El covid-19 y la industria farmacéutica nacional

El covid-19 y la industria farmacéutica nacional

Pandemia reveló la carencia de estrategias para producir en corto plazo medicamentos y dispositivos.

Farmacéuticas

Laboratorio de una farmacéutica

Foto:

Diego Caucayo. Archivo EL TIEMPO

Por: Álvaro Zerda Sarmiento
14 de diciembre 2020 , 04:30 p. m.

Con la pandemia, la industria farmacéutica –o mejor, su ausencia en el país– reveló la carencia de estrategias múltiples para poder producir en un corto plazo no solo medicamentos, sino también implementos y dispositivos médicos adecuados.

(Le puede interesar: Identifican medicamentos que reducen mortalidad en pacientes Covid)

Los colombianos se preguntan por qué en el país no se han presentado propuestas para el desarrollo y la producción de una vacuna contra el nuevo coronavirus sars-cov-2. La razón se encuentra tanto en la debilidad que tiene la base productiva como en la tradicional desidia de los diferentes gobiernos para canalizar recursos hacia el apoyo de la investigación científica y tecnológica, en particular desde hace tres décadas, cuando se abandonó la estrategia de crecimiento económico basada en la actividad industrial. ¿Existe alguna alternativa?

Hasta el estallido de la crisis de la deuda externa en la década de 1980, la industria farmacéutica química desempeñó un papel importante en algunos países latinoamericanos para proveer a su población de medicamentos en ciertas ramas de la actividad terapéutica.

(Lea también: 'Vacunas aprobadas tendrán calidad, seguridad y eficacia’: Invima).

No obstante, con la negociación de la deuda vinieron condiciones impuestas por la banca multilateral de apertura de las economías y levantamiento de la estrategia de industrialización por sustitución de importaciones. Esto significó que México, Chile y Colombia abandonaran en distintos momentos el apoyo al desarrollo de una industria nacional, con lo cual empezó el marchitamiento del sector farmacéutico local. La excepción la constituyeron Argentina y Brasil, que además tampoco entraron en la onda de las negociaciones de tratados de libre comercio en la década de 2000.

En Colombia, el desarrollo industrial sufrió un retroceso desde comienzos de los años noventa, cuando empezó el proceso de apertura económica en el gobierno de César Gaviria. De participar con un 25 % del PIB y una porción similar en la generación de empleo nacional, rápidamente descendió a un 12 – 14 %, niveles no superados en las décadas posteriores.

(Siga leyendo: Cómo frenar la disparada de contagios, según los expertos).

En esos términos se puede hablar de un fenómeno de “desindustrialización neta”, pero también relativa en algunos sectores, como el farmacéutico, por ejemplo, en el que muchos laboratorios internacionales salieron del país o se dedicaron a la comercialización, y muchos de capital nacional cerraron o fueron vendidos al capital extranjero.

Para saber más sobre este tema, ingrese aquí.

Álvaro Zerda Sarmiento
UN Periódico Digital

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.