Estas señales indican que solo quiere sexo / Sexo con Esther

Estas señales indican que solo quiere sexo / Sexo con Esther

Los polvos por placer y sin compromiso son válidos, pero para eso también se requieren acuerdos.

‘Sexo vainilla’

Los hombres son los que, favorecidos por la cultura y el machismo, tienden a urdir con más frecuencia algunos entramados solamente para tener sexo.

Foto:

iStock

Por: Esther Balac
29 de septiembre 2019 , 02:54 a.m.

Aunque ir a la cama no está mal, vale la pena tener claro, especialmente nosotras, en qué condiciones nos subimos a ese mueble.

Imagino que algunos hombres podrán manifestar que a ellos también les ha ocurrido, pero lo cierto es que son ellos los que, favorecidos por la cultura y el machismo, tienden a urdir con más frecuencia algunos entramados solamente para tener sexo, con el agravante de que casi nunca son claros.

Insisto: los polvos por placer y sin ningún tipo de compromiso son válidos, pero, excúsenme la mojigatería, para eso también se requieren acuerdos.

Y frente a las señales, hay que decir que a veces son tan torpes y tan comunes que no se necesita ser mago para identificarlas. Pero, así y todo, vale la pena resaltarlas. Para empezar, es frecuente que aquellos que solo están interesados en el departamento inferior del otro se indispongan cuando se les propone una actividad por fuera de los cuartos reservados. Nunca aceptan ir a un restaurante ni a un cine. Nada. Prefieren siempre las citas a solas y generalmente en sitios íntimos. Lea también:

Y qué tal aquellos que sin preguntarles califican de aburrido cualquier lugar público, los centros comerciales les parecen absurdos e incluso hasta caminar es impertinente. Eso genera sospecha.

Pero también piense que aquel que solo llama en la noche y después de ciertas horas específicas con la disculpa de que en otras condiciones siempre está muy ocupado seguramente no tiene otro interés que meterse bajo las sábanas.

A eso súmele que si no presenta a sus amistades, es distante y frío mientras está con otras compañías y en el mundo de hoy jamás aparece en sus redes sociales. Y ni qué hablar de compartir vida, proyectos o mostrar interés por sus cosas.

Ah, pero sí se anima y se entusiasma ante planes como ver series y películas en alguna de las casas, volarse a deshoras y por raticos, incluso al almuerzo, tener encuentros cortos, aunque jamás quedarse a dormir.

Lo repito, eso no está mal, pero hay que dejarlo claro desde el principio. Y si se acepta, no sufra, no reproche y con el tiempo no vaya a salir con que le rompieron el corazón.

Hasta luego.

ESTHER BALAC
Para EL TIEMPO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.