Gobierno enviará a ONU versión 'actualizada' del dossier contra Maduro

Gobierno enviará a ONU versión 'actualizada' del dossier contra Maduro

Falta de rigor en fotografías presentadas como pruebas contra Maduro tumbó a un general. Análisis. 

Dossier Duque en la ONU

El presidente Duque durante su discurso en la ONU.

Foto:

Presidencia

Por: Política
01 de octubre 2019 , 10:19 a.m.

La salida de una de las cabezas de la inteligencia militar por los errores de las fotos en el dossier que entregó el presidente Iván Duque en la ONU no le pone punto final a un escándalo insólito sino que deja en el aire complejos interrogantes.

El más importante de ellos es: ¿Qué pasará ahora con el documento entregado por el Jefe del Estado en el marco del 74º período ordinario de sesiones de la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU)? 

Ahora el Gobierno infirmó que enviará una versión "actualizada" a Naciones Unidas del documento entregado la semana pasada. 

“Se trata apenas de un asunto de diseño y reconocimiento de créditos en los pies de foto. En consecuencia se va a actualizar para que quede claro mediante el uso exclusivo de fotos propias de la Fuerza Pública”, aseguró este lunes el canciller Carlos Holmes Trujillo.

Pero la situación puede incluso ser más compleja cuando se conozca en su totalidad el documento (en su versión original), de 128 páginas, y que, según afirmó Duque durante su intervención oficial en la ONU “contiene el acervo probatorio que demuestra la complicidad del régimen de Nicolás Maduro con los carteles terroristas que atentan contra el pueblo colombiano”.

(Le sugerimos leer: Por error en fotos entregadas a ONU sale jefe de inteligencia militar)

Hasta ahora Duque entregó sendas copias al Presidente de la Asamblea, al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres; y al secretario de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro.

Luego, él mismo puso varios trinos en su cuenta de Twitter que casi de inmediato fueron cuestionados por El Colombiano; y luego por medios internacionales como la agencia francesa AFP.  Concretamente, porque al menos varias de las fotografías que según el Gobierno demostraban la presencia del Eln en Venezuela fueron tomadas en realidad en Colombia y, además, en fechas muy diferentes a las presentadas en el informe.

Aunque el Gobierno en las primeras de cambio hizo esfuerzos por defender el documento, la insólita situación le dio munición al régimen de Maduro para insistir en sus versiones de supuestos montajes en su contra. 

“Esta semana hemos hecho denuncias claras y no nos vayamos por las ramas en la discusión: las denuncias no son de ahora, son denuncias que se han venido presentando a lo largo del tiempo y que han mostrado la connivencia de esa dictadura con grupos terroristas en su territorio", dijo el Jefe de Estado, a finales de la semana.

También salió en su respaldo la vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, quien insistió en que el informe  "tiene plena validez y recoge pruebas y evidencias irrefutables contra el régimen de Maduro". Así lo escribió ella en su cuenta de Twitter. 


(Le puede interesar: Las irregulares denuncias del gobierno de Maduro en la ONU)
 
Hasta ese momento la controversia giraba en torno a dos fotografía. Una, la de los niños que juegan en una ronda con guerrilleros del Eln. Esta es una imagen que Inteligencia Militar ha entregado desde hace varios años a las redacciones de distintos medios de comunicación para “mostrar” el adoctrinamiento a menores del grupo armado en Nariño, Cauca y Chocó. El dossier dice erradamente que fue tomada en el estado Táchira en abril de 2018.

El Colombiano

Esta imagen, según El Colombiano, corresponde a una foto no tomada en territorio venezolano.

Foto:

Esta imagen publicada por el diario El Colombiano

Otra, la imagen de una vivienda de madera que el documento señala como “masacre en Estado de Estado de Bolívar en octubre de 2018”. En realidad fue tomada en El Catatumbo por un fotógrafo de AFP en septiembre.

Hasta ese punto iba la situación. Pero el fin de semana aumentó la polémica cuando el Ministerio de Defensa llamó a AFP para excusarse y además reconocer que en el dossier había dos fotos más –una de una guerrillera del Eln tomada por AFP en el Chocó y otra, también hecha por esta agencia, a disidentes de las Farc en el Guaviare- en las que se aseveraba que eran en Venezuela. Ya eran cuatro fotos erradas.

