La mujer que lidera la lucha de Nueva York contra el coronavirus

La mujer que lidera la lucha de Nueva York contra el coronavirus

En esta entrevista la experta Syra Madad explica por qué aún estamos lejos del final de la pandemia.

Syra Madad

Madad es una de las mayores expertas en protocolos para hacer frente a una crisis sanitaria global.

Foto:

Tomado de @syramadad en Twitter

Por: Alejandra Zapata Quinchía
04 de julio 2020 , 01:39 p.m.

Ninguna urbe del planeta ha sido tan golpeada por la pandemia de covid-19 como Nueva York, la ciudad más poblada de Estados Unidos, donde han muerto 23.140 personas y se han presentado 216.362 casos,el doble del total de Colombia.

Al frente de semejante situación está la doctora Syra Madad, directora del Programa de Patógenos Especiales de todo el sistema de salud y hospitales de la ciudad de Nueva York.

Además (Así se entregarán los respiradores en el país)

Ella y su equipo trabajan a diario con el objetivo de que una de las principales metrópolis del mundo tenga herramientas para responder ante un virus sobre el que aún se desconocen aspectos fundamentales; entre ellos, una forma de crear una inmunidad.

Madad, de 33 años y con ascendencia en la India y Paquistán, es doctora en Ciencias de la Salud con énfasis en Salud Global de la Nova Southeastern University. Estuvo al frente del equipo de respuesta al brote de Ébola en 2014 y apareció recientemente en Pandemic, la serie de Netflix que retrata el trabajo de científicos y profesionales de la salud para combatir virus en diferentes partes del mundo.

Su trabajo actual consiste en preparar a los hospitales de la ciudad de Nueva York para enfrentar los patógenos especiales, como el nuevo coronavirus. En términos generales, explica, estos son microorganismos para los que no se tiene tratamiento profiláctico, vacuna o intervención terapéutica, que presentan un alto riesgo de contagio y dificultades para predecir su llegada y sus causas y, además, generan una alta mortalidad y morbilidad.

Le puede interesar (Alquería revela como su experiencia le permitió sobrevivir la pandemia)

En entrevista con EL TIEMPO, Syra Madad explica cómo ha sido responder a esta pandemia, cuáles han sido las lecciones aprendidas y por qué el arma clave contra el coronavirus es el comportamiento humano y la cooperación global.

¿Por qué una ciudad que tiene un equipo de especialistas como el que usted dirige es una de las más afectadas por la pandemia?

Nueva York es uno de los centros internacionales del mundo. Mucha gente viene con diferentes propósitos y tenemos una población muy grande. Somos ocho millones de personas en un área muy pequeña, geográficamente confinada.

Hay mucha densidad poblacional. Infortunadamente, tenemos muchos de los ingredientes que aceleran o fomentan los brotes de enfermedades infecciosas; por ejemplo, el hecho de que tenemos un sistema de transporte público en el que las personas están muy juntas. Por todo esto, no es sorprendente que Nueva York haya sido el epicentro del virus en Estados Unidos.

Tenemos muchos de los ingredientes que aceleran o fomentan los brotes de enfermedades infecciosas

¿Cuál es la lección más valiosa que ha aprendido durante esta pandemia?

Lo que sabemos sobre brotes de enfermedades infecciosas es que se propagan muy rápido y pueden infectar a una población muy grande. Cuando hablamos del coronavirus, lo que lo hace único es que nadie tiene inmunidad, es un virus nuevo. Un virus como este es muy difícil de contener por su propia naturaleza, por el hecho de que pueda propagarse a través de las vías respiratorias. Por eso es tan importante que la comunidad global se una para poder responder a este tipo de epidemia, ya que estas no se limitan a una sola ubicación, pueden extenderse por todo el mundo como incendios forestales.

También puede leer (Coronavirus: advierten de los efectos que puede tener en el cerebro)

No puedes pensar que el covid-19 es un brote aislado que no te va a afectar. Obviamente lo hará, porque vivimos en una sociedad muy globalizada. Solo toma 36 horas o menos para que un brote de una parte del mundo vaya a otra. Estos brotes no respetan límites, ni a ningún individuo.

Una de las lecciones es que debemos asegurarnos de poder responder a estos brotes de manera más rápida, eficiente y segura, porque el objetivo final es salvar la mayor cantidad de vidas posibles. Y por eso necesitamos de la cooperación global.

¿Qué cambió en su vida con la llegada del virus a Estados Unidos?

