¿Cómo probaría que el papel de las EPS ha sido vital en la pandemia?

¿Cómo probaría que el papel de las EPS ha sido vital en la pandemia?

Gustavo Morales, presidente de Acemi, que agrupa a las EPS, destaca su papel durante la crisis.

Gustavo Morales, presidente de Acemi, que agrupa a las EPS, destaca su papel en la pandemia.

Gustavo Morales, presidente de Acemi, que agrupa a las EPS, destaca su papel en la pandemia.

Foto:

Milton Díaz. EL TIEMPO

Por: María Isabel Rueda
02 de agosto 2020 , 10:41 p. m.

¿Cuál es el criterio de una EPS para ordenar un examen de covid-19 o para no hacerlo?

Los criterios no los define la EPS, sino el Gobierno, a través de unos lineamientos del Ministerio de Salud, que han ido cambiando a medida que avanza la pandemia y la ciencia va progresando. Era equivocada la idea de que había que hacerle pruebas a todo mundo. Quedó claro, uno, que ya no es necesario hacerle la prueba a quien estuvo oficialmente declarado como contagiado, se confinó 14 días y los síntomas ya pasaron. Hasta hace un par de semanas, a esa persona había que hacerle una segunda prueba, ya no.

(Le puede interesar: Hay 320 nuevas muertes por covid-19; los recuperados ya son 167.239)

¿Qué otros criterios han variado?

Dos, si es familiar de un contagiado y vive con él, tiene que presumir que tiene covid-19 y debe aislarse y avisarles a sus contactos, sin necesidad de prueba. Y, en una etapa en la que ya estamos, que se llama propagación comunitaria de la epidemia, ya las pruebas dejan de ser en general tan importantes. El mensaje que sí es importante, y ojalá esto se pudiese destacar, es: si usted ha estado cerca de un contacto cercano, si tiene la intuición de que es sospechoso, compórtese como si tuviera covid-19, aíslese y avíseles a sus contactos.

Hay quejas sobre la demora en las pruebas cuando sí son importantes. ¿Están tratando de acortar la entrega de resultados?

Me atrevo a decir que en la última semana ya se empieza a ver una mejoría. Pero hablemos del problema estructural. El superintendente de Salud dijo, en su informe de hace una semana larga, que en promedio, el sistema de salud estaba logrando entregar resultados en tres días, 72 horas, que está muy cerca de lo deseado. O sea que al grueso de la población estamos entregándole el resultado cuando es útil y cuando se espera.
Pero, por supuesto, en una situación en la que nunca, ni este país ni en ningún otro, se había tenido que practicar pruebas tan complejas, que requieren tanta filigrana logística, pues hay fallas y hay demoras en el transporte, hay escasez mundial de reactivos. Y la lectura de estas pruebas no es fácil, requiere una experticia técnica de profesionales que han estado trabajando 24 horas, 7 días a la semana, y no dan abasto. Por eso, la importancia de redefinir las prioridades de las pruebas. Y se ha aprobado el uso de otro tipo de pruebas, como las de antígenos.

(Además lea: ‘Se viene lo más difícil para Bogotá, Medellín y Cali': Minsalud)

El mensaje que es importante,
y ojalá se pudiese destacar, es: si usted tiene la intuición de que es sospechoso, compórtese como si tuviera covid-19, aíslese y avíseles a sus contactos

¿Son las mismas pruebas de anticuerpos?

Son distintas. Las de anticuerpos o serológicas, de moda hace unos meses, son las que dicen si se tuvo el virus. Para saber si se tiene el virus, la prueba estándar es la famosa PCR, que es complicadísima. Pero hace unos días, el ministerio autorizó que para saber si se tiene el virus, también sirve la prueba de antígenos.

¿Y eso va a aliviar mucho la carga en los laboratorios?

Claro, porque es mucho más sencilla de procesar. Entonces, sí hay demoras con las pruebas, pero gracias a que las EPS entraron a colaborar con el Gobierno cuando empezó la pandemia, porque en un principio no estaba previsto que lo hicieran, las leyes no lo permitían, fue que pudimos ampliar la capacidad de los laboratorios privados.

De lo contrario, habríamos dependido, como era muy al principio de la pandemia, del laboratorio del INS y de los laboratorios de los departamentos, y ahí, habríamos quedado muertos.

