Atención a domicilio: una de las curas para descongestionar hospitales

Atención a domicilio: una de las curas para descongestionar hospitales

Yann Hedoux, presidente de Emi, explica el aumento de servicios en casa y virtuales tras covid-19.

Yann Hedoux, presidente de Emi

Emi llegó a la región hace más de 40 años. Yann Hedoux es el presidente para Colombia y Latinoamérica de esta compañía.

Foto:

Emi

Por: ELTIEMPO.COM
16 de abril 2020 , 08:16 a.m.

Tras la llegada del nuevo coronavirus a Colombia, la recomendación de mantener la distancia social y acudir a hospitales solo en casos de urgencia disparó las cifras de atención domiciliaria y virtual.

Con esto, además, se ha mesurado una de las principales preocupaciones que la pandemia genera: mantener una óptima disponibilidad de camas en los centros hospitalarios.

Yann Hedoux, presidente para Colombia y Latinoamérica de Emi, una de las compañías que presta servicios médicos en casa, habló con EL TIEMPO sobre los retos que la covid-19 puso en el sector y la importancia de las nuevas tecnologías para descongestionar el sistema de salud.

(Le puede interesar: Capitales consiguieron 882 camas UCI y ya hay 3.592 para la emergencia

¿Cómo cambiaron las cifras de atención a domicilio y virtuales antes y después de la aparición del nuevo coronavirus en Colombia?

Apenas llegó el virus, estábamos batiendo récords cada día. Había un efecto de pánico en la población por la información que llegaba desde Europa y Asia y los servicios se dispararon de manera muy fuerte. 

Si comparamos marzo de 2020 con el mismo mes del año pasado, los servicios subieron alrededor de 20%, pero hay que tener en cuenta dos periodos: uno, antes de la cuarentena y, el otro, cuando comienza la cuarentena.

Antes del aislamiento, teníamos una proyección de 200.000 solicitudes para marzo, pero a partir del 21 de ese mes los servicios en domicilio se fueron regulando, y aún más cuando comenzó la cuarentena, por lo que cerramos marzo con 170.000 atenciones (tanto en casa como virtuales). 

Esas 30.000 atenciones menos se pueden explicar en que, al estar la gente aislada, hay menos servicios en otros temas, por ejemplo accidentes y casos de trauma. 

Hay un reto al sistema de salud en cuanto a capacidad de atención. ¿Cómo están ayudando los servicios que ustedes prestan a descongestionar los centros médicos?

El 95% de los casos que atendemos los resolvemos en el sitio, salvo que por la gravedad del caso debamos remitir al paciente a una clínica.

Si bien las urgencias se han reducido por los cambios de actividades y hay más conciencia de en qué momento acudir a este tipo de servicios, con nuestra atención hemos logrado impactar de forma positiva el sistema de salud, pues solo un 5% de los casos han sido remitidos a los centros médicos en razón a su seriedad o complejidad, logrando descongestionar el sistema de salud, que hoy más que nunca necesita contar con espacio para atender las urgencias provocadas por la pandemia.

(Además: Así va la curva de casos del coronavirus en Colombia

Coronavirus en Milán

Experiencias como la de Italia y España permitieron que los países de Latinoamérica estuvieran mejor preparados para enfrentar la pandemia.

Foto:

Efe

¿El llamado a evitar el contacto ha impulsado los canales virtuales sobre la atención domiciliaria?

Con el tema de covid-19, la gente quiere evitar las interacciones, entonces, si es un tema menor, optan por la atención virtual, que implementamos hace dos años.

En nuestra compañía, la gente es la que toma la decisión de si ingresa al canal virtual o al presencial desde un comienzo, o de si en cualquier momento quiere pasar de esa atención por chat, teléfono o videoconsulta a recibir al médico en su casa. 

En 2020 estábamos en un porcentaje de 80% de atención presencial y 20% virtual. Este año, en marzo, cambió a 67% in situ y 33% virtual. Al mirar abril, la proporción va en 60% en casa y 40% por los canales electrónicos. Ha ido aumentando la atención virtual.

¿Cómo se preparó Emi para enfrentar la pandemia y los riesgos de contagio de su personal?

Desde enero, cuando el tema se puso muy fuerte en Europa, estábamos a la espera de cuándo aparecería el primer caso en Latinoamérica.

