Secciones
Síguenos en:
'Guerre des masques'
tapabocasaumento

Los precios de los tapabocas quirúrgicos en el país aumentaron 531%

Foto:

Mauricio Moreno. EL TIEMPO

'Guerre des masques'

Hay una lucha en el mercado por conseguir tapabocas y recursos médicos para combatir el covid-19.

Esta expresión fue acuñada en Francia por la controversia que generó el impase surgido cuando nacionales de otro país compraron en la pista de un aeropuerto chino un cargamento de tapabocas quirúrgicos que habían adquirido algunas regiones francesas, ofreciendo un precio varias veces superior.

Estos hechos son parte de la guerra imperante en el mercado mundial de productos e insumos para combatir el coronavirus. Las dramáticas imágenes de países en los que colapsó la infraestructura de salud generaron pánico y un desmesurado crecimiento de la demanda de esos bienes.

Pero los productores tradicionales no tienen la capacidad instalada para responder con una mayor oferta en el corto plazo. El resultado ha sido una creciente escasez, incrementos exorbitantes de los precios, entrada de productores inexpertos, desarrollo de prácticas poco competitivas y adopción de medidas proteccionistas que enrarecen aún más el ambiente.

Un estudio de Kearney muestra que los precios están subiendo como la espuma, por esa guerra, y Colombia no es la excepción.

Entre enero y abril los precios de los tapabocas quirúrgicos en el país aumentaron en 531%; los de los tapabocas N-95 en 262%; las batas médicas desechables en 173%; y los guantes de látex en 66%. Muy ilustrativo es el caso de los ventiladores mecánicos VG70, requerido para las UCI, con un incremento del 142%.

Además de los impases ocurridos a los franceses, españoles y canadienses entre otros, se observan prácticas como el cambio de precios después de negociado un contrato, problemas de calidad, robos y hasta estafas.

Le puede interesar (Tecnología, la gran aliada en la lucha contra el coronavirus)

Se registran situaciones insólitas, como, por ejemplo, el caso de un proveedor de tapabocas que le recomendó al comprador poner escoltas a los contenedores desde la fábrica hasta la llegada al país importador, por los riesgos de asalto durante el trayecto.

Diferentes gobiernos restringen las exportaciones de sus empresas productoras de elementos de salud, forzándolas a atender primero el mercado interno; como la producción de varios de ellos está altamente concentrada en unos pocos jugadores, los impactos son más dramáticos.

Los productores tradicionales no tienen la capacidad instalada para responder con una mayor oferta en el corto plazo

En ese contexto ha resultado muy complejo y oneroso el proceso de abastecimiento para muchos países, entidades multilaterales, clínicas y hospitales, especialmente de las economías en desarrollo.

En el caso de Colombia, a pesar de las dificultades hemos logrado una buena provisión que ya empieza a llegar. Pongo el ejemplo de los ventiladores, que nos permiten crecer las UCI disponibles. En los meses pasados, con gran esfuerzo del Ministerio de Salud, se compraron 2.767 unidades; recibimos los primeros 92, en junio llegarán otros 566, en julio 1.370, y entre agosto y septiembre 739.

Le sugerimos leer (Coronavirus: la pandemia que nos cambió la vida)

Así mismo, estamos en proceso de compra de 3.200 unidades adicionales, que esperamos tener en el país entre junio y julio. Y ya se han adquirido 15 millones de tapabocas quirúrgicos, 11,9 millones de tapabocas de alta eficiencia (N-95), 16.9 millones de guantes, entre otra cantidad importante de batas antifluido y gafas, que harán parte de la reserva nacional que distribuiremos en las regiones según las directrices del Ministerio de Salud.

Esto ha sido posible porque ganamos un tiempo valioso con la decisión del gobierno de imponer una cuarentena inteligente.

La reducción de la velocidad de contagio del covid-19 se refleja en moderados índices de ocupación de UCI, y en la ampliación de su oferta para el momento del pico de la pandemia; por eso, no bajamos la guardia y seguimos trabajando con ahínco en la concreción de otras compras esenciales. Lo anterior con un solo obejtivo: salvar el mayor número de vidas en los momentos más difíciles.

LUIS GUILLERMO PLATA
PARA EL TIEMPO
GERENTE PARA LA ATENCIÓN INTEGRAL DE LA PANDEMIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.