Gracias a ello, las EPS estaban haciendo 35.000 pruebas diarias en todo el país a finales de la semana pasada. En total, Acemi ha hecho casi 700.000. Eso es una barbaridad. Pero, por supuesto, nos creó un trancón calle abajo en los laboratorios, que estamos empezando a superar.

(También lea: 'Colombia podría ser lugar de experimentación de vacuna de covid-19')

Me deja despistada cuando dice que no estaba supuestamente pensado que hubiera esa colaboración entre las EPS y el Gobierno. ¿Cómo así?, ¿en medio de una pandemia?

Le explico. Como están escritas la Ley 100 y la Ley 715, en caso de una epidemia o de una emergencia de salud pública, los que deben hacer la vigilancia epidemiológica son el Instituto Nacional de Salud y las autoridades departamentales.

A las EPS lo que les corresponde es atender a los enfermos. Pero la vigilancia epidemiológica, que pasa por tomar la muestra, procesar las pruebas, hacer el rastreo de contactos, cortar el nexo epidemiológico, todo lo que hemos aprendido en estos días, eso no les correspondía a las EPS por ley. Y, de hecho, esas leyes siguen vigentes. Si nos pusiéramos de juristas y quisiéramos aplicar las leyes a la letra, no hubiéramos podido asumirlas.

Simplemente estarían esperando órdenes de atender a los enfermos, no estarían detectando los casos...

Por fortuna, el Gobierno se dio cuenta de que solo no iba a poder. Entonces, ordenó que las EPS intervinieran en esta parte, que no estaba previsto en la ley. Pero, obviamente, nos pusieron a hacer cosas que no estaban previstas, y que nos tocó aprender. Ahora, mejor tener ese desafío y que haya fallas cumpliéndolo que cruzarnos de brazos y no hacerlo.

También hay quejas de que a los pacientes no covid les están difiriendo sus citas hacia septiembre u octubre…

Por supuesto que ha habido algunos procedimientos y citas de control, así como cirugías selectivas, que postergamos por decisión de las autoridades. Pero el grueso de esos pacientes se siguieron atendiendo, por lo menos en las diez EPS que están en Acemi... Hemos hecho 740.000 atenciones domiciliarais desde que empezó la pandemia. Cinco millones y medio de atenciones por telemedicina en cuatro meses. En un mes típico no se hacían más de veinte mil de ese tipo de consultas.

(Le recomendamos: Ya nadie puede ver al covid-19 como una amenaza lejana)

Pero ¿no hay cerca de 35 EPS en todo el país? ¿La asociación solo tiene diez?

Lo que pasa es que el grueso son del régimen subsidiado y Acemi representa a las del régimen contributivo. Y de esas, en este momento no tenemos a Medimás, a la que suspendimos por razones conocidas, y a Coomeva, que se retiró hace unos meses. Quedamos con las diez de mostrar.

Hay intensivistas que se quejan de lo engorroso que es llenar el Mipres en medio de esta pandemia…

El Mipres es una plataforma que se aplica exclusivamente para aquellos servicios que no están en el plan de beneficios. El tratamiento de un enfermo de covid-19 sí está, porque se considera una enfermedad respiratoria aguda. Pero las pruebas, como no nos tocaba hacerlas a nosotros, no estaban en el plan de beneficios, y ahí sí toca hacerlo por Mipres. Eso es una cosa masiva y muy engorrosa… Esperamos que el Gobierno nos libere de esa obligación.

¿Qué me dice de la crisis de las clínicas y hospitales por reducción de servicios distintos al covid-19?

A las clínicas les pedimos que se alistaran para el covid-19, que crearan nuevas camas de UCI, al tiempo que les pedimos a los pacientes no prioritarios no utilizar sus servicios y, por lo tanto, se les bajaron los ingresos. La ayuda más importante vino de una medida del Gobierno que se discutió mucho, y es que les van a pagar por sostener la infraestructura latente.

¿Cómo ha funcionado, en medio de la pandemia, la ley de punto final?

Punto final es el mecanismo previsto para que el Estado se ponga al día con las deudas que tiene con el sistema. Todavía el Gobierno no ha girado un solo peso de punto final. Eso pasa por unos ajustes tecnológicos, por la precisión de unas normas jurídicas sobre qué facturas se van a pagar y cuáles no, y por contratar una auditoría. Se espera que los primeros dineros de punto final empiecen a fluir en septiembre.

