Secciones
Síguenos en:
Las tácticas más usadas para la negación del conflicto
En el Litoral Pacífico, la Iglesia indicó que se ha venido recrudeciendo el conflicto y las acciones de grupos armados ilegales.

Según una investigación de la Universidad Nacional, las cifras siempre hay que verlas de una manera crítica: evaluar cuándo nos la dan, quién la está diciendo y cuál es su propósito

Foto:

EL TIEMPO

Las tácticas más usadas para la negación del conflicto

FOTO:

EL TIEMPO

Investigadora de la Universidad Nacional analizó más de 800 declaraciones de funcionarios

La negación del conflicto o el uso conveniente de las cifras es una de las estrategias más frecuentes en casos de violaciones a los derechos humanos. Esta es una de las conclusiones a las que llegó una investigadora de la Universidad Nacional, tras examinar 292 artículos de distintos medios de comunicación y analizar 860 declaraciones de funcionarios.

“Esto solo está pasando en un pequeño porcentaje del territorio nacional”, o “se trata de hechos aislados”, son los comentarios más recurrentes, afirma la administradora pública Johanna Moyano Cruz, candidata a magíster en Estudios Políticos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá.

Su propósito, explica Moyano, fue explicar cuáles eran las tácticas de la negación, aplicadas al caso del asesinato de líderes políticos y firmantes del Acuerdo de Paz en Colombia. Su análisis comprende el periodo que va desde la firma del Acuerdo de Paz entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos, hasta el primer año de gobierno del presidente Iván Duque.

“Tomé este periodo porque desde la firma del Acuerdo estamos atravesando por un aumento de la violencia alrededor de la labor de los líderes políticos y de todas las personas que trabajan por una alternativa política”, afirma.

Según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en 2020 fueron asesinados 310 líderes sociales y defensores de derechos humanos y 64 firmantes del Acuerdo o excombatientes de las Farc.

Entre tanto, a finales de febrero, el Gobierno Nacional reveló en su último informe que en 2020 fueron asesinados 66 líderes sociales y defensores de derechos humanos, y que otros 63 casos se encontraban proceso de verificación.

Las tácticas más usadas
Para identificar las tácticas, métodos y argumentos de negación, la investigadora se apoyó en las teorías del sociólogo sudafricano Stanley Cohen. Según Moyano, de su estudio y análisis se desprende que la primera gran táctica es la negación literal o total de todo lo que tiene que ver con el suceso. Ejemplo: cuando ocurre un caso de violación a los derechos humanos es muy usual que en el primer momento se diga: “esto no pasó”, explica.

“Luego, agrega, está la negación interpretativa, es decir cuando la persona tergiversa o intenta suavizar el hecho valiéndose del legalismos (utilización de defensas basadas en la ley), el aislamiento, decir que se trata de un hecho aislado, y la negación de la responsabilidad: el Estado no tiene nada que ver, es cosa de otros actores”.

Entre esas tácticas destaca el uso conveniente de las cifras. “como por ejemplo declarar ‘salvamos más de 600 vidas’ tiene un impacto diferente a ‘más de 900 líderes políticos y 200 firmantes del Acuerdo han sido asesinados’, explica Moyano, quien añade que “las cifras siempre hay que verlas de una manera crítica: evaluar cuándo nos la dan, quién la está diciendo y cuál es su propósito”.

La investigadora agrega a esta situación la indeterminación de los responsables: “no sabemos quién fue”, o usar nombres genéricos para los responsables, como “son grupos narcotraficantes”.

La tercera gran táctica, continúa la investigadora, es la negación implicatoria: “cuando la verdad no puede seguir ocultándose se intenta reducir sus efectos en la gente. Aquí se suele usar la rectitud (justificar los hechos con base en ideologías o causas) y la necesidad: decir que se tuvo que actuar de esa manera por la seguridad de la nación, por ejemplo, algo que se usó mucho durante la Guerra Fría”.

Otra táctica es negar la identidad de la víctima al afirmar que no era líder político sino una persona que estaba en la ilegalidad, por citar un caso, o hacer un reconocimiento parcial.

“Cuando las pruebas son convincentes y no hay lugar a la negación, no queda más que decir “sí, esto pasó, pero solo durante un tiempo o en una época muy violenta”, o “nos comprometemos a que esto no vuelva a pasar”. Para un reconocimiento absoluto, las personas involucradas en el conflicto tendrían que admitir su responsabilidad en los hechos”, afirma Moyano.

En conclusión, y según lo analizado, estas tácticas se usan en los discursos oficiales frente a la violencia en el país. “Hay uso conveniente de las cifras, indeterminación de los responsables, poco reconocimiento, y hasta la fecha no se ha dicho “sí, el asesinato de líderes políticos es sistemático y generalizado”.

La administradora Moyano llama la atención sobre la responsabilidad, no solo investigativa sino ética, que tienen los estudiantes y los diferentes actores de la academia de analizar los hechos actuales para ofrecer respuestas oportunas y útiles para la sociedad.

La investigación fue dirigida por la profesora María Teresa Pinto Ocampo, de la Universidad Nacional Sede Bogotá. Se usó como base la revisión de prensa. Se buscaron declaraciones de máximas autoridades del Estado y se compararon dos gobiernos. Luego se utilizó el software de investigación cualitativa NVivo 12 para codificar los diferentes tipos de negación. Se hizo una depuración de declaraciones repetidas, y por último se analizó la información.

*Con información de la Agencia de Noticias UN.

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.