Las claves del dosier presentado contra Maduro en la OEA

Las claves del dosier presentado contra Maduro en la OEA

Canciller entregó mapas y fechas de supuestas citas de ilegales con fichas del régimen. 

AUTOPLAY
Canciller colombiano denuncia a Maduro ante la OEACanciller colombiano denuncia a Maduro ante la OEA
Carlos Holmes Trujillo y Nicolás Maduro

Leonardo Muñoz / EFE - Mauricio Moreno / EL TIEMPO

Por: REDACCIÓN POLÍTICA
12 de septiembre 2019 , 03:49 p.m.

En una presentación de 14 páginas titulada 'Grupos armados ilegales y su relación con el régimen venezolano', el gobierno de Colombia le entregó al Consejo Permanente de la OEA las que considera las pruebas de que Nicolás Maduro protege en Venezuela a grupos terroristas.

La delegación colombiana, encabezada por el canciller Carlos Holmes Trujillo, le pidió a la OEA "hacer efectivos todos los instrumentos del Sistema Interamericano" para combatir eficazmente el terrorismo "en un momento en el cual se anuncia una nueva amenaza: (...) el nacimiento de un nuevo grupo narcoterrorista que tiene el cobijo de un régimen dictatorial y tiránico".

(Le sugerimos leer: La denuncia que presentó el Gobierno contra Maduro en la OEA)

Según el gobierno del presidente Iván Duque, "la relación de la dictadura venezolana con el Eln y las disidencias de las Farc es de mutuo beneficio". Así, dice que los grupos armados ilegales colombianos son "un instrumento para garantizar la continuidad del régimen", que tanto las fichas de Maduro como los jefes de esas organizaciones "obtienen réditos de economías criminales" y que incluso se han establecido "relaciones personales" entre ellos.

Colombia denunció que tanto el Eln como las Farc reciben "protección, logística, entrenamiento y armamento" del gobierno de Maduro, mientras que este obtiene "respaldo político y control social en zonas de injerencia de los grupos".

Alianza Maduro-Farc-Eln

Presencia del Eln en la frontera. 1.043 hombres están en Venezuela, dice en Gobierno.

Foto:

Archivo particular

Sobre el Eln, el canciller Trujillo afirmó que los frentes de guerra que delinquen en zonas de frontera "tienen asentamientos permanentes en Venezuela" en al menos 50 zonas campamentarias:  10 en el Zulia y el pedazo venezolano de la serranía del Perijá, 20 en los estados de Apure, Bolívar y Amazonas y otras 20 en el estado de Táchira.  También dijo que de los 2.402 guerrilleros que tiene ese grupo, hay 1.043 en territorio del vecino país. Ante la OEA, el ministro de Exteriores colombiano mostró un mapa con esas ubicaciones. 

Colombia asegura que alias Lenin, jefe del llamado 'Frente de guerra Oriental', "lidera los vínculos del Eln con el régimen y su entorno". Concretamente, el Gobierno afirma que Freddy Bernal, el autodenominado 'Protector del Táchira', es en el principal enlace de Maduro con los 'elenos'. 

Según la denuncia colombiana, el Eln tiene "vínculos operacionales" con las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, la Guardia Nacional Bolivariana, la Dirección General Conjunta de Inteligencia Militar y la Fuerza Bolivariana de Liberación, que son los cuerpos armados en los que Maduro se ha sostenido. También hay "acciones de coordinación" con los temidos 'Colectivos Bolivarianos', bandas de civiles armados utilizados para atacar a los opositores.

Alianza Maduro-Farc-Eln

Vínculos de Maduro con el Eln.

Foto:

Archivo particular

Según el Canciller, los guerrilleros colombianos habrían participado en la operación para bloquear la entrada de la ayuda humanitaria desde nuestro país el pasado 23 de febrero. Colombia sostiene también que uno de los colectivos es "patrocinado por el frente Efraín Pabón" del Eln y que hay un lucro compartido de las economías ilegales: tanto los 'elenos' como los grupos afectos a Maduro cobran por el paso a través de las trochas, por ejemplo. 