¿Las EPS están a paz y salvo con los hospitales hoy? ¿Cuánta plata les ha girado el Gobierno?

En nuestros estimativos, alrededor de 8 billones. Y nosotros les hemos pagado a la red prestadora, a los proveedores y a los laboratorios, ocho billones setecientos mil pesos. Quiere decir un 19 % más de lo que hemos recibido. Fue un esfuerzo enorme para, justamente, ayudar a la liquidez de los hospitales y las clínicas.

Muchos congresistas andan diciendo que cuando termine esta pandemia van a tener que desaparecer las EPS…

La pregunta que hay que hacerse es: ¿cómo nos habría ido con la pandemia sin EPS? Como le explicaba ahora, en el tema de vigilancia epidemiológica, al Gobierno le tocó apoyarse en las capacidades de las EPS para poder responder en semejante terremoto.

Y las EPS han sido las que han permitido el fortalecimiento de los hospitales y las clínicas, la ampliación de las UCI, la coordinación de la compra de equipos y demás, porque ellas integran redes diversas.

Al país le ha ido mejor gracias a que existe la flexibilidad, la capacidad de innovación, de reacción de unos organismos privados como las EPS

¿Cuántas vidas estamos logrando salvar en una pandemia como esta? Las EPS son organizaciones privadas al servicio de un servicio público que se llama la salud. Al país le ha ido mejor gracias a que existe la flexibilidad, la capacidad de innovación, de reacción de unos organismos privados como las EPS, frente a una urgencia pública.

Las EPS han introducido mecanismos innovadores de atención a los pacientes covid-19, mucho antes de que el ministerio los autorizara.

¿Cómo habría sido la ampliación de los laboratorios, la contratación del ejército de personas que están tomando muestras, solamente aplicando la Ley 80 y la contratación pública y las licitaciones? Nos habríamos enloquecido.

(Le recomendamos: Lidiar con la muerte, ¿un paisaje para los colombianos en la pandemia?)

¿Quién paga realmente lo que vale un paciente covid? ¿Son las EPS o es el Estado?

Buenísima pregunta. En principio, está previsto que los pacientes covid-19 los atienden las EPS, con sus ingresos rutinarios, que es la famosa UPC, la prima que nos pagan mensualmente para atender a nuestros afiliados.

Ahora bien, como cuando se definió la prima no existía el covid-19, entonces el Gobierno, con buen criterio, dijo: si los casos covid-19 llegan a superar el número de frecuencias que se utilizaron para calcular la prima del 2020, cuando se supere esa frecuencia, el Estado va a pagarles directamente a los hospitales los casos covid. Aún no hemos llegado a ese punto.

Si llega a coparse la capacidad de los hospitales, ¿las EPS estarían en capacidad de atender a los pacientes en sus domicilios?

Es un poco al revés. Gracias a la atención domiciliaria es que estamos logrando evitar que los hospitales se copen. Hacemos un gran esfuerzo en detectar los casos a tiempo, medir el oxígeno en casa y monitorear a través de la telemedicina, para que los pacientes no lleguen al hospital. Y aunque estamos aguantando la respiración y cruzando los dedos, yo creo que, mal que bien, lo estamos logrando.

Aguantando la respiración sí estamos… (risas)

Estamos en el pico…

¿Cómo son las relaciones con la alcaldesa de Bogotá?

La admiro y le tengo aprecio personal. Nos ha regañado en ocasiones injustamente, pero reconozco que se sienta a trabajar para buscar soluciones.

Las EPS están obligadas a proporcionar la Ivermectina, como recomienda el alcalde de Cali?

No. Las EPS no hacen nada que no ordene el médico. Hasta donde entiendo, esa fórmula no cuenta con la aprobación ni de las autoridades ni de las sociedades científicas. Pero mi discrepancia con el alcalde de Cali es otra, y es que él cree que la solución a los problemas pasa por denuncias penales. Ninguna pandemia se ha resuelto en un juzgado.

Y supongo que la Contraloría los está molestando mucho también…

Más que criticarlo o elogiarlo, le haría al Contralor una invitación a que se siente a trabajar con nosotros y le explicamos qué estamos haciendo con los recursos que nos gira el Estado para enfrentar este tema de las pruebas, lo que le preocupa a él en este momento.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.