Secciones
Síguenos en:
Alerta en municipios más pobres por parálisis de proyectos
Emilio Archila

El consejero Emilio Archila.

Foto:

Mauricio León. EL TIEMPO

Alerta en municipios más pobres por parálisis de proyectos

Están preocupados por el cambio en las reglas de juego que le pusieron para desarrollar obras.

Preocupados. Así están la mayoría de los alcaldes de los 170 municipios en los que se están desarrollando los Proyectos de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET, iniciativa que hace parte de los acuerdos de paz para impulsar obras en estas regiones afectadas por la violencia y que impactarían a unos seis millones de habitantes.

En diálogo con EL TIEMPO, varios mandatarios locales expresaron su ‘asombro’ y ‘preocupación’ por lo que ellos consideran cambios en las reglas de juego para desarrollar las iniciativas (obras y proyectos) que fueron estructurados durante más de dos años por las comunidades y en las cuales invirtieron cuantiosos recursos.

Un buen número de esos proyectos ya habían sido viabilizados pues cumplieron todos los requisitos formales y se esperaba que este año comenzara su ejecución, ya que estaban destinados 2.5 billones de pesos para iniciar las obras.

Sin embargo, EL TIEMPO conoció a través de diferentes fuentes que desde el Departamento Nacional de Planeación (DNP) estarían tratando de modificar el proceso de aprobación de los proyectos con lo cual tendrían que empezar de ceros y por lo tanto se les cambiarían las reglas de juego a las comunidades de estos municipios.

Esta decisión se tomaría precisamente este jueves  cuando se reúna el OCAD-Paz (órgano que viabiliza y aprueba los proyectos).

Ante el inminente cambio de rumbo, varios alcaldes de municipios PDET planean viajar a Bogotá para hablar con el presidente Iván Duque, quien en distintas ocasiones y escenarios ha dicho que “está comprometido en la estabilización de los 170 municipios en donde se desarrollan los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial”.

A su vez, el consejero presidencial para la Estabilización, Emilio Archila ha insistido en que “lograremos que los PDET sean irreversibles y que en 15 años no tengan marcha atrás”.

Le puede interesar: Gobierno responde a propuesta de Cabal: portar armas no es un derecho

Los proyectos

En la vigencia 2020 se logró la viabilización de 178 proyectos por $ 2,35 billones de pesos, recursos exclusivamente para los municipios PDET, que se invertirán en obras como acueductos, mejoramiento de vías, construcción de puentes, hospitales, escuelas y colegios, entre otros.

John Jairo Ibarra Caicedo, alcalde de Vista Hermosa, uno de los municipios que hizo parte de la antigua zona de distensión en el fallido proceso de paz durante el gobierno de Andrés Pastrana, es uno de los mandatarios preocupados por el futuro de las iniciativas.

Ibarra Caicedo es el líder de los alcaldes de los municipios PDET del Meta, dice que tiene 127 iniciativas de las comunidades, de las cuales 5 ya fueron viabilizadas pues cumplieron con todos sus requisitos legales y técnicos y fueron avalados por el Ministerio de Hacienda, y teme que con el cambio el proceso se preste a hechos de corrupción, e incluso, para usarlos con intereses políticos en este año preelectoral.

“Vemos con asombro que algunas personas del Gobierno lo estén viendo para hacer negocios o lucrarse, sin darse cuenta que ya están socializados. Yo les pido a quienes están detrás de esto que le den la cara al país, que digan qué es lo que quieren porque el Gobierno les generó muchas expectativas las comunidades, y nosotros los alcaldes somos los que vamos a quedar mal porque van a creer que no les cumplimos”, afirma Ibarra.

En esos mismos términos plantean su preocupación los alcaldes del Putumayo y otras regiones del país, pues temen que se pierda todo el camino avanzado y tener que volver a empezar de ceros.

¿Por qué la preocupación?

Los Proyectos de Desarrollo con Enfoque Territorial son exclusivos para 170 municipios, que son el 30 por ciento de la geografía del país e impactan al 20 por ciento de la población, que además han sido los más afectados por la guerra y con altos índices de pobreza.

Lo que está en juego es una gran cantidad de recursos, parte de ellos provenientes del 7 por ciento de las regalías que aprobó mediante una ley en el 2019 el Congreso de la República, unos dos billones de pesos que podían ser utilizados para la implementación de los acuerdos de paz.

En principio, el Ministerio de Hacienda, con su propio criterio y mediante un sistema de puntajes decidía cuáles proyectos se podían ejecutar, pero luego esto se echó atrás y se puso como condición que las obras fueran las que se concertaran con las comunidades según sus necesidades.

Esas iniciativas deben cumplir tres requisitos: que sea una iniciativa PDET certificada por la Agencia de Renovación de Territorios, que Planeación Nacional certifique que cumple con todas las formalidades; y que cada Ministerio, según le corresponda, certifique que técnicamente la propuesta cumpla las condiciones y que esté bien.

Además, los proyectos para que finalmente cuenten con los recursos tienen que surtir tres etapas, presentarse, viabilizarse y aprobarse. El año pasado se viabilizaron proyectos por 2.5 billones de pesos.

Hoy, lo que dicen alcaldes es que funcionarios de Planeación Nacional quieren volver al esquema anterior en el cual ellos sean los que decidan los criterios para las obras.

Esas mismas fuentes sostienen que los argumentos de Planeación Nacional es que están ‘preocupados’ porque las condiciones técnicas y financieras de los proyectos pueden haber variado, lo cual no es aceptado por los alcaldes pues es imposible que haya pasado algo que altere las iniciativas entre junio del 2020 hasta hoy.

Para los alcaldes las consecuencias de esta decisión –que se tomaría este jueves- son nefastas. Sus municipios son de categoría 6, de muy bajos ingresos y sus comunidades han invertido tiempo y recursos importantes para estructurar sus proyectos, los presentaron y se les aprobaron. Si se da marcha atrás, sería un mal mensaje para estas poblaciones que han confiado en la palabra del Gobierno Nacional.

No queremos entorpecer nada, queremos que todo se agilice, pero cumpliendo lo que están plantando los organismos de control

Pero en Planeación Nacional tienen una explicación sobre lo que está pasando con los proyectos.

Amparo García Montaña, subdirectora del DNP,  explicó que la decisión de aprobaciòn o viabilización de los proyectos no los toma su entidad, sino que es el Ocad Paz, que es una instancia colegiada.
 
"El Ocad es el que aprueba o niega", dijo.

Pero paralelo a esto explicó que desde finales del año pasado llegó una alerta de los organismos de control sobre unos proyectos que fueron viabilizados por el Ocad Paz, pero que no fueron aprobados por falta de plata.

Contraloría y Procuraduría alertan porque la situación con esos proyectos en el terreno pudo haber cambiado y, además, hay una nueva ley de regalías.

Y precisamente hoy habrá reunión del Ocad Paz (del que hacen partes delegados de gobernadores y alcaldes), en la que el DNP espera explicar lo que cambia con la nueva ley de regalías y se les expondrán las inquietudes de los órganos de control.

No queremos entorpecer nada, queremos que todo se agilice, pero cumpliendo lo que están plantando los organismos de control”, dijo García

Le puede interesar: La respuesta de Duque a los escépticos con la vacunación

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.