Secciones
Síguenos en:
La verdad, el mayor anhelo de las víctimas del conflicto
Escenas de dolor durante la velación de Óscar Obando, una de las víctimas.

Las familias de las victimas siempre esperan verdad

Foto:

Leonardo Castro.EFE

La verdad, el mayor anhelo de las víctimas del conflicto

Saber qué pasó y dónde están sus familiares es la prioridad.

El episodio que vivió el jueves la senadora del partido Farc Sandra Ramírez con Carmenza Adriana López, una de las víctimas del conflicto, quien se negó a recibir un abrazo de la excompañera de Manuel Marulanda Vélez, jefe de esa guerrilla, evidencia que la verdad es una prioridad para sanar las heridas de la guerra.

“Quiero saber la verdad, después nos damos ese abrazo”, le respondió la señora López a la congresista, incluso después de que esta y su compañero de filas, el también senador Carlos Antonio Lozada les pidieran perdón durante un acto en la localidad de Sumapaz, cuando ambas estaban en la tarima en el lanzamiento de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) en Bogotá.

“Le pido de corazón que nos demos un abrazo en reconciliación. Me iré tranquila, muy tranquila a mis actividades sabiendo que he recibido ese abrazo que, como mujer, siento el dolor que ha sentido sumercé”, insistió Ramírez ante López.

No es fácil. Para mí es un poco difícil, porque lo que quiero es que ustedes me digan la verdad, ¿qué fue lo que pasó? Eso es lo que necesitamos”, insistió.

Le puede interesar: El drama de un indígena para poder regresar a su tierra en Vichada

La señora López, quien además forma parte de la Mesa de Víctimas es la viuda del edil de Sumapaz Guillermo Leal Mariño, quien fue asesinado por guerrilleros de las Farc en el año 2008, y según le dijo a Blu Radio, tiene dudas de que el cadáver que le entregaron sea realmente el de su esposo.

“Tengo dudas del cadáver que me entregaron de mi esposo. Quiero que ellos me digan qué fue lo que hicieron con Guillermo, quiero saber la razón”, le dijo a la emisora.

Esta, al parecer es una de las razones de fondo por las cuales Carmenza Adriana López se negó a darle el abrazo a la congresista de las Farc. “El mensaje que yo le di a ella y el otro senador es que analicen que, para pedir un abrazo, debemos saber la verdad, que ellos sean justos, que sean honestos con lo que nos van a decir”, declaró a Blu Radio.

No es la primera vez que las víctimas del conflicto hacen esta exigencia, incluso, por encima de la reparación y el perdón, otras exigencias pactadas entre el Gobierno y las Farc en el Acuerdo de Paz.

Le puede interesar: Jorge Enrique Ibáñez, elegido magistrado de la Corte Constitucional

De hecho, en julio del 2018, durante la primera audiencia ante el tribunal de la Justicia Especial para la Paz, JEP, a la que asistieron los jefes desmovilizados de las Farc, familiares de víctimas de secuestrados por esa guerrilla protestaron reclamando verdad y justicia por sus seres queridos.

A las afueras del edificio de la carrera 7 con calle 63, en el norte de Bogotá, Luis Eduardo Olarte dijo en nombre de las madres víctimas del secuestro: “Les exigimos la verdad sobre los secuestrados, saber si están vivos (…) La mayoría guardan la esperanza de tener a sus familiares con vida, pero otros anhelan conocer dónde están los restos de sus seres queridos para darles cristiana sepultura”.

Tengo dudas del cadáver que me entregaron de mi esposo. Quiero que ellos me digan qué fue lo que hicieron con Guillermo, quiero saber la razón

Ese clamor se ha oído en distintos escenarios, a tal punto, que en días pasados el exministro Álvaro Leyva Durán, les pidió a los exjefes de las Farc Rodrigo Londoño y de las autodefensas Salvatore Mancuso contar la verdad sobre las actuaciones de los grupos paramilitares y la guerrilla a las víctimas y a la opinión nacional.

Las palabras de la señora Carmenza Adriana López, no obstante plantean un escenario, que por lo menos aleja la confrontación. Ella misma le dijo a la senadora de las Farc, “dejemos y poco a poco vamos construyendo esta paz y que podamos tener ese abrazo, pero que sea justo.

Ese gesto deja varias lecciones, el peso y el poder de la palabra por encima del uso de las armas, lo que se traduce en un camino hacia la reconciliación, y no hay que perder de vista que pase al mal rato que pasaron los exguerrilleros  de las Farc en la localidad de Sumapaz en un acto público, siguen pidiendo perdón a sus víctimas.

Le puede interesar: Cédula electrónica estaría lista a partir de noviembre

Muestra de esto fue la actitud de la senadora Sandra Ramírez, quien dijo que la reacción de la señora López "es entendible", mientras que el senador Carlos Antonio Lozada sostuvo que "nos parece absolutamente comprensible".

"Son las consecuencias graves del conflicto y por eso mismo lo dejamos atrás, seguimos sí comprometidos con nuestra responsabilidad y seguimos aportando verdad, y estamos seguros que ese abrazo llegará algún día", afirmó la ahora congresista del partido Farc.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.