Ojo con estas terapias que dicen curar el cáncer y son fraudulentas

Ojo con estas terapias que dicen curar el cáncer y son fraudulentas

En el día mundial del cáncer, historias de avivatos que se aprovechan de la desesperanza.

Paciente de cáncer

En el 2018 se presentaron 46.057 muertes en el país a causa del cáncer, según Globocan.

Foto:

iStock

Por: Unidad de Salud
04 de febrero 2020 , 03:24 p.m.

“La consulta inicial vale $ 220.000. Luego tiene que comprar un extractor de jugos y un destilador de agua, cada uno a 400 dólares. Después se agenda una cita donde se le hace un protocolo, que vale $ 480.000, y tras eso se piden unos suplementos y unos exámenes”, recita, como si se tratara de un libreto, una mujer al otro lado de la línea.

Segundos antes había tratado de explicar una terapia alternativa que, según ella, desintoxica el cuerpo y que además es capaz de curar el cáncer, o por lo menos de mejorar la condición de vida de los pacientes. Se refería a la terapia Gerson, “con seguidores en Estados Unidos y muchos casos de éxito”, pero que en realidad no está aprobada por las autoridades sanitarias de ese país para tratar los tumores.

A esta terapia llegamos fácil. Hizo falta escribir en Google “terapias contra el cáncer” para visualizar la publicidad de un centro que ofrece intervenciones con base en jugos, suplementos alimentarios, desintoxicaciones, dietas y otros procedimientos. En la página, incluso, aparecen varios testimonios de personas que aseguran haber recibido beneficios de esta fórmula inventada por el médico Max Gerson hace cerca de un siglo.

Esta es la grabación de la llamada que hicimos.

Audio terapia Gerson

Audio terapia Gerson

Lo que no mencionan es que la llamada Terapia Gerson “no ha sido aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA, por sus siglas en inglés) como tratamiento del cáncer ni de ninguna otra enfermedad”.

Entre otras, según el Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos, porque “se han publicado muy pocos estudios clínicos sobre la terapia Gerson” y porque “hacerse demasiados enemas -una de los procedimientos de esta intervención- de cualquier tipo es dañino”.

Pero quizás lo más dramático para los pacientes y familiares que entregan sus esperanzas a este tipo de terapias como último recurso es que al hacer una revisión sistemática de los beneficios no se encuentra evidencia concluyente de que sea capaz de cambiar el curso de la enfermedad.

"Un jarabe prodigioso"

Y si bien detrás de una terapia como la Gerson hay médicos con título que promueven prácticas que no tienen evidencia, frente a la desesperanza de pacientes de cáncer y sus familias surgen personajes de toda índole que ofrecen “curas” a partir de hierbas, preparados y hasta untos con ingredientes supuestamente naturales, pero no del todo conocidos.  

En el espacio de comentarios de las notas de salud de EL TIEMPO suele aparecerse uno de ellos. Publica sistemáticamente este mensaje, en busca de incautos: “Terapia alternativa para la curación de enfermedades graves: artritis, cáncer, Sida, prostatitis, várices, herpes, lupus, EPOC. Sin fármacos, ni cirugías, ni contraindicaciones ni la muerte del paciente”.

Decidimos llamar al número publicado para indagar en su ofrecimiento.

Audio jarabe para el cáncer

Audio jarabe para el cáncer

Jarabe para el cáncer

Este supuesto jarabe para el cáncer dice, según su vendedor, disolver los tumores en menos de dos meses.

Foto:

Archivo particular

“El producto le gana a una junta médica, ya se ha demostrado. Se trata de un jarabe de hierbas, un listado muy selectivo de plantas curativas que prepara un amigo mío que sabe mucho de esto. Cada frasco dura 15 días y se debe tomar una cucharada disuelta en agua tibia después del desayuno y de la cena. Vale apenas $ 180.000 el tarro y solo lo enviamos a domicilio”, resumió el hombre que contestó, “un viejo que sabe mucho de esto”.

Y luego se extendió en las supuestas propiedades de su brebaje. “En alrededor de los 15 días la gente empieza a ver cambios. En el cáncer de seno es posible que se disuelva el tumor si necesidad de cirugía. Este jarabe normaliza y optimiza los órganos del cuerpo. He salvado muchas vidas con este elemento prodigioso”, promete lleno de convicción.

Pero lo más grave de su discurso no tarda en llegar. El sujeto pide al paciente no ir a quimioterapia o si está en este tratamiento abandonarlo gradualmente. “Mejor que no vaya a la quimioterapia. Y si la persona no ha empezado, no se está perdiendo nada bueno”, insistió.

Falsos productos contra el cáncer

El producto promete, sin ninguna evidencia, curar el cáncer en cuestión de meses.