Todo lo que hago se aceleró. Soy parte del equipo de capacitación y educación detrás del covid-19 en nuestro sistema y, por lo tanto, he estado al día con el volumen de casos que llegan. Uno de los obstáculos que enfrentamos es que este es un virus nuevo, por lo que la orientación clínica cambia a medida que aprendemos más. Eso significa que debemos continuar capacitando a los trabajadores de atención médica de la primera línea.

También he aprendido que hay que estar alerta, porque las cosas están cambiando constantemente. Hay miles de artículos nuevos, por lo que hay que tratar de mantenerse al día con ese volumen de información y asegurarse de que todos estén al tanto de las últimas orientaciones.

Uno de los obstáculos que enfrentamos es que este es un virus nuevo

¿Cómo termina alguien trabajando con patógenos? ¿Por qué decidió dedicarse a este campo de la ciencia?

Desde muy joven siempre he estado intrigada por las enfermedades infecciosas, que son una de las armas más letales contra la humanidad y pueden afectar a muchas más personas que la guerra convencional.

Con el covid-19 llevamos poco tiempo y estamos viendo millones de casos en todo el mundo. Aún no hay un final a la vista, estamos muy al principio de la pandemia. Cuando tengamos vacunas y mejores terapias, probablemente tendremos miles de millones de casos más.

Le sugerimos leer (Fuerte mensaje de médico sobre la situación de la pandemia en Colombia)

En los últimos años he combatido muchos brotes diferentes: el sarampión en Nueva York, donde tuvimos más de 600 casos; y los de zika y ébola. Una de las cosas que he aprendido es que es con la cooperación global con lo que se logra responder al brote de una enfermedad infecciosa. En realidad, estamos juntos en esto porque es algo que afecta a todo el mundo, seas demócrata o republicano, o si trabajas para un gobierno u otro.

¿Este es el momento más difícil que ha tenido que enfrentar en su carrera?

Este ha sido el brote más difícil al que he tenido que responder. Probablemente lo compararía con el de ébola. Fui parte del equipo de respuesta en Texas, y luego en Nueva York. Esa fue una tarea desalentadora porque, aunque en Estados Unidos tuvimos pocos casos, hubo una gran demanda de recursos y causó mucho miedo y ansiedad entre la gente.

Cuando hablamos de covid-19, necesitamos todas las manos disponibles. No nos habíamos enfrentado a algo así en la historia reciente. Todavía no conocemos información clave sobre el virus. Por ejemplo, si estás o fuiste infectado, ¿tienes inmunidad? Todavía no sabemos las respuestas. Algunas personas son asintomáticas, algunas tienen una versión leve, otras una más severa, pero no conocemos las secuelas. Aún no tenemos una imagen completa de la causa.

Además (Estos son los protocolos de bioseguridad para los vuelos nacionales)

El arma clave que tenemos contra el coronavirus en este momento, en ausencia de una vacuna efectiva, es el comportamiento humano, y cambiarlo a gran escala es una tarea muy difícil. Esto incluye que todos deben usar una máscara facial, quedarse en casa, mantener la distancia social. Necesitamos asegurarnos de que todos entiendan eso y garantizar que tengan confianza en los profesionales de la salud.

¿Cómo va la búsqueda mundial de la vacuna contra el covid-19?

Se están evaluando muchos candidatos a vacunas. Existen diferentes plataformas que varían en su potencial seguridad e inmunogenicidad, y en la velocidad y el costo de fabricación. Ahora hay diferentes candidatos. Algunos de estos están pasando por varias fases de ensayos clínicos. En términos de un cronograma, es muy difícil decir cuándo vamos a tener una vacuna segura y efectiva, pero la carrera mundial está en marcha. Como lo mencionó el Dr. Anthony Fauci, el virus será el que establecerá cuándo va a terminar esto.

¿Cree que debe haber un acceso universal a una eventual vacuna, o esta debería tratarse como cualquier otro producto farmacéutico?

No podemos tener un enfoque nacionalista de la vacuna; es decir, que cada país la tendrá solo para sus ciudadanos. Necesitamos ver cuáles son los países más afectados y asegurarnos de que se ofrezcan vacunas. Esto es un problema global, así que tendremos que asegurarnos de que la distribución sea de manera equitativa, y luego mirar cuáles son los lugares más críticos para poder proporcionarles los recursos necesarios.

¿Cuándo estima que el mundo podría volver a la normalidad?

Creo que todavía estamos lejos de cualquier forma de normalidad a la que estamos acostumbrados. Obviamente, estamos tratando de crear una nueva normalidad en el contexto del covid-19, pero este virus estará con nosotros en el futuro previsible.

