Medicina biorreguladora: conocer el cuerpo para ayudarlo a sanar

Medicina biorreguladora: conocer el cuerpo para ayudarlo a sanar

El chileno Alejandro Stevens es una autoridad en este polémico y criticado campo. Estará en Bogotá.

Alejandro Stevens, médico especialista en salud pública

Alejandro Stevens, médico especialista en salud pública.

Foto:

Archivo particular

Por: Catalina Gallo
14 de octubre 2018 , 10:20 p. m.

Alejandro Stevens, médico cirujano, pediatra y especialista en salud pública, explica en qué consiste la visión de la salud y la enfermedad según la llamada medicina biológica.

Stevens es médico cirujano egresado de la Universidad de Concepción, en Chile, su país de origen; es pediatra, neurólogo infantil y magíster en salud pública y epidemiología y ha encontrado en lo que él llama la medicina biorreguladora las respuestas a la enfermedad y a la salud en los seres humanos.

Actualmente es el director médico del Centro de Medicina Biológica de Chile y estará en Colombia como conferencista en el evento Expovital, que se celebrará en Bogotá entre el 19 y 20 de octubre y que estará dedicado a temas como alimentación consciente, salud y bienestar.

Allí explicará de qué se trata el campo en el que se desempeña. Un campo, valga decirlo, polémico y criticado por los estudiosos de la medicina convencional, que señalan que este tipo de medicinas alternativas no cuenta con evidencia científica y que, por tanto, no se puede comprobar su efectividad.

Incluso, el Ministerio de Sanidad de España, recientemente, afirmó que este tipo de tratamientos “son un riesgo para la salud de los ciudadanos” y destacó “que la homeopatía forma parte de las terapias basadas en la pseudociencia”, en un documento en el que le pidió a la Unión Europea cambiar la legislación al respecto.

Y la medicina biomolecular –lo aclarará más adelante Stevens– acude a medicamentos homeopáticos. Luego, aclarará también que el campo en el que trabaja se basa en la capacidad curativa que tiene nuestro organismo, se referirá a las críticas que reciben estos métodos y a la ‘guerra’ histórica entre estas dos ramas de la medicina en las que ha hecho camino a lo largo de su carrera.

¿Qué es la medicina biorreguladora?

Es una disciplina médica que estimula de manera fisiológica la propia capacidad curativa que tiene nuestro organismo. Para ello utiliza medicamentos naturales en microdosis. En América Latina se utilizan casi indistintamente los términos medicina biorreguladora, medicina biológica y homotoxicología para referirse al mismo concepto médico. Personalmente me gusta más el término medicina biológica. Utiliza combinaciones de medicamentos homeopáticos y fitoterápicos que promueven una desintoxicación, estimulan una respuesta inmunológica y fortalecen el funcionamiento de órganos y sistemas específicos.

Usted sostiene que la enfermedad es el intento que hace el cuerpo por reequilibrarse. ¿Me podría explicar esto?

El cuerpo humano tiene diversos procesos biológicos inconscientes que dan cuenta del 99 por ciento de la actividad humana. El lenguaje es la actividad consciente que el cuerpo hace en el 1 por ciento restante. Cuando estos procesos comienzan a fallar o a desequilibrarse, se deben tornar conscientes para avisar de su estado. La forma de comunicar su condición es a través de la aparición de signos y síntomas. Esta sintomatología es el intento de biorregulación que el cuerpo hace para volver a un estado de equilibrio llamado salud. Es el intento físico de manifestar conflictos psicológicos y emocionales. Se podría decir que la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza humana para autocurarnos. En otras palabras, la enfermedad es el camino que nos lleva a la curación.

Si la enfermedad es un camino y no se debe ir en contra de esta, ¿se debe dejar que la enfermedad siga su curso hasta que el cuerpo se regule?

El médico tiene que aprender que, para ayudar a su paciente en lograr su sanación, debe orientar a buscar la causa de su enfermedad en su interior. Ese es un paso crucial. La mayoría de los médicos del mundo no están preparados para ello. Más aun, ni siquiera lo piensan e insisten en buscar las causas en el exterior. El médico no debe dejar que la enfermedad siga su curso hasta que el cuerpo se regule, sino ayudarlo a encontrar las vías de autocuración. Para ello está la medicina biorreguladora.

