Secciones
Síguenos en:
Hospitales del país se alistan para ola de enfermos por covid-19
Así están los servicios de urgencias en los hospitales públicos de Bogotá

Hospitales del país se alistan para ola de enfermos por covid-19.

Foto:

ELTIEMPO

Hospitales del país se alistan para ola de enfermos por covid-19

El número de camas, si bien se está ampliando, parece escaso ante las proyecciones.

Aunque el reporte oficial indicaba que 23 colombianos permanecían al cierre de esta edición en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y otros 25 estaban en unidades intermedias por la pandemia de covid-19, lo cierto es que estos números se multiplicarán en las próximas semanas y pondrán a prueba la capacidad del sistema de salud y, por supuesto, de las clínicas y hospitales del país.

Así lo han previsto las autoridades sanitarias, que trabajan a todo vapor para ampliar la capacidad de camas en UCI en todo el territorio nacional, pero también las proyecciones epidemiológicas independientes.

Una de ellas hecha por Felipe Lobelo, profesor asociado de la Universidad Emory de Atlanta (EE. UU.), quien calculó que en el mejor de los escenarios, con una curva epidémica plana (en la que las medidas de control funcionaron), en el día 90 de la epidemia (mayo), el número de hospitalizaciones en Colombia podría ubicarse en 58.824, 42.700 de ellas en piso general y 16.124 en UCI.

En una proyección moderada, con una curva epidémica pequeña, las hospitalizaciones en mayo podrían ascender a 279.096, 202.595 en piso general y 76.501 en UCI.

Estas cifras desbordarían de lejos la capacidad instalada en los hospitales del país si se tiene en cuenta que tras el plan de contingencia en el que trabaja el Ministerio de Salud para ampliar la capacidad en 300 por ciento el número máximo de camas de UCI en la cuarta fase de epidemia final sería de 9.826.

Eso sin contar que, según la Asociación de Medicina Crítica y Cuidado Intensivo (Amci), el 80 % de las camas de UCI ya están ocupadas, menos del 10 % tienen infraestructura biosegura y menos del 2 % cuentan con presión negativa; es decir, todas las condiciones de aislamiento necesarias para las patologías más delicadas de tratar.

Por regiones

En Colombia, ningún departamento tiene más de dos camas de UCI para adulto por cada 10.000 habitantes. De hecho, los más 'alejados', como Vaupés, Vichada, Guainía, Amazonas y Guaviare, no tienen ni siquiera una UCI para atender casos críticos, según datos extraídos del Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud (REPS).

Y frente a estándares internacionales, el país está en lugares poco honrosos. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), Colombia, en 2017, tenía menos de 2 (1,7) camas hospitalarias por cada mil habitantes, uno de los promedios más bajos ente los miembros de este organismo, superando apenas a México, Costa Rica, Indonesia e India.

(Además: Así va la carrera científica para hallar una vacuna contra la covid-19)España, que afronta una crisis muy aguda por la covid-19, tiene apenas tres camas, cifra muy lejana a Japón, en el primer lugar, con 13.

Las dificultades que se ven, sin embargo, pasan por la escasez que hay de elementos de protección personal, los cambios de precios de insumos y equipos vitales

Aumento de camas

Estos datos cobran relevancia si se tiene en cuenta que una de las prioridades actuales del Ministerio de Salud, en medio de la crisis sanitaria, es precisamente aumentar la capacidad de atención para casos de alto riesgo, lo que empata con esfuerzos como la apertura de 900 camas de baja complejidad en Corferias y la habilitación de mil más en los hospitales que son activos de Saludcoop en liquidación.

Pero, tal como afirma Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas (ACHC), un centro de atención “no es solo es un cúmulo de camas para enfermos, sino también el soporte humano, técnico y científico”.

En ese sentido, afirma que los 1.800 hospitales y clínicas en el país se han preparado alistando áreas específicas para la atención, adecuando las actuales capacidades y equipamientos y, además, ampliando áreas para cuidado crítico.

