Infusiones: calma, bienestar y otros muchos beneficios

Infusiones: calma, bienestar y otros muchos beneficios

Las plantas aromáticas pueden hacer un trabajo holístico en nuestro organismo. Descúbralas.

Infusiones calma

El poder de las infusiones puede ser enorme en nosotros y vale la pena explorarlo.

Foto:

istock

Por: KAREN PARRADO BELTRÁN - ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO
10 de mayo 2020 , 11:43 a.m.

Los ciclos de respiración y la fotosíntesis de las plantas las hacen grandes aliadas para reconectarnos con los nutrientes de la tierra y con energías esenciales que nos ayudan a calmar nuestro sistema nervioso central.

Los períodos ancestrales de trabajo y descanso ceñidos al ciclo solar, no solo fueron pauta para el comportamiento humano, sino que establecieron una relación simbiótica con los ciclos vitales de las plantas. Su respiración, crecimiento y nutrición conectan con las actividades humanas más allá del cultivo y explotación.

Las plantas son aliadas que pueden vivir en simbiosis con el bienestar humano si se tiene disposición para explorar sus propiedades.

“Son seres vivos y sintientes que no solo absorben los minerales de la tierra para transmitirlos a nosotros, sino también la energía del sol y de la luna. Y nos los comparten cada vez que las tomamos”, explica Laura Cahnspeyer Carvajal, fundadora de Munay, un proyecto colombiano dedicado a entender y promocionar la sabiduría de las plantas e infusiones herbales.

Con más de diez años de experiencia en la exploración de los beneficios de las plantas, y con estrechos acercamientos a la medicina tibetana, ayurvédica, china, andina y amazónica, Cahnspeyer cree profundamente en la comunicación que las plantas tienen con nosotros, especialmente a la hora de compartir con ellas experiencias sanadoras.

Aunque asegura que “las plantas no son medicamentos”, porque no van a un punto concreto del organismo, está convencida de que al entrar en el cuerpo humano estas “trabajan de una forma holística”.

Esa labor sanadora puede tener una mayor incidencia en un tiempo en el que la energía colectiva está cargada con emociones pesadas, como la angustia, la ansiedad y el estrés; asociadas también a la fuerte presencia de dispositivos electrónicos en nuestros ambientes domésticos, que ahora también son nuestros entornos laborales.

“Este es un muy buen momento porque es un espacio donde podemos observar muy de cerca cómo estamos, elegir no distraernos e ir mejorando nuestro bienestar a través de ese cambio de hábitos, e ir integrando también las plantas como aliadas en ese cambio”, explica la especialista.

Una de las claves para comenzar a explorar las plantas aromáticas está en entender que no basta solo con saber prepararlas y tomarlas, sino que es necesario poner en marcha una serie de cambios progresivos en nuestros hábitos, desde priorizar el autocuidado y mejorar los alimentos que consumimos, pasando por dormir bien, tener una sexualidad consciente y promover espacios de silencio y el ejercicio físico.

Se trata de buscar “alimento bebida, alimento pensamiento, alimento palabra y alimento radiaciones, porque realmente nosotros escogemos con qué nutrir nuestros sentidos. Es también qué escogemos ver, cuántas horas nos queremos exponer”, explica Cahnspeyer.

Son seres vivos y sintientes que no solo absorben los minerales de la tierra para transmitirlos a nosotros, sino también la energía del sol y de la luna. Y nos los comparten cada vez que las tomamos

Plantas aromáticas

Saber la preparación adecuada y los instrumentos que aportan a los beneficios sanadores de las infusiones resulta vital para incorporara las plantas aromáticas a nuestra rutina.

Foto:

Cristina García de a Concha Newman - Cortesía Munay

Infusiones para la calma

Un paso importante para empezar a compartir sanación con las plantas es explorar los conocimientos tradicionales heredados de madres y abuelas. Otro elemento vital está en la exploración de las plantas “humildes”, como las llama Cahnspeyer, que están fácilmente a disposición en plazas de mercado y supermercados cercanos.

“Ofrecen una cantidad de virtudes que están muy cercanas al alimento y que no tienen prácticamente ningún efecto secundario”. Para que estos efectos secundarios no se manifiesten es importante prepararlas bien y conocer los horarios del día en que son más beneficiosas para nuestro cuerpo.

Toronjil

Es una planta bálsamo y es la clave para relajar y distensionar el sistema nervioso central. Brinda tranquilidad y nos ayuda a dormir más calmados. Es recomendable tomar una infusión después de las cinco de la tarde.

Aunque, según Cahnspeyer, es necesario programarse para descansar, “puedes tomar un agua de toronjil y te va a hacer efecto, pero si después vas a ver una serie superagresiva, pues perderá sus beneficios”.

Manzanilla

Clave para aliviar el estomago, aunque sus beneficios están supeditados a una alimentación muy nutritiva y ligera. “Es otra súperaliada, es otro bálsamo. No necesariamente te induce el sueño, pero sí refresca”, apunta la especialista de Munay. Es muy versátil y se puede tomar en infusión a lo largo del día.

Cúrcuma

Es una planta que ayuda a desinflamar y lograr la sensación de relajación. Uno de sus beneficios es que incrementa las defensas y fortalece el sistema inmune. Una manera de prepararla con efectos relajantes es mezclarla con pimienta negra, canela, jengibre y hervirla con leche y un poco de panela.

Moringa y Té verde

Una buena opción para energizar el cuerpo y la mente, sin llegar a sobreestimularlo. Pueden reemplazar algunas tazas de café durante el día. Es importante consumir té verde de muy buena calidad y tomarlo en las primeras horas de la mañanas. La moringa puede tomarse hasta antes de las cuatro de la tarde.

Preparación adecuada y sanación botánica

Para que las plantas nos compartan todas sus virtudes, a través de sus aceites esenciales y sus nutrientes, son esenciales los recipientes de cocción, los receptáculos y el tiempo de preparación. Cahnspeyer sugiere algunas consideraciones:

1. Calentar el agua sola hasta un punto anterior al hervor. Agregar luego una cucharada de aromáticas a una taza (ojalá de cerámica, barro o vidrio) y verter el agua en esta. Luego colar y servir.

2. Evitar que las plantas se queden en la preparación por más de cinco minutos, pues con el tiempo activan sus mecanismos de defensa (sabores acres), que cambian la intención inicial de la infusión.

3. Incluir con moderación la valeriana a las preparaciones. Es bueno rayar solo un poco la raíz e incluirla en la mezcla, pero no incluir todo el tallo pues produce un efecto de soroche al día siguiente.

4. Evitar endulzar las infusiones después de las cinco de la tarde, pues el azúcar es un estimulante. Si hay carraspera en la garganta, se puede endulzar con una porción muy pequeña de miel.

Laura Cahnspeyer Carvajal trabaja con más de cuarenta productores nacionales de plantas aromáticas. Su marca, @munayherbal, empezó siendo un taller de té en 2010, y ahora es un proyecto que explora la sabiduría auténtica de las plantas colombianas y provee a restaurantes, programa talleres y propicia espacios para tomar té e infusiones.

KAREN PARRADO BELTRÁN
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO
En Twitter: @piedemosca

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.