Por si fuera poco, AFP preguntó a dicho ministerio:  ¿Por qué había fotos de su propiedad en el dossier si además el ministerio no está dentro de sus abonados para haberlas recibido legalmente? El Ministerio les reconoció que las habían bajado de internet.

Duque defiende dosier de pruebas contra Maduro

Según el dosier, esta foto se tomó en Venezuela, tras una masacre. El fotógrafo de AFP, Luis Robayo, dice que él la tomó en la región colombiana del Catatumbo.

Foto:

Luis Robayo / AFP

Una cadena de errores que llevó a que en la mañana de este lunes los más altos responsables de la seguridad del Estado y de las relaciones exteriores ofrecieran una rueda de prensa para tratar de explicar la situación.

Sin embargo, el punto de quiebre ocurrió minutos después cuando EL TIEMPO informó en primicia que por el caso fue llamado a calificar servicios el general Oswaldo Peña Bermeo, jefe de Inteligencia del Ejército.

La cabeza del general rueda porque la Inteligencia es el arma llamada a recoger, por sus medios o por terceros, la información que fue la esencia del informe. Pero además debía blindarla de cualquier cuestionamiento, algo que evidentemente no ocurrió. Así, ¿qué está pasando con la Inteligencia? es una duda válida que sale de esta coyuntura.

Ahora, el otro escenario. ¿Qué va a pasar con el informe? Para analistas consultados por EL TIEMPO desde que se produjo esta situación, el hecho de que el documento contenga informaciones que no corresponden a la realidad “ensombrece” el propósito de Duque.

“Genera un problema de credibilidad”, le dijo Sandra Borda, profesora e investigadora del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de los Andes, el sábado anterior. “El Presidente está tratando de construir un caso que es relativamente fácil, porque se sabe que Venezuela sirve de santuario al Eln. Básicamente existe el acervo probatorio que hay alrededor de esto, y que seguro tiene inteligencia militar. Es difícil entender por qué utilizan material falso”, reflexionó ella.

La analista escribió en su cuenta de twitter que hacia adelante un hecho como este no hay que “subestimarlo”: “Estados Unidos todavía lidia con la falta de credibilidad en la ONU que resultó de sus famosas “pruebas irrefutables” de la existencia de armas de destrucción masiva en Irak...”, recordó en su red social.

“Es evidente que Venezuela sí ha permitido que sus territorios sean santuario para la guerrilla”, dice Mauricio Jaramillo, profesor de Relaciones Internacionales del Rosario. “Me parece que se actuó de una manera poco profesional”.

¿Debilita este escándalo la afirmación de Duque de que esta era la "evidencia inequívoca" que "prueba el auspicio, el patrocinio y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro a esas estructuras criminales"?

El experto en seguridad Jairo Libreros recuerda que estos informes son recibidos por el secretario que de inmediato se lo entrega a su grupo de trabajo para que compruebe cada una de las afirmaciones allí dichas. “En la ONU se toman muy en serio esto. Cada página es mirada con lupa porque se sabe que puede tener consecuencias muy serias en las relaciones de sus países integrantes. De entrada, con los fallos hasta ahora conocidos ya siembre un manto de duda difícil de quitar”.

Este es el resultado, añadió Sandra Borda, “de tratar temas sensibles y de la mayor importancia pública como si fueran productos que sólo necesitan buena publicidad para venderse”.

Y eso para no hablar de la tormenta política interna que se avecina para Duque. De hecho, el expresidente Andrés Pastrana, aliado vital de Duque en las elecciones, ya está exigiendo explicaciones. Él escribió en su cuenta de twitter que quien "debe responder es el Canciller @CarlosHolmesTru . Esperamos su pronunciamiento”.

Ahora bien, en la Corte Penal Internacional avanza una indagación sobre lo que ocurre hace años en Venezuela. El dossier colombiano tal vez sea recibido con escepticismo en algunos sectores, pero el hecho es que la violación de derechos humanos y la presencia en ese país de grupos terroristas colombianos ha sido acreditado también por varias ONG internacionales. Así, incluso con las fotografías erradas, las instancias correspondientes en la ONU difícilmente podrían eludir la seriedad de las denuncias contra Maduro y su régimen.

POLÍTICA

Descarga la app El Tiempo

Con ella puedes escoger los temas de tu interés y recibir notificaciones de las últimas noticias.

Conócela acá
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.