Foto:

Archivo particular

“Ni los jugos, ni los untos ni los extractos de hierbas tienen evidencia científica que demuestren que son útiles contra el cáncer, por más naturales que parezcan”, explica Carlos Castro, director médico de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Castro califica como peligrosísimo promocionar este tipo de productos que no han sido probados e invitar a abandonar la quimioterapia, un tratamiento que sí cuenta con el respaldo médico, por lo que pide a las autoridades tomar cartas en el asunto. “Si ustedes encontraron ejemplos como estos, las entidades también lo pueden hacer”, le advirtió a este diario.

La recomendación que hace el sujeto que vende este jarabe es demasiado grave, según César Burgos, presidente de la Asociación Colombiana de Sociedades Científicas, si se tiene en cuenta que el país ha hecho muchos esfuerzos para garantizar el diagnóstico y la cobertura integral del tratamiento del cáncer en toda la población. “De ahí que no se justifica que existan este tipo de personas que se aprovechan de las necesidades de la gente, no solo para estafarlos sino para darles consejos que pueden empeorar de manera mortal la evolución de una enfermedad”, asegura.

Un error irreparable

“Entregamos mucho dinero y al final mi mamá falleció”, dice María H. García, al recordar el caso de su ser más querido, a quien le diagnosticaron cáncer metastásico de páncreas.

“Cuando fue remitida a cuidados paliativos fue tal el desespero y la incertidumbre de toda la familia que decidimos aceptar la recomendación de unos conocidos para ir a un consultorio botánico en Chapinero -relata-. Desde el primer momento el médico alternativo que nos atendió nos dijo que debíamos suspender los medicamentos que le estaban dando para que no interfirieran con los efectos que deberían conseguirse con unos productos que, con base hierbas, empezaría a tomar desde ese momento”.

García manifiesta que el tal médico ni siquiera examinó a su mamá sino que sacó de una estantería una botella con un producto verde que destapó en el momento y en una copa pequeña le ofreció un trago afirmando que era seguro. La indicación que nos dio es que había que tomarlo tres veces al día y volver pronto a su negocio por un brebaje similar que debía preparar.

“El hombre nos juró en medio de anécdotas que tenía casos exitosos y que lo único que debíamos tener era disciplina para que el cáncer desapareciera”, recuerda.
La familia asumió con fe ese último recurso e inició el tratamiento. Las botellas duraban más o menos una semana y cada una valía $ 100.000. Por la consulta les cobró $ 150.000.

Una semana después la familia tuvo que llevar a la mamá a urgencias porque tenía un fuerte dolor, aunque ocultando, por petición del botánico, que estaba en ese tratamiento, que continuó por unas semanas más, hasta que la señora falleció.

“Llamamos al botánico y lo único que nos dijo es que la habíamos llevado muy tarde, cuando el cáncer estaba muy avanzado”, lamenta María H, quien confiesa que nunca desconfío. “En medio de esa angustia uno hace lo que sea”, acepta.

Productos conocidos

Si bien el caso de María H. hace referencia a productos desconocidos cuyos ingredientes y concentraciones solo conocen sus autores, no son pocos los videos que circulan en Youtube en canales muy populares y que presentan una bebida milagrosa, a base de sábila, para curar el cáncer, sin ningún tipo de fundamento científico.

Llama la atención que uno solo de estos videos cuenta con cientos de miles de reproducciones más que todos los que publica, por ejemplo, el Instituto Nacional de Cancerología, el centro de referencia nacional para el tratamiento de tumores.

¿Cómo identificar un mercader o estafador?

César Burgos afirma que todo centro para el tratamiento de cáncer debe estar habilitado por las secretarías de Salud, lo mismo que los profesionales de salud. Es clave que una persona pregunte siempre si hay autorizaciones y registros al día, así como que todo producto que le ofrezcan tenga registro sanitario expedido por el Invima. Si alguna de estos requisitos falta, denuncie ante las autoridades.

El ministro de Salud encargado, Iván Darío González, recuerda, finalmente, que los tratamientos de cáncer que usa el país se basan en la evidencia, deben administrarse con seguridad y estar enmarcados en procesos de humanización del servicio.

“Los equipos de atención están en capacidad de resolver dudas e inquietudes y nuestra recomendación es siempre consultar antes de consumir cualquier producto que no haya sido prescrito institucionalmente”, remata.

¿Conoce usted sitios o personajes que ofrezcan curas milagrosas contra el cáncer y que se lucren de ello? Envíe su denuncia a salud@eltiempo.com.

UNIDAD DE SALUD
Consulte aquí todas las noticias de la Unidad de Salud de EL TIEMPO.
Contáctenos a través de @SaludET, en Twitter.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.