Cerrar
Cerrar
Las claves de la inclusión de los ganaderos en la ‘paz total’
AUTOPLAY
El lunes se reanudarán los diálogos de paz con el ElnSe espera que se avance en puntos cruciales, como las garantías del proceso.
Congreso Nacional de Ganaderos

Presidencia de la República

Las claves de la inclusión de los ganaderos en la ‘paz total’

El presidente de Fedegán será fundamental en las negociaciones con el Eln y en el tema de tierras.

José Félix Lafaurie recibió del presidente Gustavo Petro, según las propias palabras del dirigente de Fedegán, una oferta que no podía rechazar: “El sector ganadero no puede negarse a una solicitud como la que hizo el presidente con mucha generosidad”, afirmó Lafaurie al culminar la edición 39 del Congreso Nacional de Ganaderos en el que el jefe de Estado le pidió estar en el equipo de los negociadores del Gobierno nacional con el Eln.

(Le puede interesar: Rodolfo Hernández: Marelen Castillo toma acciones legales contra su partido).

El presidente Gustavo Petro saluda a José Felix Lafaurie.

Foto:

Prensa Fedegán.

El gobierno de Petro busca con este nombramiento ser “lo más incluyente posible, tener apoyos del sector de los empresarios en el proceso de paz”, argumenta Mauricio Jaramillo Jassir, doctor en Ciencia Política y profesor de la Universidad del Rosario.

Gracias a esto, el líder del gremio ganadero será desde este lunes uno de los interlocutores del Ejecutivo con la guerrilla.

Según el experto Jaramillo, lo que Petro quiere evitar, no solo en el proceso con el Eln sino durante todo su mandato, es cometer errores como los ocurridos en el caso del presidente Gabriel Boric en Chile, quien “por no incluir a ciertos sectores de la oposición, terminó con muchos problemas de legitimidad” en el proceso constituyente que se llevó a cabo en su país.

El hecho de que un gremio como Fedegán no participara en este proceso constituiría una “paz pequeña”, advierte por su parte el politólogo de la Universidad Pontificia Bolivariana Diego Casas.

Para este analista, el tema de las tierras, muy conectado con los ganaderos, es crucial en el desarrollo de cualquier acuerdo de paz en Colombia.

(Conozca más: Eln: ya hay fecha oficial para la reanudación de los diálogos con el Gobierno).

Luego de conocerse el nombramiento de Lafaurie, el representante a la Cámara Juan Carlos Losada criticó la decisión y lo comparó con el caso del general Jorge Enrique Mora, quien, luego de ser negociador en La Habana con las Farc, cuestionó el acuerdo alcanzado. De hecho, publicó un libro llamado Los pecados de la paz. “Será una permanente piedra en el zapato”, dijo Losada.

El presidente de Fedegán, José F. Lafaurie, y su esposa, la congresista María Fernanda Cabal.

Foto:

Prensa Fedegán

Pero Mauricio Jaramillo piensa de forma muy distinta: “Si en la mesa solo va a haber gente afín a una sola idea, lo que de ahí salga no tendría ninguna representatividad”.

Paradójicamente, otra de las personas que más se opone a la inclusión de Lafaurie en la delegación negociadora es su propia esposa, la senadora María Fernanda Cabal. La congresista del Centro Democrático, y una de las principales caras de la oposición, le dijo a EL TIEMPO que no solo no está de acuerdo, sino que teme que las decisiones de su esposo le generen un costo en su credibilidad frente a los electores y en su futuro político. El rol de observador de los diálogos con el Eln, según la senadora, es el que mejor le sentaría a su esposo.

Por el contrario, el expresidente Álvaro Uribe, líder del Centro Democrático, expresó ayer que los procesos de paz “deben ser producto de acuerdos nacionales”. Y en este sentido, Uribe consideró que la participación de Lafaurie “puede contribuir a aproximar a un aceptable nivel de acuerdo nacional” lo que se discuta y pacte con el Eln. Añadiendo que Lafaurie llevará a la mesa de diálogos la opinión de sectores “escépticos” frente a estas negociaciones.

(Infórmese: Iglesia Católica no tendrá negociadores en los diálogos con el Eln).

Delegación del Gobierno y Eln en Caracas, Venezuela.

Foto:

@CGRuizMassieu

Esta no es la primera ocasión en la que el presidente Petro abre espacios de diálogo y participación en procesos a personas que no comparten su ideología. Uno de los casos más elocuentes ha sido el de sus acercamiento y conversaciones con el expresidente Uribe.

Casas expone que esta política busca erradicar la concepción del ‘amigo-enemigo’ como antagonismo histórico e irresoluble. De hecho, Petro y Lafaurie eran declarados contradictores políticos, pero, desde que el líder de izquierda llegó al poder, han sorprendido con su nueva relación.

Mauricio Jaramillo lo ve desde una óptica más pragmática, pues asegura que la meta de estos acercamientos del Ejecutivo con sectores que no comparten su ideología y, en muchos casos, sus propuestas, lo que busca es la gobernabilidad. “Creo que el cálculo es: ‘sin el establecimiento no se puede negociar y sin él no puedo gobernar’ ”, dice este analista.

(Siga leyendo: La parte de 'El Ubérrimo', la finca de Uribe, que va para la reforma rural).

SANTIAGO CARMONA CARABALLO
Redactor de Política de EL TIEMPO.

Mis Portales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.