“Muchos han abastecido extraordinariamente sus reservas de dispositivos, medicamentos e insumos. Los planes de contingencia están activados, la conversación con secretarías de Salud, ministerio y gremio se ha reforzado, todo en búsqueda de coordinación y cooperación adecuadas”, dice.

(Lea también: No se pedirá revisión técnico-mecánica mientras dure emergencia)

“Las dificultades que se ven, sin embargo, pasan por la escasez que hay de elementos de protección personal, los cambios de precios de insumos y equipos vitales y la escasez de algunas máquinas indispensables para elevar el nivel de complejidad. El Gobierno hace un esfuerzo importante para coadyuvar en la preparación y alistamiento de todo el sistema, pero hace falta que otras manos se levanten y ofrezcan ayuda”, manifiesta.

“Y respecto a recursos, hoy más que nunca se requiere liquidez en el sector hospitalario para mantener el empleo del recurso humano, para poder adquirir todo lo que se necesita aplicar en estos momentos. Se debe ensayar una remuneración por mínimo vital o por capacidad instalada en estos primeros meses de la pandemia”, remata Giraldo.

Por su parte, la Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos (Acesi), en una carta enviada al ministro de Salud, Fernando Ruiz, dejó ver dificultades de otra índole que, a su juicio, se vienen presentando en la red pública hospitalaria “y que podrían generar tropiezos importantes para dar respuesta oportuna y eficaz a la situación con el covid-19”.

“A la fecha no se ha generado la reglamentación que permita solucionar las grandes dificultades que hoy en día tienen los prestadores de servicios de salud por la ausencia de elementos de bioseguridad fundamentales para garantizar la prestación de servicios de salud, sin exponer al personal”, escribieron.

Para rematar alertan que hay dificultades para la adquisición de dichos equipos por el desabastecimiento y la usura en la poca oferta, “lo que ha llevado a que varios profesionales contratados por empresas temporales para la prestación del servicio están renunciando a sus cargos por falta de garantías, empeorando la situación en momentos de fase de contención y dejando sin capacidad de respuesta para una etapa de mitigación”.

(Además: Coronavirus: ya son 539 casos de contagio en Colombia)

En ese sentido, proponen que el Ministerio de Salud haga una compra centralizada de equipos de bioseguridad e insumos que están empezando a escasear y además que se regulen los precios de estos elementos para evitar la usura con la poca oferta existente en el mercado y así optimizar los recursos existentes. Julio Castellanos director del Hospital Universitario San Ignacio.

Finalmente, Julio César Castellanos, director del Hospital Universitario San Ignacio, pone en evidencia que la contingencia por esta pandemia comenzó en los centros médicos desde enero mismo, en vista de la evolución que tomaba la epidemia en China. “Una vez fue aumentando la progresión y vimos que se aumentaban las necesidades de cuidado respiratorio avanzado y que este nuevo virus se contagiaba más y más fácil que los anteriores, iniciamos los ajustes a los protocolos y guías así como preparación del personal”, asevera.

Dentro de esa preparación se ajustó la capacidad de atender a los pacientes de covid-19 sin descuidar a los crónicos con enfermedades como cáncer, enfermedad renal crónica, cardiovascular, entre otros. “Ello nos ha llevado a iniciar o incrementar proyectos de extensión hospitalaria, atención domiciliara y tele consulta”, concluye.

Capitales se preparan para la emergencia

Las secretarías de Salud de las capitales del país aceleran los procesos de adaptación de sus plantas hospitalarias ante el posible brote de la covid-19 que haga insuficiente las camas y otros insumos necesarios para tratar la emergencia.

De hecho, en la actualidad, varios de los principales centros médicos de las capitales tienen sus unidades con un alto porcentaje de ocupación de pacientes con diversas enfermedades, por lo que urge la adecuación de nuevos espacios.

Medellín, por ejemplo, cuenta con la mayoría de camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de las 502 que tiene Antioquia. Sin embargo, en el caso de las clínicas más importantes, como el Hospital San Vicente, el Hospital General, el Pablo Tobón Uribe y la IPS Universitaria, que juntas tienen 264 camas entre UCI y UCE (Unidad de Cuidados Especiales), la mayoría tiene un 90 por ciento de ocupación.