¿Qué papel juegan en este proceso medicamentos como antibióticos, antiinflamatrios, etc.?

Desgraciadamente un papel muy negativo, pues estos medicamentos químicos de tipo supresores lo único que logran es enmascarar los síntomas y los signos, eliminando su señal. De esta manera, el cuerpo se queda sin la necesaria orientación por la cual debe guiarse y no logra la autorregulación esperada. Se podría decir que queda “ciego”.

¿Diría usted que toda la medicina tradicional ha estado equivocada todos estos años?

Decir que la medicina tradicional o alopática ha estado equivocada todos estos años son palabras mayores y pueden sonar como presuntuosas, pero pareciera que es así. La creencia alopática consiste en que suprimiendo los signos y los síntomas se logra la curación. Los hechos nos demuestran que eso no es así. Muy por el contrario, la supresión de la sintomatología solo logra que un paciente con una dolencia aguda la transforme en una afección crónica.

¿Por qué, si según usted la medicina biorreguladora da resultados, no se ha popularizado ni se aplica en más lugares del mundo?

La medicina biorreguladora es bien conocida en Europa y algunos países de Asia, como Turquía. También hay lugares donde se practica, como en Bogotá, Cali y Cartagena en Colombia, y en países como Argentina, Perú, Ecuador, Chile, Venezuela y México.

Obviamente, no es una respuesta sencilla, pues la medicina biorreguladora va en sentido contrario a la medicina alopática. Además, la medicina alopática está apoyada por la poderosa industria farmacéutica mundial.

No son pocos los que critican la medicina biorrreguladora, al afirmar que no está basada en estudios científicos. ¿Qué responde?

Es una crítica falsa e infundada, pues los estudios científicos sí existen y son de muy buena calidad, pero circulan en revistas que no son las habituales de la medicina, como el ‘European Journal of Integrative Medicine o en el International Journal of General Medicine’, entre muchos otros.

¿Qué resultados ha obtenido usted en pacientes?

Hay mucha experiencia y muy buenos resultados. Sin embargo, en medicina biorreguladora no vemos enfermedades sino enfermos y cada uno de ellos tiene respuestas satisfactorias muy diferentes entre ellos, lo que hace difícil la sistematización de los resultados y el análisis estadístico.

Muchos de sus tratamientos están basados en cosas sencillas, como la alimentación, el agua alcalina o la vitamina C. ¿Si la buena salud es algo tan sencillo, por qué sus explicaciones y conocimientos no han contado con mayor apoyo en el mundo?

Desde Hipócrates se ha dicho que la alimentación debiera ser la medicina predilecta, pero ello no es así porque la atención de la población se desvía hacia el consumo de medicamentos y no de una alimentación sana. El modelo alopático es así.

Durante los últimos 50 años han aumentado las visiones diferentes de la medicina, muchas de las cuales han resultado ser falsas y han causado la muerte de las personas. ¿Cómo creer que su visión de la medicina sí es acertada?

Tratar de buscar las causas de las enfermedades y no abolir la sintomatología es el verdadero camino y es la visión más acertada a mi juicio. Si solo la medicina se dedica a suprimir los síntomas y signos, crearemos más y más población crónica. Quizás la población pueda vivir más, pero no mejor.

Mi experiencia clínica alopática, tanto como pediatra como neurólogo infantil por más de 30 años, avalan mi certeza. Como médico, mi primera preocupación es lograr que mi paciente adquiera una mejor calidad de vida y en el estudio dedicado por años encontré en esta medicina la mejor manera de cambiar la situación. Esto no es un invento mío, sino es la mejor ciencia y la tecnología de punta aplicada a la medicina.

La expectativa de vida aumenta en el mundo. ¿Cómo podrá la medicina biorreguladora darle mejor calidad de vida a esta población en el futuro?

Aquí hay un truco, pues las mejores expectativas de vida de la sociedad actual solo en un porcentaje muy pequeño (8, 9 por ciento) son el fruto de los avances en la medicina que incluye la cirugía.

El resto son dados por las mejoras en el medioambiente, como una mejor cobertura de agua potable y redes de alcantarillado, una mejor recolección y una mejor disposición final de las basuras.

CATALINA GALLO
Para EL TIEMPO
En Twitter: @cgallo09

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.