‘El confinamiento es una medida de Edad Media’: rector de la UniValle

‘El confinamiento es una medida de Edad Media’: rector de la UniValle

Édgar Varela hace un análisis de la pandemia desde las políticas públicas.

Rector Univalle

Èdgar Varela, rectror de la Universidad del Valle,  asegura que las cosas regresarán a la normalidad cuando haya vacuna. Mientras tanto, la puerta empezará a abrirse en agosto. 

Foto:

Archivo particular

Por: Nicolás Bustamante Hernández
09 de mayo 2020 , 12:16 a.m.

Como una medida medieval, producto de la poca preparación y la falta de herramientas tecnológicas. Así califica Édgar Varela, rector de la Universidad del Valle, el hecho de que la cuarentena haya tenido que ser adoptada como la principal arma de los países para enfrentar a la pandemia por coronavirus.

Lo explica en un artículo publicado en la revista del Grupo Latinoamericano de Políticas Públicas, en el que, de todas maneras, destaca que “desde el confinamiento, la prioridad es la de la vida y no de la libertad. Se restringe la libertad para garantizar el derecho a la vida.

Varela, filósofo con un PhD en administración de la Universidad de Monreal, y quien es rector de la UniValle desde hace cuatro años, cuenta con 25 años de experiencia en investigación en política pública. Asegura que, aunque se ha avanzado mucho en esta área, en términos de la gestión del riesgo en la atención de conflictos y desastres naturales, existe muy poca la preparación para las amenazas en bioseguridad.

“Colombia es un país con una gran experiencia en riesgos de desastres que se ha fortalecido por experiencias como la erupción del Volcán Nevado del Ruiz o el terremoto del eje cafetero, en 1999. Sin embargo, el país, como la mayoría, no estaba preparado para una emergencia sanitaria como una pandemia.

¿Por qué ha sido tan mala la respuesta?

No había preparación. Ni siquiera en China, donde inició la epidemia. La respuesta ha sido fragmentaria, incluyendo el silencio inicial de los primeros médicos que atendieron el brote, la poca reacción del gobierno chino al no prohibir la movilidad aérea y la respuesta inadecuada de la OMS, que en enero dijo que no había evidencia del contagio entre humanos, cuando ahora sabemos que este el vector más importante de la enfermedad.

Parte del problema ha sido que, históricamente, la inversión en biomedicina ha estado dirigida a aspectos como la investigación genética, orientada a la mejora de productos vegetales y animales con fines económicos, dejando de lado la investigación en patógenos humanos. Como no estábamos preparados, recurrimos a un mecanismo de la edad media, que es el confinamiento.

¿Por qué no hubo otra opción?

El nivel de contagio de este virus es muy alto, y no se puede comparar con los de otros virus causantes de epidemias, como el VIH, el ébola o el Sars. El covid 19 tiene una enorme capacidad de contagio por el aire, por lo que era muy difícil estar preparados para su propagación. Como esto no se sabía, el transporte aéreo no se limitó y fue muy difícil contener su circulación en un mundo tan globalizado.

Uno podría justificar a los Estados porque estamos frente a una situación de una magnitud inédita. Es la primera vez que casi 200 países, de todos los continentes, se ven afectados en solo dos meses. Debieron tomarse medidas más contundentes, como las que ya se implementaban a la hora de transportar por vía aérea material biológico animal y vegetal, pero aplicadas a los humanos.

¿Cuáles son las consecuencias del encierro?

Quiebra a las empresas, a las pymes, a la economía informal y al sector del trabajo que tiene que ver con intervención directa del cuerpo humanos: el deporte, la cultura y la recreación, los odontólogos, las peluquerías. El encierro no es sostenible durante muchos meses. Como se ha visto, hay otros sectores profundamente afectados, como la industria aeronáutica. El tráfico aéreo, a más tardar en junio, debe empezar a restablecerse, con protocolos muy bien definidos de bioseguridad. En este escenario, considero positiva la reapertura gradual de la fábricas y la manufactura.

¿Qué se debe hacer?

La dirección debe ser usar herramientas como el big data, aprovechando la georeferenciación que permiten los celulares, para seguir las cadenas de contacto y tener una trazabilidad de las comunidades que han sido afectadas y las que no. Países como Alemania y Corea del Sur lo han hecho, y han sido capaces de hacer mapas muy precisos de áreas de contagiados, para así liberar progresivamente el tránsito de personas. En colombia hay 250 municipio con infecciones y alrededor de 200 sin ella; con esta información uno puede hacer estrategias para permitir la circulación de las personas.

Ahora que se está abriendo la economía, se debería tener mejores herramientas para saber si los trabajadores están tomando las medidas de cuidado cuando lleguen a sus casas. Debemos poder implementar esquemas estrictos de trabajo en grupo. Nuestro principal problema es que no hemos podido hacer pruebas serológicas rápidas. Todos estos mecanismos serían muy útiles para espacios con grandes aglomeraciones, como la universidad en la que yo trabajo.

¿Qué medidas están tomando allí?

Desde ya estamos pensando en que los próximos semestres sea obligatorio el uso de guantes y tapabocas; esperamos poder contar con protocolos de desinfección y sensores de temperatura. En nuestra sede principal hay 15 mil, más unos 10 mil visitantes flotantes. No podemos controlar a esas 25 mil personas tan estrictamente como quisiéramos, pero hacia allá iremos, hacia convivir con la pandemia e ir saliendo poco a poco del confinamiento.

¿Qué lecciones en materia de políticas públicas dejará la pandemia?

Algo positivo es que los gobiernos más responsables y sensatos no han tomado decisiones solamente políticas, sino que se han acompañado de especialista de las ciencias de la salud. Este es el caso colombiano y de países en Europa. Algo contrario ha ocurrido en otros como Brasil, México y Estados Unidos, donde las decisiones que se han tomado han ayudado a expandir la pandemia. El Gobierno colombiano ha escuchado a los científicos, al igual que los gobernadores y alcaldes.

En cuanto a la gestión de riesgo hay un aprendizaje muy grande para la preparación de futuras pandemias. La gran lección es que una pandemia global requiere coordinación de políticas públicas globales, que ni la ONU ni la OMS tienen la capacidad de aplicar, porque la respuesta final la dan las naciones. Esos organismos internacionales solo pueden hacer sugerencias, pero se requerirá una mayor coordinación a escala global.

Uno de los problemas que hemos visto es que se han presentado polémicas y fracturas entre los países y entre estos y la OMS, porque las naciones no quieren ceder su soberanía. Esto se hizo palpable en la Unión Europea, donde los gobiernos de cada país tomaron sus decisiones, algunas de ellas equivocadas, porque empeoraron la situación.

¿Cómo imagina el regreso a la normalidad de, por ejemplo, la educación?

Las cosas regresarán a la normalidad cuando haya vacuna. Mientras tanto, la puerta empezará a abrirse en agosto, aún combinando la presencialidad con la virtualidad. Hay muchas carreras de formación que no pueden ser virtuales, como la música, en la que los estudiantes no pueden sustituir las prácticas presenciales; o las ciencias y las ingenierías, que cuentan con laboratorios muy sofisticados y que son necesarios. Sin embargo, la virtualidad es más fácil de asumir en la educación superior, donde los estudiantes son personas más formadas con capacidad de autoaprendizaje, que en la básica y media, donde los niños necesitan, además, de la socialización con otros.

NICOLÁS BUSTAMANTE HERNÁNDEZ
Redactor de Ciencia
@NicolasB23
nicbus@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.