El emblemático caso que llevó a prohibir el asbesto en Colombia

El emblemático caso que llevó a prohibir el asbesto en Colombia

La ley que acaba de aprobar el Congreso lleva el nombre de Ana Cecilia Niño.

Ana Cecilia Niño

Ana Cecilia Niño dio a conocer su caso en EL TIEMPO en noviembre del 2014.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Por: Salud
12 de junio 2019 , 12:20 p.m.

El 2 de agosto del 2017, la senadora conservadora Nadia Blel radicó en el Congreso la ley 'Ana Cecilia Niño', que acaba de ser aprobada y a la que le restan dos pasos para prohibir toda producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquiera de las variedades del asbesto y de los productos elaborados con dicho mineral en el territorio nacional.

Lleva ese nombre en honor a la periodista que batalló varios años contra el uso de este material, el cual le causó un cáncer en los pulmones. Ana Cecilia Niño es, sin duda, el caso más representativo de los efectos del asbesto en la salud en el país.

En noviembre del 2014 su nombre apareció por primera vez en los medios. En este diario denunció la negligencia de la EPS Compensar con su caso.

A pesar de llevar varios meses con dolores en la espalda y el pecho y de sentirse ahogada cuando caminaba, en la consulta médica le dijeron que era un espasmo muscular y que debía “regresar tranquila para la casa”.

En ese entonces, cuando tenía 38 años, aún no sabía que padecía mesotelioma, un cáncer en los tejidos de los pulmones que se originó por culpa del asbesto.

Esta enfermedad se da luego de un derrame pleural, es decir, una acumulación de líquido en las capas de los tejidos de los pulmones y la cavidad torácica.

Ana Cecilia la adquirió por vivir durante 17 años en Sibaté, cerca de una fábrica que utiliza el asbesto y que almacenaba tejas al aire libre.

El diagnóstico, en todo caso, fue un suplicio para Ana Cecilia. Le hicieron terapias y radiografías, pero los dolores eran cada vez más insoportables. Y solo cuando un familiar médico le aconsejó hacerse una radiografía de tórax descubrió su enfermedad.

¿Si una paciente recurre más de dos veces por el mismo dolor, por qué no revisan?

“El fisiatra ni siquiera se tomó la molestia de ponerse el aparato y revisarme los pulmones. Cuando estuve hospitalizada en la clínica Méderi, los mismos aprendices me decían que cómo no se habían dado cuenta si el corazón se escucha de una forma y el pulmón de otra. Mi pulmón izquierdo ni se escucha porque lo tengo reducido a un 2 por ciento. ¿Si una paciente recurre más de dos veces por el mismo dolor, por qué no revisan?”, le dijo Ana Cecilia a EL TIEMPO en ese entonces.

Para rematar, la mujer tuvo que acudir a las instancias judiciales para garantizar su atención. Compensar la excluyó del plan complementario que pagaba su esposo por supuestamente no informar su padecimiento antes de vincularse.

"Es injusto porque cuando yo me afilié no tenía ni idea de esa enfermedad. Aparte de que no me atienden bien, ahora hacen esto", señaló Ana Cecilia, quien al final ganó una tutela que le dio la razón y le garantizó su atención.

Ana fue una mujer incansable, porque ni su enfermedad la detuvo nunca

Ana Cecilia comenzó su tratamiento. Recibió decenas de quimioterapias y radioterapias, además de complicadas cirugías, pero el cáncer no mermaba. Con las fuerzas que le quedaban llevó su caso a los medios de comunicación reclamando la eliminación del asbesto en el país. Incluso presentó la denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Luego de unos meses regresó a Duitama junto a su esposo y su hija, que tenía tres años en ese entonces.

El domingo 8 de enero del 2017, Ana Cecilio Niño falleció. A sus 42 años y con la plena convicción de que su lucha daría frutos, tal como recuerda hoy su esposo Daniel Pineda, físico de profesión. “Ana fue una mujer incansable, porque ni su enfermedad la detuvo nunca”, afirma.

Ana Cecilia Niño

En enero del 2017, en la catedral de Duitama, se llevó a cabo el funeral de Ana Cecilia Niño.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Daniel le prometió a Ana Cecilia que haría lo imposible para lograr que se prohibiera el asbesto en Colombia, para que se redujeran las cerca de 300 muertes que cada año se producen en el país por el contacto con esta fibra.

“La misión está cumplida dos años y medio después”, remata Daniel.

SALUD

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.