Rico y barato, alimentos que pueden 'salvarle' la vida y el bolsillo

Rico y barato, alimentos que pueden 'salvarle' la vida y el bolsillo

Únete a #DesafíoQuéTeComes, el reto de la FAO y EL TIEMPO en la semana de la alimentación saludable.

Qué te comes

Recuerde que al final del artículo encontrará el reto de hoy para participar por una sorpresa que la FAO tiene para los amantes de la comida saludable.

Foto:

EL TIEMPO

Por: FAO y EL TIEMPO
18 de octubre 2019 , 12:00 a.m.

Colombia, el continente y el planeta entero se enfrentan al desafío del incremento de problemáticas como el sobrepeso, la obesidad, la diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras. Al mismo tiempo, muchas regiones y territorios están expuestos de manera continuada a situaciones de hambre y escasez de comida. En este contexto, el uso de alimentos locales y ancestrales no solo protege nuestra salud, sino también fortalece nuestra cultura y las economías regionales o locales.

En el país gozamos de una gran riqueza de ecosistemas y de una cultura llena de matices, donde los grupos étnicos, la población campesina, la urbana y los migrantes de otros países han aportado gran diversidad a nuestra gastronomía. La alimentación y la cocina tienen íntima relación con nuestra historia y con nuestra identidad, por lo que no solo son un aspecto biológico en nuestra vida, sino que también son un elemento cultural, económico y político que configura muchas de nuestros recuerdos, preferencias y relaciones sociales.

Según datos de la FAO, en la historia de la humanidad, de unas 30.000 especies de plantas comestibles solo se han cultivado entre 6.000 y 7.000 especies para producir alimentos.

Sin embargo, hoy en día solamente utilizamos 170 cultivos a una escala significativa a nivel comercial. Aún más sorprendente, el mundo depende en gran medida de solo 30 de ellos para que nos proporcionen las calorías y nutrientes que necesitamos diariamente. Más del 40 por ciento de nuestra ingesta diaria de calorías procede de tres cultivos básicos: arroz, trigo y maíz. En el caso colombiano el cambio climático y el cambio generacional hacen que se empiecen a perder no solo ingredientes tradicionales, sino innumerables conocimientos culinarios, agrícolas y pesqueros.

De unas 30.000 especies de plantas comestibles solo se han cultivado entre 6.000 y 7.000 especies para producir alimentos.

Es un reto para el país conservar su patrimonio alimentario, pero se hace necesario perseverarlo para que las nuevas generaciones tengan acceso a sabores y conocimientos que son parte fundamental de nuestra historia.

Alimentos como la chirimoya, el anón, la badea, la granadilla de quijo, el madroño, la papayuela, la guama, la cañafístola, la pomarrosa, la piñuela, la ciruela, el hobo, el icaco, el níspero, el pepino de agua, la granada, el motilón, la lima dulce, el chachafruto, la papa china, la oca, el cubio, el olluco, la guayaba agria, el chontaduro, y diversas variedades de papas, maíces o palm1as, se encuentran en riesgo de desaparición debido a su falta de cultivo y de consumo. De igual manera una gran gama de productos pesqueros y de recolección empiezan a acabarse debido a la contaminación ambiental.

Diversificar nuestra alimentación con productos de temporada y con recetas tradicionales trae muchas ventajas. Nuestra gastronomía tradicional suele ser muy nutritiva y puede ayudarnos a tener una dieta más equilibrada.

También permite proteger nuestra agricultura, pues apoya a quienes producen nuestros alimentos y evita que dependamos de unos pocos monocultivos que en muchos casos afectan los suelos y la biodiversidad. De igual manera permiten mantener vivos los conocimientos tradicionales, manteniendo prácticas ancestrales en nuestros cultivos, hogares, o momentos de celebración.

Como consumidores responsables y conscientes, estamos llamados a promover que esa diversidad de tradiciones y alimentos no se pierda. Podemos hacerlo apoyando la producción local, intentando sacar algo de tiempo para aprender a cocinar nuevas recetas, e intentando incluir frutas de temporada e ingredientes tradicionales entre los alimentos rápidos e industrializados que comemos debido a nuestras ocupaciones.

Las políticas de gobierno también están llamadas a impulsar una mayor producción y consumo de ingredientes y recetas tradicionales, a través de políticas que mejoren las condiciones de vida de las personas que producen nuestros alimentos, y generando incentivos y rentabilidad a quienes se esmeran por conservar vivo nuestro patrimonio alimentario.

Así, la próxima vez que vayamos a comprar nuestros alimentos recordemos la importancia de diversificar nuestra dieta con alimentos de temporada para proteger nuestra salud (y nuestro bolsillo). No olvidemos aprender de nuestros abuelos y abuelas y hagamos con ellos preparaciones tradicionales, o armemos una huerta con aromáticas en nuestro patio. Una rica gastronomía no solo sale de los grandes chefs, con un poco de tiempo, interés y deseo de probar nuevos sabores, nuestra historia seguirá viva y gozaremos de una excelente salud.

El reto de hoy: ¿Cuál es el producto que más compra cuando va al mercado ?

Esta semana de la alimentación Saludable, EL TIEMPO y La FAO lo invitan a unirse a #DesafíoQuéTeComes. Durante esta semana publicaremos varios sencillos retos, a través de estos artículos y en las redes sociales de EL TIEMPO. La persona que complete todos los retos, o la mayor cantidad de ellos, obtendrá el beneficio de asistir a un taller sobre nutrición que se dictará en las instalaciones de FAO en Bogotá.

Cuarto reto: cuéntenos cuál es el alimento que nunca puede faltar en sus compras de supermercado, envíe la respuesta en Twitter etiquetando @ELTIEMPO y @FAO_Colombia con #DesafíoQuéTeComes. ¡Los leemos!

¿Se perdió los retos anteriores? Acá se los dejamos

REDACCIÓN EL TIEMPO Y FAO

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.