La homosexualidad no se cura ¿y qué? / Sexo con Esther

La homosexualidad no se cura ¿y qué? / Sexo con Esther

Un estudio confirmó que no hay un único gen gay, así que dejen de buscar lo que no se ha perdido.

Marchas Orgullo gay 10

Hay muchísimos genes que influyen en la probabilidad de que una persona tenga parejas del mismo sexo.

Foto:

Jaime Moreno / EL TIEMPO

Por: Esther Balac
08 de septiembre 2019 , 05:15 a.m.

Revuelo causó el estudio publicado hace pocos días en la Revista 'Science' en el que se asegura que no existe un gen homosexual, con lo que se infiere que esta condición no depende específicamente de las estructuras genéticas de cada persona, con lo que algunos homofóbicos ya empiezan tontamente a frotarse las manos.

El asunto es que el análisis, al ser hecho por entidades de alto turmequé como el Hospital Genético de Massachusetts, el encumbrado Instituto Sueco Karolinska, la Universidad de Amsterdam y el Instituto de Medicina Molecular de Finlandia, prácticamente pontifican y dejan la puerta abierta para tratar la homosexualidad como una mera condición medio-ambiental, algo que sin duda no pasaría de ser una ligereza.

Porque si bien lo que confirmaron estos magos es que no hay un único gen homosexual, lo que plantean es que más bien hay muchísimos genes que influyen en la probabilidad de que una persona tenga parejas del mismo sexo y no como algunos pretenden a partir de estos resultados, desconocer torpemente condiciones sexuales diferentes a las que determina el género.

Aquí lo que hay que aclarar es que el comportamiento sexual es multigenético, o en otras palabras, que hay muchas variaciones que contribuyen a la definición de tendencias sexuales, lo que ocurre con muchos otros comportamientos y no solamente en este campo.

Porque en rigor tampoco existe un solo gen para determinar la heterosexualidad, ni la inteligencia, ni la puntualidad, ni muchas otras características que definen a un individuo. Y no por eso dejan de reconocerse. Mejor dicho, sugerir que a partir del estudio que los homosexuales no existen sería como decir que sobre los mismos hallazgos la heterosexualidad tampoco.

Ya es hora de que la humanidad deje la mojigatería y su tendencia histórica a patologizar las identidades sexoafectivas, diferentes a las de hombre-mujer, algo que si bien hoy parece lógico, no lo fue antes de 1990, cuando la misma Organización Mundial de la Salud incluía la homosexualidad como una enfermedad.

Por eso, tratar de buscar en los genes la posibilidad de predecir la orientación sexual de una persona es seguir concibiendo las diferencias sexuales como peligrosas. Y no interpretar bien estas investigaciones permite que sobre ellas se desarrollen las políticas excluyentes y los discursos de odio, que algunos cultivan de manera retrógrada.

A riesgo de que los investigadores me declaren persona no grata (cosa que me tiene sin cuidado), les digo que su idea de buscar un único gen gay me permite pensar que tenían como intención corregirlo o lo que es mejor, vender la idea de que la homosexualidad tendría cura. Algo sencillamente peligroso

Métanse en la cabeza que los comportamientos humanos son muy complejos y están vinculados a miles de variantes genéticas, distribuidas por todo el genoma y la homosexualidad no es la excepción. Así que no busquen lo que no se les ha perdido.

Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO
En Twitter: @SaludET

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.