(Lea también: El país traerá 1.510 ventiladores mecánicos para atender emergencia de covid-19)

Así las cosas, en los planes está el aumento de la capacidad en estos hospitales, y ya la red de salud de Medellín trabaja en alternativas, como la adecuación de hospitales abandonados, como la Clínica de la 80 y la Clínica Santa Gertrudis, en Envigado.

Ello nos ha llevado a iniciar o incrementar proyectos de extensión hospitalaria, atención domiciliara y tele consulta

En Bucaramanga, por otro lado, el Hospital Universitario de Santander, el más importante de la red pública del departamento, cuenta 425 camas y actualmente tienen el 80 por ciento de ocupación. En este departamento, con 4.275 camas hospitalarias y 375 camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, la gobernación adelanta la expansión para asumir la emergencia, que contempla sumar la infraestructura hospitalaria.

En Barranquilla están adecuando como hospital el centro de convenciones Puerta de Oro con 600 camas, donde serán recibidos los contagiados. En la ciudad se destinó al hospital Adelita de Char, con 124 camas en la UCI, para atender los casos graves de la covid-19.

El alcalde Jaime Pumarejo proyecta adecuar como hospitales de campaña los coliseos de baloncesto y boxeo, entregados a la ciudad en los pasados Juegos Centroamericanos. Seis hoteles ofrecieron sus instalaciones para la atención de pacientes, lo que sumaría 400 habitaciones habilitadas para ello.

En Cartagena, representantes de hospitales y clínicas privadas sostienen que no obstante que la alcaldía tiene un plan para atender la emergencia y destinó 10 centros hospitalarios para los pacientes, hacen falta recursos para que las IPS brinden garantías al personal médico.

“Si bien se diseña un plan para la atención de posibles contagiados, el decreto no toma medidas para el reconocimiento y gastos originados en dicha atención, lo que en el futuro puede agravar aún más la crisis del sector salud”, dijo Luis Alberto Percy, director general de la Casa del Niño, que integra la red hospitalaria.

En esta ciudad hay 1.500 camas, de esas 250 son para UCI, y se aspiran a llegar a las 1.000 para enfrentar la emergencia.

En Cali, además de la capacidad con la que cuentan, se sumarán las dos clínicas de Saludcoop que permanecían cerradas, donde se atenderá a pacientes que requieran hospitalización. Así, la alcaldía estima que habrá 800 camas adicionales en la red para atender a los contagiados.

(Le puede interesar: Migrantes en época de coronavirus en Bogotá, ¿se avecina una crisis?)

“Se están revisando las condiciones de los equipos, de infraestructura, nos entregaron las llaves y vamos a empezar con labores de higiene”, dijo Miyerlandi Torres, secretaria de Salud.

Cotelco, por su parte, ofreció hoteles para atender a unos 500 pacientes de covid-19 que no sean de gravedad y solo necesiten monitoreo en Cali.

Una de las regiones con déficit de camas es la de la Orinoquia, donde las clínicas privadas estiman que se necesitan 700 camas, como señaló el presidente de Servimédicos, Luis Alberto Franco.

El secretario de Salud del Meta, Jorge Ovidio Cruz, indicó que el departamento tiene 179 camas para cuidado crítico, las cuales están en los hospitales de Villavicencio y Granada, así como en las clínicas Meta, El Barzal, Centauros y Corporación Clínica.
No obstante, Franco sostiene que más del 90 por ciento de las camas de cuidados intensivos están actualmente ocupadas por las patologías propias de la región, de manera que se necesita tener unas 700 camas de cuidados críticos para atender esta pandemia.

(Lea también: Vuelos humanitarios seguirán realizándose, anuncia el Gobierno)

UNIDAD DE SALUD 
​Con apoyo de NACIÓN y UNIDAD DE DATOS

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.