"El Eln ha implementado un proceso de incrustación social en los territorios venezolanos de frontera", dice la denuncia colombiana, incluso manejando la entrega de las ayudas humanitarias (Cajas Clap) con las que el Gobierno de Maduro se asegura apoyos en los sectores con menos recursos.

Bogotá sostiene que el Eln actúa al otro lado de la frontera en un rol de "actor de seguridad de las autoridades regionales" de Maduro.

Los movimientos de 'Iván Márquez'

En su presentación ante la OEA, el canciller Holmes Trujillo sostuvo que las disidencias de las Farc "mantienen vínculos con las autoridades venezolanas de tipo local y regional", "ejecutan actividades logísticas, económicas y de control social" y que "entrenan milicias y controlan algunos pasos fronterizos".

Al otro lado de la frontera, dijo Trujillo, hay al menos 230 disidentes, entre ellos los prófugos 'Iván Márquez' y 'Jesús Santrich'. El informe asegura que alias 'Jhon 40', uno de los que aparecieron en el video de 'Márquez' y quien es uno de los narcos históricos de la antigua guerrilla de las Farc, maneja las finanzas de la disidencia al otro lado de la frontera y que desde allí mueve relaciones con las mafias brasileñas.

Colombia sostiene que el régimen ha dado directrices a sus fuerzas para que esas bandas sean tratadas como "aliadas de la Revolución" y del "control social y político" que necesita Maduro en la frontera. 

Alianza Maduro-Farc-Eln

Presencia de las Disidencias en Venezuela.

Foto:

Archivo particular

Sobre'Iván Márquez' y 'Sántrich', Colombia dijo ante la Consejo Permanente que "son protegidos" por autoridades venezolanas. La Cancillería sostiene que "desde hace por lo menos un año (cuando se suponía que seguía en el proceso de paz), 'Márquez' mantenía reuniones clandestinas en Venezuela" con el objetivo de "recuperar bienes de las Farc" en ese país y  denunciar supuestos incumplimientos del Estado a los acuerdos de La Habana. 

El documento habla de dos reuniones. Una del 28 de agosto en Isla La Orchila, a la que también habría asistido otra de las cabezas disidentes, 'Romaña' y miembros de la Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela. 

Una segunda cita en Venezuela se dio el 18 y 19 de septiembre del 2019 en el Estado Apure y estuvieron 'Granobles' (hermano del 'Mono Jojoy' que nunca llegó a cumplirle a la paz) y alias 'Pablito', el principal jefe militar del Eln. Su interlocutor fue Luis Tolosa, una de las cabezas de la Fuerza Boliviariana de Liberación.

En esa 'cumbre' ilegal, dice Colombia, se habló de la propuesta de crear un bloque político de la izquierda latinoamericana y del "apoyo al movimiento de tropas y entrenamiento de milicias" por cuenta de los 'elenos' y de las disidencias.

 Según Colombia, "el relacionamiento entre los grupos armados ilegales y el régimen no es nada nuevo: data de por lo menos hace dos décadas", pero sí ha evolucionado. De hecho, a finales del gobierno de Álvaro Uribe, en el 2010, una denuncia similar había sido presentada ante la OEA por el entonces embajador Luis Alfonso Hoyos en contra del gobierno del coronel Hugo Chávez. 

Así, esos grupos pasaron de tener una "retaguardia a un asentamiento permanente". 
Maduro, dice el gobierno del presidente Iván Duque, "los considera un escudo en la frontera ante una eventual intervención extranjera", así como un "instrumento de control social y represión a la oposición".

Y concluye Colombia asegurando que "estas alianzas son la mayor amenaza para la estabilidad democrática y seguridad de la región".

REDACCIÓN POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo. Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias. Conócela acá

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.