Tipo de munición usada contra Dilan mató a 53 personas en 27 años

Tipo de munición usada contra Dilan mató a 53 personas en 27 años

Metaanálisis documentó muertes e incapacidades por este tipo de armas disuasivas y pidió regularlas.

Esmad

Medicina Legal confirmó que una munición del tipo 'bean bag' disparada con una escopeta calibre 12 del Esmad perforó el cráneo del joven Dilan Cruz la semana pasada.

Foto:

Abel Cárdenas. EL TIEMPO

Por: Unidad de Salud
03 de diciembre 2019 , 03:52 p.m.

A pesar de que Medicina Legal demostró la semana pasada que el arma y el proyectil accionados por el Esmad que causaron la muerte al joven Dilan Cruz están autorizados por protocolos nacionales e internacionales y no fueron modificados, un estudio científico publicado hace poco evidenció que el uso de estas supuestas armas no letales ha producido decenas de muertes en el mundo.

En concreto, una revisión sistemática (metaanálisis) de la literatura médica disponible sobre muertes, lesiones y discapacidad permanente causadas por balas de goma y plástico, conglomerados metálicos y otros proyectiles clasificados como no letales utilizados para el control de protestas y multitudes encontró que estas, en realidad, pueden llegar a ser letales incluso cuando se usan dentro de los protocolos.

El estudio publicado en British Medical Journal, una de las revistas más prestigiosas del mundo, analizó resultados clínicos desde el 1.° de enero de 1990 hasta el 1.° de 2017, recopilados en bases de datos rigurosas y significativas.

(Le puede interesar: Amigo de Dilan Cruz denuncia amenazas en su contra)

El análisis estaba enfocado a revisar las estadísticas descriptivas, presentar datos sobre gravedades de lesiones, invalidez permanente y muerte, además de los factores de riesgo que pueden agravar estos desenlaces, como lugares anatómicos de impacto, distancias de los disparos y accesos en la atención.

De 3.228 artículos escritos sobre la materia, 26 cumplieron todos los criterios de inclusión en el análisis dando como elemento de base una población de 1.984 personas lesionadas, de las cuales 53 murieron como consecuencia de las lesiones y 300 quedaron con discapacidades permanentes.

Al analizar los casos, la mayoría resultó por golpes en la cabeza y en el cuello, específicamente el 49,1 por ciento de las muertes y el 82,6 por ciento de las discapacidades permanentes.

De los 2.135 casos de lesiones en los que sobrevivieron los pacientes, el 71 por ciento fueron graves; y las lesiones en la piel y las extremidades fueron las más frecuentes.

De acuerdo con la publicación, el sitio anatómico del impacto, la distancia del disparo y el acceso oportuno a la atención médica se relacionaron de manera directa con la gravedad de la lesión y el riesgo de discapacidad.

La investigación también determinó que los proyectiles de impacto cinético (KIP, por su sigla en inglés), a menudo llamadas balas de plástico o goma y que se usan comúnmente en control de multitudes, han causado una morbilidad y mortalidad significativas durante los 27 años de análisis, en gran parte generadas por lesiones penetrantes en cuello, el torso y la cabeza, como es el caso del joven bogotano.

En 310 personas se presentaron lesiones oculares. 261 de ellas sufrieron ceguera permanente y 738 tuvieron heridas en las extremidades, y de ellos siete quedaron inválidas de por vida.

"De todas las muertes atribuibles a KIP, que fueron 53, 26, es decir el 49,1 por ciento, fueron por lesiones en la cabeza”, insiste el documento. En este punto cabe señalar que los protocolos de uso de estas armas no letales señalan claramente que se debe apuntar del cuello para abajo. 

Al analizar los tipos de bala usados, muchas de las lesiones (1.219) y discapacidades permanentes (237) documentadas fueron producidas por balas que tenían algún compuesto metálico o algún compuesto metal.

Dilan Cruz

Dilan Cruz falleció después de ser impactado por munición lanzada por el Esmad durante las manifestaciones en el paro nacional.

Foto:

Instagram: @_dilan88_

Estos proyectiles incluyen balas de metal recubiertas de goma, así como balas con fragmentos metálicos diminutos dentro de una matriz de cloruro de polivinilo y bean bag con pequeños gránulos de plomo encerrados en una bolsa de tela sintética, como el que encontró Medicina Legal en la cabeza de Dilan Cruz.

Por otra parte, ocho de los estudios analizados señalaron que la distancia de disparo de las armas fue menor que las permitidas y estuvieron relacionadas directamente con la severidad de la lesión.

'Armas no apropiadas'

“Dada su inexactitud inherente, el potencial mal uso y las consecuencias para la salud comprobadas, los KIP no parecen ser armas apropiadas para usar en entornos de control de multitudes”, dice la publicación y agrega que hay una necesidad urgente de establecer pautas internacionales sobre el uso de armas de control de masas para prevenir lesiones y muertes innecesarias.

Algo que llamó la atención de los investigadores es que estos KIP están diseñados para limitar la energía cinética en el impacto y así evitar lesiones penetrantes dentro de un campo de tiro específico. “Sin embargo, los hallazgos demuestran lo contrario y sí tienen el potencial de causar lesiones graves y muertes”, concluyen.

Incluso, los científicos pudieron demostrar que la velocidad de los KIP es similar a la de las municiones letales y que los desenlaces más graves ocurrieron por disparos a órganos a corta distancia, incluidos la cabeza, cuello, pecho y abdomen.

Las Naciones Unidas —recuerdan los investigadores— han establecido el principio general de relacionar la proporcionalidad del uso de la fuerza en instrucciones a los encargados de hacer cumplir la ley, “pero estos principios no proporcionan información específica sobre el nivel de fuerza que deberían usar en el control de multitudes, tal como revelaron los resultados”.

Y si bien los investigadores encontraron una dificultad para establecer la distancia de disparo para hacer investigaciones en tiempo real, algunos artículos analizados y revisados también establecieron que los KIP son inexactos para uso en distancias largas, al punto que se han documentado heridos aliados, es decir, entre la misma fuerza pública, espectadores y personas no violentas.

Vale decir que estos hallazgos y conclusiones coinciden con el informe publicado hace poco por la Red Internacional de Organizaciones de Libertades Civiles (Inclo) y Médicos por los Derechos Humanos (PHR), con base en sendas revisiones sistemáticas de los efectos de los proyectiles de impacto cinético.

UNIDAD DE SALUD
Consulte aquí todas las noticias de la Unidad de Salud de EL TIEMPO.
Contáctenos a través de @SaludET, en Twitter, o en el correo salud@eltiempo.com.

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.