Las 28 empresas que ya pagan renta con obras en viejas zonas de guerra

Las 28 empresas que ya pagan renta con obras en viejas zonas de guerra

EPM, Corona, Ecopetrol y Dow Química, entre pioneras que están en 28 municipios de 12 departamentos.

Ecopetrol

Ecopetrol es una de las empresas pioneras que se acogió al programa Obras por Impuestos.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

28 de agosto 2018 , 10:58 a.m.

Cambiar la cara de los municipios más afectados por la guerra, pero sobre todo mejorar el nivel de vida de sus habitantes, una de las tareas pendientes más grandes del país, cuenta desde el año pasado con el soporte de empresas privadas y públicas que se acogieron al novedoso programa Obras por Impuestos, a través del cual pueden pagar hasta el 50 por ciento de su impuesto de renta a través de una obra en esas poblaciones.

Esta medida, que quedó contemplada en la última reforma tributaria (2016), pero que empezó a regir apenas en el segundo semestre del año pasado, se aplica a empresas que tienen ingresos anuales de al menos 1.100 millones de pesos.

Las obras con las que se comprometen deben resolver problemas de infraestructura vial, salud, educación, energía y agua potable y saneamiento básico.

En su arranque, 28 empresas se acogieron al programa Obras por Impuestos y, sumadas, pagarán 220.616 millones de pesos de su impuesto de renta de este año con la construcción de 23 obras en 28 municipios de Antioquia, Caquetá, Arauca, Nariño, La Guajira, Cesar, Tolima, Putumayo, Sucre, Cauca, Meta y Huila.

Los municipios hacen parte de los 344 priorizados por pertenecer a las llamadas zomac (zonas más afectadas por el conflicto). Estas zonas, además de haber sido golpeadas por la guerra, están por debajo del promedio nacional de pobreza. También están en esa lista 167 de los 170 municipios priorizados para el posconflicto, que tienen un plan de desarrollo con enfoque territorial (PDET). De los 23 proyectos en curso hay 10 en estos municipios.

Entre las obras hay nueve de infraestructura vial, que se traducen en 52 kilómetros de vías pavimentadas o con placa huella. De estas, el 70 por ciento son terciarias. Otros seis proyectos, cuyo propósito es beneficiar a 421.675 usuarios, tienen que ver con acceso a agua potable y alcantarillado.

Otras 7 obras tienen que ver con educación, entre las que están la construcción de dos colegios y la dotación de 341 aulas. Adicionalmente, hay una obra para instalar 80 kilómetros de redes de transmisión de energía que benefician a 60.139 usuarios. Salud es el sector con menos propuestas hasta el momento.

El valor de los proyectos que están en marcha va desde los 300 hasta los 33.000 millones de pesos y el departamento donde más se están ejecutando obras por impuestos es Antioquia.

Ha sido un éxito

La Agencia para la Renovación del Territorio (ART), entidad encargada de coordinar el programa Obras por Impuestos, no se imaginó que la acogida fuera tan inmediata. La experiencia de las 28 empresas pioneras, entre las que están Ecopetrol, EPM y Corona, ha empezado a atraer a otras.

De hecho, ya hay un banco con 639 potenciales proyectos para este segundo año de implementación del programa, y la meta es duplicar la inversión de las empresas en obras del 2017.

El mayor incentivo para los empresarios ha sido ver en qué quedan invertidos los impuestos que pagan. “Este programa potencializa la responsabilidad social de las compañías que a veces tienen más capacidad que un municipio para hacer, por ejemplo, un acueducto. La inversión en responsabilidad social que hacían antes no alcanzaba para hacer este tipo de proyectos por la magnitud del presupuesto que se necesita”, afirma Angélica Leguízamo, directora de Evaluación y Ejecución de Proyectos de la ART.

Hasta ahora, la mayoría de las obras han sido sugeridas por los municipios, que saben qué necesitan con urgencia, pero las empresas también pueden sugerir.
Por ejemplo, Servigenerales, que había tenido que salir de Tumaco (Nariño) por razones económicas, vio en Obras por Impuestos la oportunidad de retornarle al municipio algo y se comprometió con la construcción de una planta de tratamiento de agua.

