Estudio pone en duda vínculo entre uso de talco y el cáncer de ovarios

Estudio pone en duda vínculo entre uso de talco y el cáncer de ovarios

Investigaciones previas habían encontrado una relación, pero esta, publicada en Jama, la descarta.

Talco

Los investigadores resaltan que son pocos los estudios que hablan sobre la seguridad de estos productos.

Foto:

iStock

Por: AFP y BLOOMBERG
07 de enero 2020 , 04:34 p.m.

Una síntesis de estudios que abarca a 250.000 mujeres de Estados Unidos publicada este martes en la prestigiosa revista JAMA no encontró ningún vínculo estadístico entre el uso de talco en los genitales y el riesgo de cáncer de ovarios.

En Estados Unidos, valga decir, se calcula que cuatro de cada 10 mujeres usan o han usado talco en esta zona de su cuerpo para absorber la humedad o perfumar mediante aplicación directa en los genitales o poniendo en la ropa interior, la toalla sanitaria o el tampón. Son principalmente las generaciones mayores las que hacen esto, pero la práctica persiste, aunque en menor medida, entre las más jóvenes.

En la década de 1970, surgió la preocupación por la contaminación del talco con amianto, un tipo de mineral similar pero contaminante. E incluso estudios posteriores subrayaron un mayor riesgo de cáncer de ovario en las usuarias de talco, pues se creía que podía llegar a los ovarios a través de la vagina y el útero.

(Le puede interesar: Seis señales que le indicarían que puede tener un cáncer)

Pero había una duda sobre la realidad de este vínculo, ya que el número de estudios realizados en cinco décadas ha sido bajo y con resultados estadísticamente no concluyentes.

El efecto del uso de talco es difícil de identificar de forma aislada porque los cánceres de ovario son raros: solo 1,3 por ciento de las mujeres corren el riesgo de sufrirlo en su vida.

Por todo esto, un grupo de investigadores de varios centros de Estados Unidos produjo una síntesis de cuatro grandes estudios que evaluaron a un cuarto de millón de mujeres de 1982 a 2017.

Estos trabajos se basaron en un cuestionario a las participantes cada uno o dos años respecto a varios aspectos de la salud, incluido el uso de talco o de otro tipo de polvos. Al aumentar el tamaño de la muestra de participantes se buscaba poder detectar con validez estadística efectos débiles que, en una población más pequeña, no serían detectables.

De las 250.000 mujeres seguidas durante un promedio de 11 años, se reportaron aproximadamente 2.200 casos de cáncer de ovario. El resultado importante es que no se observaron diferencias estadísticas entre las mujeres que dijeron usar talco y aquellas que nunca usaron talco. Lo mismo ocurre al comparar la frecuencia o la duración del uso.

El tema cobra relevancia porque en Estados Unidos la empresa Johnson & Johnson ha sido demandado ante la justicia por miles de miles de mujeres por sus productos con talco, acusados de ser cancerígenos.

(Además: La condena a Johnson & Johnson por casos de cáncer ligado a sus talcos)

En el 2018, sin ir más lejos, la compañía fue condenada a pagar 4.700 millones de dólares a 22 mujeres, un fallo que fue apelado. En octubre, debió retirar un lote de talco para bebés después de que inspecciones sanitarias descubrieran rastros de amianto.

No existe una asociación estadísticamente significativa entre la utilización declarada de talco en los genitales y el riesgo de cáncer de ovario

Límites del estudio

Las reacciones a este estudio no han tardado. El nuevo análisis tiene varias limitaciones metodológicas significativas, según varias fuentes. Debido a que los cuatro estudios de cohortes analizados no se centraron originalmente en el estudio del talco y el cáncer de ovario, los investigadores no recopilaron información detallada sobre qué tipos o marcas de productos en polvo usaban las mujeres.

Eso hace que sea imposible saber cuántas mujeres han usado productos que no son de talco, como el polvo a base de almidón de maíz, lo que podría enturbiar cualquier vínculo entre el cáncer de ovario y el talco.

La investigación tampoco arroja luz sobre si alguno de los productos de talco estaban contaminados con asbesto, elemento al que los abogados demandantes culpan de causar cáncer de ovario. "No saben si usaron polvo con talco o si usaron almidón de maíz", asegura David Egilman, profesor clínico de medicina familiar en la Universidad de Brown y experto que asesora a los abogados que demandan a los fabricantes de talco.

Ademas, dijo, el uso de talco puede causar cáncer de ovario por inhalación a través de los pulmones, un tipo de exposición que no se abordó en este  estudio.

En general, "no son grandes datos", admitió incluso Katie O'Brien, epidemióloga del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de Carolina del Norte, autora del estudio. Pero dado lo difícil que es estudiar tumores raros como el cáncer de ovario, pueden ser los datos más detallados que los investigadores han obtenido en el corto plazo. "Es el estudio más grande y probablemente lo será por mucho tiempo", dijo.

UNIDAD DE SALUD
Consulte aquí todas las noticias de la Unidad de Salud de EL TIEMPO.
Contáctenos a través de @SaludET, en Twitter, o en el correo salud@eltiempo.com.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.