‘El gobierno de Joe Biden nos cae del cielo’: Sergio Jaramillo

‘El gobierno de Joe Biden nos cae del cielo’: Sergio Jaramillo

El ex alto comisionado de Paz, vislumbra lo que significa la nueva administración de EE. UU.

Sergio Jaramillo Alto Comisionado para la Paz

Sergio Jaramillo, ex alto Comisionado para la Paz.

Foto:

Carlos Ortega. Archivo EL TIEMPO

Por: Armando Neira
24 de enero 2021 , 08:56 a. m.

Usted, que trabajó en un gobierno tan cercano a Joe Biden, ¿cómo vislumbra que será la relación de EE. UU. con Colombia?

No ha habido un presidente de los Estados Unidos que quiera más y conozca más a Colombia que el presidente Biden. Durante el gobierno Santos vino tres veces en cuatro años. Pero su relación con Colombia es más larga y describe todo un arco, desde nuestro peor hasta nuestro mejor momento. Desde el año 2000, cuando teníamos a las Farc y a los ‘paras’ regados por todo el país y, en medio de ese naufragio, llega como senador de la mano de Luis Alberto Moreno a Cartagena para sellar el apoyo bipartidista americano, hasta el 2016 cuando se reúne con el Presidente Santos, también en Cartagena, después de la firma del Acuerdo Paz.

¿Biden, de alguna manera, simboliza la recuperación de Colombia?

Exactamente. La historia de Biden con Colombia es la historia de la recuperación del país. Apoyó en la guerra y apoyó en la paz. El muy respetado secretario de Defensa de Bush y Obama, Robert Gates, hace un par de meses dijo en un libro que Colombia era “la mayor historia de éxito” en política exterior de los Estados Unidos desde el fin de la guerra fría.

La historia de Biden con Colombia es la historia de la recuperación del país. Apoyó en la guerra y apoyó en la paz


(Lea también: ¿Por qué el partido Farc va a cambiar su nombre?)

¿No es una exageración?

Compare eso con lo que pasó en el mismo período en Afganistán. Se gastaron dos trillones de dólares, según 'The New York Times' (unas 200 veces el Plan Colombia), perdieron 2.500 hombres y con Trump terminaron firmando un acuerdo vergonzoso con los mismos talibanes para sacar sus tropas. Colombia es el caso de mostrar, con todo y sus problemas.

Para usted, ¿Biden está ligado a la política de paz en Colombia?

Biden es un hombre de paz. Con el secretario Kerry y el enviado especial Bernie Aronson fue quien más nos apoyó en la negociación con las Farc. Y ahora durante su campaña recordó varias veces sus orígenes irlandeses y el apoyo directo que les dio a los esfuerzos del senador Mitchel en la mediación del Acuerdo de Viernes Santo. Y presionó al Reino Unido para que respetara ese acuerdo en las negociaciones del brexit. Eso –y la posición de la Unión Europea, por supuesto– obligó al Reino Unido a dejar a Irlanda del Norte en el mercado común y en la unión aduanera para evitar los controles en la frontera y cumplir con el acuerdo.

Joe Biden

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Foto:

EFE

¿Cree que Biden va ser un buen presidente para nosotros?

Creo que Biden va a ser un buen presidente para todo el mundo. Puede incluso ser uno de los grandes presidentes de los Estados Unidos, a pesar de la brutal crisis que viven. Tiene muchas ventajas. No carga, al contrario de Obama, con unas expectativas demasiado altas, porque todas las miradas estaban puestas en Trump. No tiene que perder tiempo aprendiendo, es el hombre con más experiencia que ha llegado a ese cargo. Tiene un equipo excelente, que incluye además varios amigos de Colombia: Tony Blinken, el nuevo Secretario de Estado, y Jake Sullivan, el nuevo Asesor de Seguridad Nacional, han estado varias veces en Bogotá. Y, sobre todo, tiende puentes. Junta. Une.

¿Entonces hay una oportunidad?

Claro. Además, Colombia necesita a los Estados Unidos y los Estados Unidos necesitan a Colombia. Biden siempre nos ha visto como su interlocutor natural en la región, y en este momento no hay muchos más con quien hablar.

(Lea también: 'Con los EE. UU. tenemos una relación de estados': Archila)

Sí es así, ¿la cosa pinta bien o de qué depende?

Depende enteramente del gobierno Duque. Si es pragmático y responsable se dará cuenta de que Estados Unidos puede tirar un salvavidas para que no pase en blanco sus cuatro años y deje algún legado propio.

¿Cómo en qué?