Además del covid-19 también vamos a tener muchas emergencias diferentes. En los Estados Unidos ya comenzó la temporada de huracanes y, según algunos pronósticos, será probablemente una de las temporadas de tormentas costeras más severas de este año, por lo que debemos seguir preparándonos para situaciones de emergencia como huracanes, olas de calor, gripe estacional, y todo lo que normalmente experimentamos en el mundo. Sin embargo, ahora con el covid-19, debemos operar bajo un tipo de luz diferente.

Además del covid-19 también vamos a tener muchas emergencias diferentes

¿Es cierto que algunos de los virus que han atacado a la humanidad fueron fabricados? ¿Qué tan posible es diseñar un virus y diseminarlo?

Hay mucha controversia sobre cómo comenzó el covid-19. La evidencia que tenemos es que era natural en el medio ambiente, no fue hecho en laboratorio. Así que, para este brote en particular, creo que el veredicto ya salió; sin embargo, hay mucha más información que aún se está analizando. ¿Puedes fabricar un virus en un laboratorio? Absolutamente. Eso sucede todo el tiempo con fines de investigación y ciencia. ¿Alguien puede usarlo para propósitos nefastos? Por supuesto. Es una espada de doble filo. Obviamente existe la posibilidad de que virus, bacterias u otros tipos de microbios puedan ser desarrollados en un laboratorio, pero confiemos en que los países lo hacen solo con fines científicos y medicinales.

Con lo que ha visto hasta ahora, ¿cree que China ocultó información sobre el virus?

China, desafortunadamente, tiene una mala historia de no ser transparente, como por ejemplo con el brote del SARS en el 2003. Cuando miras alrededor del covid-19, parece que lo están haciendo mejor, pero también parece que han retenido cierta información. La clave para los brotes de enfermedades infecciosas es la rapidez y la eficiencia, por lo que si decides no ser transparente y retrasar la difusión de información, estás poniendo en riesgo a más personas porque estamos perdiendo tiempo para prepararnos.

Por esto, creo que debe haber mucha más investigación en cuanto a la línea de tiempo del covid-19: cómo y dónde comenzó, y cuándo se hizo el anuncio al mundo, en términos de cuándo el covid-19 ya era un problema en China. Ciertamente, creo que con base en lo que sabemos, hubo una demora en la comunicación al mundo de que esto estaba sucediendo en China.

¿Cuáles son los diferentes tipos de pruebas de diagnóstico que se realizan?

Solo hay dos tipos de pruebas: la prueba de antígeno o de diagnóstico, que busca ver si tienes el virus; y la prueba de anticuerpos, para ver si has sido infectado previamente. Cuando hablamos sobre pruebas de anticuerpos, como mencioné, todavía no sabemos mucho sobre inmunidad. Queremos asegurarnos de que las personas comprendan que el único propósito de que hagamos la prueba de anticuerpos en este momento es ver cuántas personas pueden haber tenido el virus previamente. No les estamos diciendo que solo porque hayan sido infectadas antes, ahora pueden seguir con su vida normal.

¿Qué tan acertada es la percepción que tenemos de que el sistema de salud de Estados Unidos es particularmente desigual, sobre todo si se lo compara con los de otros países desarrollados?

Estados Unidos tiene uno de los mejores sistemas de atención médica del mundo, así como algunos de los mejores médicos, investigadores y científicos. Pero el covid-19 es un evento al que llamamos una ‘oleada repentina’. Hay una ola de pacientes que llegan a los hospitales y estos están diseñados para una determinada ocupación, y el covid-19 no es lo normal, no es algo con lo que un hospital tenga que lidiar todos los días. Sin embargo, cuando se observa la tasa de letalidad y el conteo de casos, creo que en la ciudad de Nueva York todos lo hemos hecho lo mejor posible.

¿Cómo nos podría describir la situación que vive Nueva York con la pandemia?

Una de las cosas con el covid-19 es que la trayectoria de la epidemia es diferente en cada estado y luego en cada país, por lo que Nueva York, Nueva Jersey, California y Utah tienen diferentes tipos de epidemias de covid-19. En la ciudad de Nueva York acabamos de superar nuestra primera ola y nos estamos preparando para una segunda ola.

¿Los países de ingresos bajos y medios cómo se pueden preparar mejor?

Es necesario que se compartan los recursos, mucho más a estos países. Nos debemos centrar en la seguridad sanitaria mundial. Por ejemplo, si un país como Colombia no tiene suficiente capacidad hospitalaria ni suficientes recursos, deberíamos trabajar como una sociedad global para proporcionárselos, porque si el brote se descontrola en este país, entonces afectará a todos los demás países. Todos debemos responder juntos a esta pandemia.

ALEJANDRA ZAPATA QUINCHÍA
ESCUELA DE PERIODISMO MULTIMEDIA EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.