La vida en torno al agua en Sitionuevo y El Piñón, Magdalena
Galería
Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Esteban Hernández, de 6 años,  juegan en una tina improvisada con agua de la llave, la cual es considerada la peor del país en materia de consumo humano de acuerdo a un informe del Ministerio de Salud del 2016. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La cabecera municipal de Sitionuevo, Magdalena (Colombia), queda a la orilla del Río Magdalena y cuenta con un puerto el cual conecta con el departamento del Atlántico.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Trabajadores del pueblo refuerzan la ladera del río para evitar la erosión, la alcaldía los contrata para ello pues llevan años haciéndolo de manera artesanal.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Karen Hernández, de 39 años, de Sitionuevo, vive con su familia en el pueblo y utiliza una alberca en el patio para satisfacer las necesidades de la casa.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La mayoría de las casas cuentan con poncheras para lavar los platos, costumbre heredada desde cuando no contaban con acueducto. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Jaqueline Mendoza, de 38 años, líder social en Sitionuevo, Magdalena (Colombia), denuncia que el agua del pueblo no es apta para el consumo humano y por lo tanto tienen que echarle cloro al agua que almacenan para hacerla potable. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La niña Eyleen toma agua en la casa de su amiga Milagros, hija de Luz Dominguez (azul). Eyleen vive al otro lado del pueblo y lo cruzó para consumir el líquido pues en su sector no tenía agua.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

El barrio Simón Bolívar, Segunda Etapa, es uno de los más deprimidos en Sitionuevo, Magdalena (Colombia), y sus habitantes no cuentan con la mejor higiene en el sector. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Una vecina se sirve sopa de la olla de la señora Fany Fontalvo, quien vende el producto a mil pesos con agua que hierve luego de haberle echado cloro tal como la mayoría de la gente hace en Sitionuevo. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Los niños del barrio Simón Bolívar, Segunda Etapa, en Sitionuevo, Magdalena (Colombia),  juegan en tinas improvisadas con agua de la llave para calmar la sofocación. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Nueva Venecia, corregimiento de Sitionuevo, Magdalena (Colombia), ubicada en la Ciénaga de Pajaral, dentro de la Ciénaga Grande de Santa Marta, es donde más se presentan enfermedades relacionadas con el consumo de agua no potable. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

De igual manera, Buenavista y Palermo, corregimientos también de Sitionuevo, Magdalena (Colombia), tampoco cuentan con agua potable de calidad.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Sitionuevo, Magdalena (Colombia), cuenta con una planta de tratamiento de agua desde diciembre del 2016 de acuerdo a su alcalde José Gómez. ​

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La planta de tratamiento bombea el agua del Río Magdalena y luego pasa por distintos dispositivos para comenzar el proceso potable. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

A pesar de llevar dos años y tres meses de funcionamiento, en ocasiones sale agua turbia de la llave en algunas zonas del corregimiento debido a las antiguas redes por donde pasa el líquido.  

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La empresa Licuas, la cual trabaja un proyecto con el Plan Departamental de Agua del Magdalena, es la encargado de asesorar la Planta de tratamiento de Agua de Sitionuevo. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

El alcalde José Gómez, asegura que en la alcaldía no han recibido ninguna queja con respecto a la calidad del agua de la llave en la cabecera del pueblo.  

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

El Técnico Oscar Vizcaino, de 47 años, Coordinador de la Planta de Agua del Piñon, otro municipio del Magdalena a dos horas y media por carretera, revisa una de las bombas de extracción del agua del Río Magdalena.

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

La planta de agua de El Piñon, Magdalena (Colombia), es manejada desde sus inicios por la empresa Emporio (E.S.P), la cual es  una cooperativa.  

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

Debido a la sequía, una de las bombas fue acercada a la orilla del río para mejorar la extracción del agua. 

Galería Sitionuevo
Vanexa Romero/EL TIEMPO

El Piñón es un municipio del Magdalena el cual se encuentra a tres horas de Barranquilla por transporte terrestre y a través de una carretera en pésimas condiciones. Otra forma de llegar a El Piñón es vía ferry a 15 minutos en Salamina, Magdalena.  A pesar de su lejanía con una gran urbe, cuenta con agua potable para el consumo humano. 

Salud 22 de marzo de 2019 , 12:00 a.m.

La vida en torno al agua en Sitionuevo y El Piñón, Magdalena

Estos dos municipios del Caribe colombiano, tienen como fuente hídrica al Río Magdalena. 

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.