Por ejemplo, le pueden ayudar a dejar bien montada una estrategia eficaz de seguridad e investigación judicial en los territorios, para desmantelar las bandas que están moviendo la coca y matando líderes. O un programa mejor articulado para resolver el problema de los cultivos y darles un vuelco a esos territorios con desarrollo rural, como exige el Acuerdo de Paz. Una especie de Plan Colombia II, que apoye la implementación del acuerdo y se ajuste a la nueva situación estratégica. Por otro lado, está todo el tema comercial. Las tensiones con China no van a desaparecer y Colombia debía estarse presentando en Washington como una plataforma segura a la cual se pueden trasladar cadenas de abastecimiento que hoy están en Oriente. Nosotros firmamos acuerdos de libre comercio a diestra y siniestra y luego no sabemos qué hacer con ellos, no exportamos. Ni tampoco sabemos de qué vamos a vivir ahora que se está acabando la minería.  El gobierno Biden nos cae del cielo.

Creo que Biden va a ser un buen presidente para todo el mundo. Puede incluso ser uno de los grandes presidentes de los Estados Unidos, a pesar de la brutal crisis que viven

Entonces, ¿es optimista?

Tristemente, no. Creo que es más probable que esta oportunidad se pierda, como tantas otras en este gobierno. Duque está tomando una deriva cada vez más sectaria, que se ve en pequeñas cosas que no son tan pequeñas. El discurso patán de un jefe de Estado contra un procurador saliente, al fin y al cabo la cabeza de un órgano de control, en la posesión de Margarita Cabello. O la amenaza velada de un rompimiento de relaciones con Cuba, para ir montando el espantapájaros del castrochavismo que necesita en las elecciones del 22, a falta de resultados que mostrar.

(Recomendado: La polémica tras la reaparición de ‘Iván Márquez')

En su concepto, ¿por qué cree que actúa así?

La prioridad de este gobierno es mantener al Centro Democrático en el poder y tomarse por dentro los órganos de investigación y control para ponerles riendas a las investigaciones, eso es todo lo que está pasando ahí. Los paralelos con el trumpismo son fuertes.

Hablando de Cuba, ¿cómo interpreta que en vísperas de la posesión de Biden, dirigentes del Centro Democrático se hayan movido en condenar a la isla?

Recuerde que quien promueve el rompimiento con Cuba y firma de primero la carta pidiendo la “revisión” de las relaciones es el mismo representante Juan David Vélez, que con Uribe hizo campaña para la republicana María Elvira Salazar de La Florida. Evidentemente el canal con el trumpismo radical sigue funcionando y lo que está tratando de hacer es enredarle a la nueva administración americana cualquier intento de retomar el camino de Obama con Cuba, como lo ha dicho la misma Salazar.

¿Y usted sí cree que hubo injerencia?

Los videos haciendo campaña a favor de Salazar están en YouTube. Uribe ayuda a desbancar a la representante demócrata en Miami Dade, Donna Shalala, con el cuento del castrochavismo, hágame el favor. Shalala fue secretaria de salud de Clinton y Nancy Pelosi la había puesto en el comité del Congreso que supervisa el enorme fondo de recuperación económica del covid. Veinte años de política bipartidista de Colombia con Estados Unidos echados a la caneca. Eso no lo van a olvidar tan rápido, así de dientes para afuera se pronuncien todos los lugares comunes sobre la relación. Álvaro Uribe es un irresponsable.

Con Venezuela, ¿qué cree que va a hacer?

La política de Trump y de Duque con Venezuela fue un absoluto fracaso, con un costo altísimo para Colombia. Por privilegiar la ideología y los intereses partidistas sobre la efectividad y el bienestar. Sin relaciones, en medio de semejante crisis de migración. Los contrabandistas y los narcotraficantes han estado de fiesta porque no hay ninguna coordinación entre los países.

(En otras noticias: 'El proceso de reincorporación es prioridad del Gobierno Duque')

¿Y ahora? ¿Con Biden?

Con el presidente Biden, creo que las cosas con Venezuela no se van a mover rápido. El balón está en la cancha de Maduro: tiene que hacer gestos fuertes y creíbles para abrir un margen de maniobra. Soltar a todos los presos políticos y darles todas las garantías a los partidos ahora que eligen un nuevo CNE, por ejemplo.

¿Qué lecciones quedan para Colombia?

La primera lección y la más importante es armar entre los electores el consenso más amplio posible sobre la urgencia de sacar a los extremistas y a los ineptos del poder. A un puesto de votación en Filadelfia llegó jadeante una señora asmática en silla de ruedas, no podía ni hablar. Su hija le explicó al Financial Times: “Todo con tal de sacar a Trump”. Hay que hacer lo mismo con el Centro Democrático.

Otras noticias de política

Comenzó cumbre del Gobierno para definir hoja de ruta del 2021

Piden citar Comisión Asesora de Relaciones Exteriores para caso Cuba

Se revive pulso político por llegada de vacunas contra covid-19

ARMANDO NEIRA
EDITOR DE POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.