Secciones
Síguenos en:
El covid-19 mató a un colombiano cada 4 minutos en la última semana
AUTOPLAY
El covid-19 mató a un colombiano cada 4 minutos en la última semanaEl covid-19 mató a un colombiano cada 4 minutos en la última semana
Pruebas Coronavirus

Ina Fassbender. AFP

El covid-19 mató a un colombiano cada 4 minutos en la última semana

El país enfrenta un momento crítico con aumento de casos, decesos y ocupación UCI.

El tercer pico de la pandemia de covid-19, que comenzó hace exactamente un mes, dejaba hasta este sábado 6.563 fallecimientos reportados. Esto equivale a que, en promedio, desde el 17 de marzo hasta el 17 de abril, cada día murieron 205 personas.

(Lea además: Covid-19: Colombia registra 16.654 contagios nuevos y 367 muertes más)

Pero el número de decesos viene al alza y en los últimos siete días se han registrado una media de 331 muertes por día. Esto quiere decir que, a la fecha, el tercer pico se está cobrando 13 vidas por hora en Colombia o una cada cuatro minutos.

A este panorama se suma la confirmación oficial de que la variante británica ya llegó a Bogotá. Previamente había sido detectada en el departamento de Caldas y este sábado el presidente Iván Duque informó que ya podría estar circulando en todo el país.

(También: Variante británica del Sars-CoV-2 ya circula en Bogotá)

Esta cepa y este linaje no es más letal, pero sí puede ser más contagiosa

El mandatario explicó que “esta cepa y este linaje no es más letal, pero sí puede ser más contagiosa”. En efecto, un estudio, publicado en ‘The Lancet’, ‘Infectious Diseases’, del 12 de abril, concluyó que la variante británica es más contagiosa –se transmite más rápido y causa más infecciones en menos tiempo–, pero no produce una enfermedad diferente ni tampoco es más letal que la variante original del covid-19.

Ahora, respecto a este tercer pico, Luis Jorge Hernández, doctor en salud pública, deja entrever que está siendo atípico debido a que va más rápido, evidencia más transmisión y los tiempos entre inicio de síntomas y hospitalización se han acortado.

En este sentido, frente al aumento de la transmisión, el INS confirma que el Rt (número de personas que infecta alguien con el virus) ha aumentado al punto de que el promedio nacional hoy se encuentra en 1,6, uno de los puntos más altos de la pandemia.

(Le puede interesar: España mantiene cuarentena a 12 países, entre ellos Colombia)

El infectólogo Carlos Álvarez, coordinador nacional de estudios covid-19 para la Organización Mundial de la Salud (OMS), explica que ese Rt en 1,6 significa que cada dos infectados pueden contagiar a tres personas y eso está marcando la aceleración de la pandemia. Así es inevitable ver un aumento de casos pasado el periodo de incubación de una semana.

Cuando el Rt está por encima de uno, la curva sube, cuando está por debajo de uno se puede controlar la pandemia

“El Rt junto con el índice de positividad son indicadores que nos muestran la magnitud con la que está circulando el virus. Cuando el Rt está por encima de uno, la curva sube, cuando está por debajo de uno se puede controlar la pandemia”, asevera.

Y si bien este indicador es nacional y tiene corte a la semana del 5 de abril, una mirada regional coincide con los números absolutos que la pandemia presenta en algunos sitios. Por ejemplo, en Medellín un infectado puede contagiar a 2,2 personas; en Barranquilla, a 2,15; en Pereira, a 2,25. Y en Bogotá, a 1,8.

(Además: Confirman presencia de la variante británica del Sars-CoV-2 en el país)

El otro indicador que menciona Álvarez como clave para hacerle seguimiento a la pandemia es el de la positividad de las pruebas (número de infecciones entre el total de test hechos) y, de acuerdo con los datos que el Ministerio de Salud presentó en el Puesto de Mando Unificado del pasado viernes, desde la octava semana epidemiológica (comienzos de marzo) esta empezó a crecer de manera sostenida después del descenso del segundo pico.

De hecho, se aprecia que en cuestión de cinco semanas el promedio pasó de 10 por ciento a por encima del 25 por ciento, lo que indica que una de cada cuatro pruebas en el país está dando positivo para covid-19. Sobra decir que este indicador está relacionado con el número de análisis realizados y que en la última semana el promedio diario fue de 74.116.

(Además: Conozca cuáles ciudades estarán confinadas este fin de semana)

En el documento presentado por el Minsalud se evidencia que la positividad en lo más alto del primer pico de la pandemia se mantuvo por encima del 30 por ciento en cinco semanas y que en el segundo tuvo este mismo nivel una sola semana y descendió a cuatro semanas.

Aunque estos datos son generales del país, es importante resaltar que las regiones no van a la misma velocidad. Y así, se deja ver que la positividad de las pruebas en Manizales sobrepasa el 37 por ciento, en Medellín es del 35 por ciento; en Riohacha, del 31,7 por ciento; en Santa Marta, del 29,9 por ciento, pero en Bogotá disminuye a 20,7 por ciento (una prueba positiva de cada cinco).

Lo que sí llama la atención es que este indicador viene creciendo en todas las regiones desde marzo pasado, con excepción de Santa Marta y Riohacha, en donde empezó a aumentar desde febrero.

(En otras noticias: ¿Qué se sabe sobre los efectos secundarios de la vacuna de Janssen?)

Las UCI

Otra señal del comportamiento acelerado y atípico que está mostrando la pandemia, como lo señala Hernández, es que al parecer los afectados se están hospitalizando más rápido e incluso quienes requieren camas de unidades de cuidados intensivos (UCI) presionan de manera inquietante esta disponibilidad en el sistema sanitario.

Una muestra de eso es que hace un mes la mitad de las UCI estaban ocupadas y con datos hasta el viernes ya eran tres de cada cuatro las que tenían pacientes críticos. Esto es lo mismo que la ocupación pasó de 57,04 % a 75,01 % en ese periodo de tiempo. Este crecimiento ha estado jalonado por los pacientes críticos de covid-19, entre casos confirmados y sospechosos, que pasaron de 2.401 el 17 de marzo a 5.775 el 16 de abril, para un aumento del 140 por ciento.

Aunque estos servicios se han expandido en algunos lugares, en ciertas ciudades ya muestra situaciones de colapso. Son los casos de Medellín, que llegó al 100 por ciento de ocupación y tuvo que enviar pacientes a otras capitales, como Barranquilla, Riohacha y Santa Marta.

(Lea además: Autorizan vacunación de personas entre 65 y 69 años)

Las curvas de casos y muertes dejan ver que este tercer pico comenzó a elevarse a mediados de marzo, sin una coyuntura específica. Pedro Cifuentes, experto en salud pública, explica que esto fue resultado de la propia dinámica de la pandemia, en la que un virus circula entre una gran cantidad de personas sin inmunidad, tanto que se puede decir que estos indicadores “son el resultado de una explosión de contagios promovidos por una falsa sensación de seguridad, el relajamiento de las medidas y la gran movilización de personas en algunas fechas”.

A esto se suma, según Luis Jorge Hernández, que en los valles de la pandemia los rastreos, la toma de muestras, el aislamiento de personas sospechosas o con síntomas leves y la exigencia poco rigurosa de los protocolos en algunas actividades fueron frágiles y gran parte del país se reactivó como si no hubiera pandemia.

Mientras, cabe anotar que si bien la vacunación se convierte en esperanza, este proceso solo ha logrado inmunizar completamente a 1’093.853 de los 35 millones que se esperan para lograr la inmunidad colectiva.

UNIDAD DE SALUD

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.