La urgencia de reforzar las medidas contra la covid-19

La urgencia de reforzar las medidas contra la covid-19

Aunque los números actuales dan cierto optimismo, la evolución de la pandemia exige más controles.

Colombianos coronavirus

Hasta este sábado 28 de marzo, el último reporte de Minsalud registró 608 casos de coronavirus en Colombia.

Foto:

Mauricio Moreno, EL TIEMPO

Por: Carlos F. Fernández y Ronny Suárez
28 de marzo 2020 , 11:31 p.m.

Aunque es muy pronto para sacar balances de los resultados de las medidas que el Gobierno ha tomado para enfrentar la pandemia del nuevo coronavirus, los datos obtenidos permiten mostrar una tendencia que, a pesar de las falencias presentadas en el análisis de las pruebas los últimos dos días, permiten decir que hoy, con algo más de 600 casos confirmados y seis muertes, Colombia se encuentra en el grupo de países que en la región transitan por el mejor camino.

De hecho, un informe que a la fecha realizó la Universidad de Johns Hopkins muestra que, junto a Uruguay, Paraguay, Argentina y Bolivia, la curva epidémica colombiana es de las menos pronunciadas en poco más de tres semanas desde que se conoció el primer caso, diagnosticado el 6 de marzo.

Y, si bien tal como manifiesta la salubrista Elizabeth Beltrán, se espera que todos los países presenten ascensos tanto en el número de enfermos como en el de muertos hasta alcanzar un pico que estabilice la propagación de la pandemia, la intención es que dicho pico no sea el resultado de un crecimiento vertiginoso, que dadas las proporciones pueda colapsar los sistemas de salud aumentando el impacto y generando desenlaces fatales.

(Le puede interesar: Murió el primer bebé por coronavirus, en Estados Unidos)

Frente al planteamiento de Beltrán, los números en Colombia por ahora parecen favorables, si se atienen a las cifras oficiales del Instituto Nacional de Salud (INS), que dejan entrever que la tasa de letalidad es del 1 %, la proporción de personas hospitalizadas es del 5 %  y los graves (en cuidados intensivos) 4 %.

Esto desdibuja, positivamente, las cifras mundiales que muestran un 20 por ciento del total de infectados.

Los grises

Para hablar de medidas es claro que el Ministerio de Salud, en una mezcla de estrategias de contención y mitigación, puso el acelerador y picó en punta para que este conjunto de decisiones arrojara una estrategia multifactorial que se consolidó el miércoles pasado, con el inicio de una cuarentena obligatoria a nivel nacional, que complementó el distanciamiento social, las medidas de autocuidado, el aislamiento domiciliario de casos y personas mayores de 70 años.

Todo esto busca, como se ha insistido, que en un horizonte de 19 días se pueda evaluar si dicha curva de expansión de la epidemia se aplanó lo suficiente para entrar en una fase de medidas que seguirán siendo necesarias, pero un poco más laxas, como ha anunciado el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez.

En ese panorama, como ha dicho el propio ministro, se puede aplicar una estrategia denominada como de acordeón, que consiste —en un marco de mediano y largo plazo— en apretar o liberar las acciones según los resultados y el seguimiento diario.

Todo bajo la premisa de que "este será un proceso largo para el cual toda la población debe estar preparada".

Estas medidas están condicionadas, según los expertos, en que la pandemia de covid-19 es la más grave generada por un virus respiratorio desde la gripa de 1918, en razón a que, como en ese entonces, fue producida por un germen de fácil y rápida transmisión, sin inmunidad natural, sin vacunas ni medicamentos y con todos los seres humanos susceptibles.

Por eso las únicas formas de intervención son las no farmacológicas, ligadas a estrategias básicas de salud pública: disminuir la transmisión y atenuar el impacto sobre los sistemas hospitalarios.

Pero, si bien los datos prematuros podrían mostrar cierto optimismo, lo cierto es que a la fecha y de manera acelerada se ha incrementado el porcentaje de casos en los que potencialmente se ha perdido la cadena de transmisión.

Según el INS, hoy 10,8 por ciento de los casos confirmados no tienen un origen claro, un punto de alarma pues, según los expertos, por encima del 10 por ciento debe aceptarse que el virus ya circula libremente entre la comunidad. Además de que el país duplica los positivos cada 5 días, mientras el mundo lo hace cada 6,7.

Este escenario, de acuerdo con expertos, exigiría un refuerzo en las estrategias o su redireccionamiento.

Hernando Nieto, expresidente de la Asociación Colombiana de Salud Pública, es enfático en decir que hay que reconocer de una vez por todas que ya hay una libre circulación del virus y que las excepciones que tiene la cuarentena declarada deben ser revisadas con urgencia, pues mucha la población en riesgo permanece en la calle.

Y a su turno, Román Vega, exsecretario de Salud de Bogotá y profesor de salud pública, es claro al señalar que urge buscar los casos en la comunidad con pruebas masivas y confinar y hacer seguimiento a los positivos para evitar que sean transmisores.

“Esto es prioritario ahora. No podemos esperar la catástrofe pensando en cuidados intensivos y camas solamente cuando el daño ya esté creado. Es momento de actuar en ofensiva preventiva bajo la estrategia de atención primaria”, remata.

CARLOS F. FERNÁNDEZ Y RONNY SUÁREZ
Unidad de Salud

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.