Sabíamos que teníamos que subir estructura médica porque incrementarían los servicios, entonces adelantamos compras en la flota que teníamos previstas para más adelante (cerca de 20 vehículos), contratamos 100 médicos más y, al tener como objetivo estratégico la seguridad de pacientes y personal médico, hicimos una inversión de 500 millones de pesos en elementos de bioseguridad.

Cuando los servicios se dispararon, más o menos después del 9 de marzo, estuvimos en capacidad de responder. 

De los casos que han atendido, ¿cuántos son sospechosos de covid-19 y cómo es el protocolo para atenderlos?

Cuando llegó el coronavirus el porcentaje era altísimo: casi el 60 % de las llamadas estaban relacionadas con covid-19. En abril el nivel es más bajo, alrededor de un 30 %. Desde el 28 de marzo hasta mediados de abril se han reportado 816 casos como sospechosos.

Cuando la persona nos contacta, indagamos en los síntomas. Si hay la menor duda de que se trata de covid-19, el médico está notificado y toma todas la medidas de protección para acudir al sitio preparado para que haya riesgo.

Después de hacer el diagnostico y confirmar si el caso es sospechoso, tenemos un papel importante, que es informar, siguiendo los protocolos del Ministerio de Salud, para la toma de muestras. Luego de notificar a la autoridad local, ellos se comunican con el paciente para agendar ese proceso.

Sabemos que, para el paciente, es una etapa muy solitaria, por eso intentamos ser solidarios y hacer un acompañamiento en el momento que sea.

(Lea también: Otros dos médicos fallecen por covid-19 en Colombia

Si no buscamos la vacuna, esto puede llevar mucho tiempo

¿Y qué medidas toman con el personal que atiende casos que resultan ser positivos; alguno de sus profesionales se ha contagiado?

Aunque el resultado de la prueba es confidencial, las autoridades nos informan si el paciente es portador de covid-19 para aislar al equipo que lo atendió.

En Colombia tuvimos un máximo de 50 personas aisladas entre médicos, enfermeros y conductores, sobre casi mil médicos que están en operación. Hasta el momento no tenemos casos de infectados en nuestro personal. Los protocolos están funcionando.

Falck, la multinacional a la que pertenece Emi, tiene una alta presencia en Europa, ¿cómo ha sido la situación para su equipo médico allá?

En Europa principalmente estamos atendiendo servicios de emergencia o urgencias puras, no hay consulta como acá, o solo en pocos casos. También tratamos mucho el tema de transporte de pacientes, aunque se bajó bastante con los fenómenos de cuarentena en los distintos países. 

El tema del contagio del personal médico es muy notable en Europa. España, por ejemplo, está totalmente impactada en eso, hay más de un 20% de la población médica que esta contagiada. 

(Le recomendamos: Las reacciones en el mundo al anuncio de Trump de suspenderle fondos a OMS)

Están caldeados los ánimos a nivel internacional en cuanto a la solución de la pandemia. ¿Qué ha encontrado el observatorio de Falck en ese sentido y cómo ven a Colombia?

La situación ha sido muy compleja en países como España e Italia porque, cuando llegó el virus, apenas estábamos aprendiendo de él y las medidas fueron un poco más tardías. A eso se suman otros factores, como la disponibilidad de camas en unidades de cuidados intensivos o que en Europa no se fabricaban algunos aparatos para atender a los pacientes.

Acá, por fortuna, pudimos ver esa experiencia y actuar mucho más rápido e implantar medidas de confinamiento. Creo que el Gobierno de Colombia lo está haciendo muy bien.

El gran debate en este momento es como salimos del confinamiento y ahí existen múltiples riesgos. Puede que haya una segunda ola de casos mas agresiva. La primera pregunta es cuándo vamos a tener un medicamento o vacuna. La Unión Europea aprobó un plan de 500 billones de euros para apoyar las economías de los países, pero hay que pensar hasta cuándo vamos a tener una plata que a veces puede ser ficticia o que estamos tomando de futuras generaciones.

A lo mejor el primer enfoque debería ser el de buscar una vacuna. Que, entre los más de 180 países que están en esto, financien una solución, y no esperar a que un privado fabrique una vacuna que puede tardar dos años.

Hay que aguantar el virus con el confinamiento, después vendrá el efecto económico pero, si no buscamos la vacuna, esto puede llevar mucho tiempo.

ELTIEMPO.COM

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.