El hecho es que cada día hay más empresas interesadas en pagar parte de sus impuestos de renta en obras y el beneficio para los municipios es tangible.

Compañías, muy satisfechas

Ecopetrol

“Estas inversiones son un aporte a la construcción de paz territorial. Son una oportunidad para contribuir con el fin de brechas socioeconómicas en las poblaciones más vulnerables”.

Corona

“Es un ejemplo de cómo las empresas podemos aportar para que el país cuente con la infraestructura necesaria. En muchos municipios esto no sería viable de otra manera”.

EPM

“Estamos convencidos de las bondades del programa. Una iniciativa de estas características solo será exitosa en la medida en que las grandes empresas se pongan la camiseta”

PAREX

“Estamos aprendiendo. El balance es muy bueno. Es atractivo al ser un medio que nos permite añadir nuestro valor agregado en el territorio. Más que pagar un impuesto, uno aporta gestión”.

‘Los alcaldes están contentos porque avanzan en sus planes de desarrollo’: Leguízamo, de la ART

¿Cuál es el balance del programa Obras por Impuestos en su primer año de implementación?

Excelente. A todos nos sorprendió mucho porque para los empresarios puede ser más fácil pagar los impuestos con un cheque, pero el interés ha sido increíble. Las primeras 28 empresas que le apostaron a ser pioneras vieron una oportunidad y detrás de ellas ha llegado otra cantidad.

Las conectamos con las empresas pioneras para que se enteraran cómo les había ido y muchas quieren vincularse ya. Por poner ejemplos, Bancolombia, el Grupo de Energía de Bogotá y Crepes & Waffles llegaron este año. Los alcaldes también están muy contentos porque pueden hacer muchas obras de sus planes de desarrollo.

¿Cómo se garantiza que las empresas paguen efectivamente el equivalente al impuesto de renta que deciden pagar mediante Obras por Impuestos?

El presupuesto del proyecto lo define el Estado y lo coordina la Agencia de Renovación del Territorio con los ministerios que tienen el conocimiento técnico. Dentro del presupuesto está el valor de la interventoría, que contrata con cargo a los recursos del proyecto, que a la vez quedan en una fiducia con destino exclusivo a la obra.

‘Los alcaldes están contentos porque avanzan en sus planes de desarrollo’

Angélica Leguízamo, directora DE Evaluación y Ejecución de Proyectos de la Agencia de Renovación del Territorio.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

¿Pagar impuestos con obras no excluye para las empresas su tarea de responsabilidad social?

No. Es adicional. Por ejemplo, en el caso de las mineras revisamos con la Agencia Nacional de Hidrocarburos y Minería que los proyectos de obras por impuestos no estuvieran incluidos en ninguna de las obligaciones de inversión que tienen, ya sea contractuales, o por planes de manejo ambiental. Lo mismo pasa con empresas de prestación de servicio.

¿Qué inconvenientes se han presentado en el programa?

Un ejemplo es que la ley focaliza en infraestructura vial, pero lo que hemos visto con el Ministerio de Transporte es que la entrada principal al 75 por ciento de los municipios del Pacífico con Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y de las Zonas más Afectadas por el Conflicto (Zomac) es fluvial. Entonces necesitamos mejorar muelles. En algunos casos lo clave será mejorar la infraestructura aeroportuaria. Por eso es importante ampliar el concepto a infraestructura de transporte, no solo vial.

También está el caso del sector de agua potable y alcantarillado. Para un área rural, muchas veces lograr agua potable no es un tema de infraestructura sino de mejorar las fuentes de agua.

¿En qué consiste el acompañamiento que hace la Agencia de Renovación del Territorio a las empresas interesadas en apostarles a los municipios más afectados por el conflicto?

Una de las cosas interesantes de Obras por Impuestos es que ha promovido la articulación del Gobierno Nacional con los gobiernos territoriales y las empresas.
Para que se llegue a aprobar una obra, esta tiene que atender las prioridades de la entidad territorial y de la política de cada ministerio. Nuestra función, como Agencia, es ayudarlos a poner de acuerdo.

REDACCIÓN PAZ
@pazELTIEMPO
redaccionpaz@eltiempo.com

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.