Christoph Harnisch, el suizo que le apostó a la paz en Colombia

Christoph Harnisch, el suizo que le apostó a la paz en Colombia

El jefe de la delegación del CICR deja sus labores en el país, y un legado en el trabajo por la paz.

Christoph Harnisch

Christoph Harnisch, exjefe de la delegación del CICR en Colombia.

Foto:

EL TIEMPO

Por: POLÍTICA
27 de abril 2020 , 08:22 a.m.

“Todos los actores armados deben ser inequívocamente responsables de sus actos”, dijo Christoph Harnisch en el balance anual del 2019, quien luego de 6 años como jefe de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) deja su cargo.

La suiza Mulan Giovannini será la nueva jefa de la delegación del CICR. Es experta  en protección de la población civil y ha trabajado en diversos conflictos armados como en Sudán, Afganistán, Irak, Eritrea y los Balcanes.

Hace tres años y medio, entre la solemnidad del teatro Colón de Bogotá, miles de pares de ojos vieron un apretón de manos entre el expresidente Juan Manuel Santos y el líder de la extinta guerrilla Farc “Timochenko”, ese acto fue el símbolo con el que sellaron un Acuerdo de paz, y que parecía representar la anhelada paz que un país había buscado por más de 5 décadas.

El 24 de noviembre de 2016 miles de víctimas del conflicto armado vieron, al fin, una esperanza de paz, de verdad, reparación y no repetición. Sin embargo, para Christoph Harnisch poco de eso ha sucedido.

Uno de los factores que más despertaron su preocupación, y su apoyo, en estos años fue el de la búsqueda de desaparecidos. Así lo manifestó hace 2 años en su columna de El Tiempo:

“El acuerdo de paz entre el Gobierno de Colombia y las Farc-Ep incluye contenidos polémicos para unos, valiosos para otros, y que no dejan indiferente a casi nadie. Entre ellos, una idea brillante se destaca por el apoyo que ha recibido de sectores antagónicos de la sociedad colombiana: la creación de la Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD). Esta iniciativa, ejemplo para el mundo, no puede ahora ser víctima de la burocracia administrativa o de intereses políticos que buscan retrasar su creación y puesta en marcha”.

Continuó: “Como organización humanitaria, con casi 50 años de trabajo en Colombia, contemplamos con suma preocupación la dilación en la toma de medidas para la puesta en marcha de la UBPD. Este retraso envía una alarmante señal a las familias de las víctimas, prolonga la histórica invisibilización de este drama y favorece la indiferencia de la sociedad colombiana”.

Para Harnisch nunca ha existido ni existirá excusa alguna que justifique el retraso en la búsqueda de desaparecidos, considera que es un deber moral y una prioridad humanitaria que no da espera. Aunque siempre ha sido consciente de que es una labor que puede tomar muchos años, es necesaria.

Por eso, con la campaña #AquíFaltaAlguien, que hizo el CICR durante el 2018, se buscó recordarles a los colombianos el drama que miles de familias de personas desaparecidas han tenido que vivir.

Hace dos años, el balance que daba el jefe de la delegación sobre el inicio del proceso de paz era bueno: “Hemos visto claramente que después de la concentración de las Farc en las zonas veredales, después del desarme, de esta espera, ahora estamos en un momento en el cual es más difícil obtener información sobre casos de desaparecidos”.

Sin embargo, en ese momento, aseguró que después del desarme “vino un tiempo de espera donde las personas que estaban en esas zonas veredales o espacios esperando la reincorporación comenzaron a tener dudas sobre su seguridad jurídica. Estos son factores que tienen una influencia sobre la voluntad de las personas para hablar y dar información”. Ese miedo ha sido uno de los factores que ha impedido un avance significativo en la búsqueda de desaparecidos.

Así mismo, Harnisch dijo en ese entonces a El Tiempo que la lentitud de estos procesos y de la implementación del acuerdo ha generado un efecto negativo para muchas víctimas del conflicto: “Las víctimas esperan, ¿pero cuánto tiempo más deben esperar para ver un resultado concreto? La UBPD se tiene que volver una respuesta concreta”.

Pero esta no es la única preocupación que ha dejado el conflicto en Colombia, el CICR en varias ocasiones ha manifestado su preocupación debido a la crítica situación en las regiones más golpeadas del conflicto por el aumento en los desplazamientos masivos, por el creciente número de víctimas de minas antipersonales y por la desaparición forzada.

En este sentido, el saliente jefe de la delegación ha dicho en varias ocasiones que tras la firma del Acuerdo se debió estabilizar la situación en las zonas más afectadas; contrario a eso: “Muchas de estas zonas vieron que mientras las Farc se iban, se daba su reemplazo por otros. Esto generó un caldo de cultivo en donde las dinámicas conflictivas se desarrollaron sin control. No hubo suficientes esfuerzos para darles a esas poblaciones, las más afectadas por el conflicto en 50 años, algo más concreto que las palabras. Las palabras son útiles, pero no son suficientes. No hay que engañar a las víctimas. Hay que tomarlas en serio”.

Así lo dijo hace un año en entrevista con El Tiempo. Además, aseguró que en Colombia hay 5 conflictos armados: cuatro conflictos de grupos armados con el gobierno (Eln, Epl, Clan del Golfo, y las disidencias de las Farc) y un conflicto entre el Eln y el Epl.

Además, ha mencionado que para estos grupos armados las violaciones que hacen al Derecho Internacional Humanitario (DIH) no son graves, que mantienen su interés en la acumulación de recursos y en controlar los territorios: “su organización no está muy clara, lo que está claro es su efecto negativo sobre la población civil. No es fácil entrar en contacto con ellos, entender quiénes son y hablar de un respeto mínimo del DIH”.

Finalmente, habló sobre las expectativas que genera el Gobierno actual frente a la búsqueda desaparecidos y dijo que debe haber respeto hacia esa labor tan importante sea, o no, ligado al acuerdo de paz: “Si no quieren hacerlo como está escrito en el acuerdo, tendrían que proponer otras alternativas, siempre vamos a luchar por el respeto de lo acordado y de este tema que es fundamental para la sociedad y para el país. Hay que acabar con los conflictos, y hay que tratar el tema de los desaparecidos. Hay familiares que llevan esperando más de 20 años”.

Con este mensaje en la cuenta de Twitter del Comité Internacional de la Cruz Roja, Christoph Harnisch se despidió del país.

POLÍTICA.

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.