraba a esta altura de enero pasado (800).

De hecho, el número de adultos heridos con quemaduras, laceraciones, contusiones o amputaciones aumentó 1 por ciento frente al 2018-2019.

Y asimismo se ha incrementado el número de mayores de edad lesionados por pólvora que estaban bajo los efectos del alcohol: van 226, casi la mitad de los casos en este grupo de población.

Las regiones en deuda

Tal como dejan ver las estadísticas entregadas por el INS, es especialmente grave lo que está ocurriendo en Bogotá, donde los quemados por la pólvora han crecido en 109 por ciento frente al periodo anterior y ya son 48 los heridos por esta causa, 14 de ellos menores de edad.

La preocupación es grande, según reconoce el recién posesionado secretario de Salud de la capital, Alejandro Gómez, porque los esfuerzos en materia de prevención no han funcionado para reducir los casos y estos se han disparado en localidades como Ciudad Bolívar, Usme y Kennedy, donde se concentran las víctimas.

“Debemos revisar hacia el futuro cómo trabajar este problema. Hay que insistir desde las autoridades y los medios de comunicación en el mensaje de que ninguna euforia momentánea que pueda generar la pólvora vale las secuelas de por vida a las que se exponen quienes resultan quemados”, le dijo el funcionario a este diario.

En Medellín, igualmente, se han registrado 20 lesionados por esta causa, tres más que el periodo de vigilancia pasado, y en Antioquia el aumento llega al 42 por ciento, con 91 lesionados.

En el Valle del Cauca, aunque se registra una disminución del 18 por ciento, la cifra de quemados ya se ubica en 86 y en el Tolima el dato se ha incrementado 97 por ciento, hasta 75 ciudadanos heridos.

Lo positivo

En medio de estas cifras sobresale la caída de 16 por ciento en los menores de edad víctimas de la pólvora, un número que se sitúa en 249.

Asimismo, el ministro encargado de Salud, Iván Darío González, destaca la disminución de casos que se registra en 22 de las 38 grandes entidades territoriales que notifican casos al Instituto Nacional de Salud.

Los que más destacan en la reducción de quemados son Atlántico (-84 %), Sucre (-55 %), Huila (-45 %), Cundinamarca (-44 %), Santander (-41 %), Risaralda (-41 %) y Quindío (-40 %).

“Aunque la reducción es realmente significativa en estas regiones comparada con el periodo anterior, no podemos bajar la guardia y debemos mantener la vigilancia intensificada y el trabajo en equipo”, indicó González.

Un frente clave en el que hay que trabajar, a juicio del ministro (e), es el de la mezcla de consumo licor con la manipulación pólvora y la presencia de niños.

“La gran invitación es a que este fin de semana, que es el último en el que haremos vigilancia intensificada y es crítico por las festividades de Reyes, los nuevos gobernantes y secretarios de Salud en todo el país refuercen las medidas para ver si logramos ampliar la reducción”, remató González en diálogo con EL TIEMPO.

Valga decir que el periodo de vigilancia intensificada del INS termina el 11 de enero y la meta a superar es tener menos casos que los 827 registrados entre diciembre del 2018 y enero del 2019.

UNIDAD DE SALUD@SaludET

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.