Alerta roja en el proceso de paz por posible guerra Farc contra Farc

Alerta roja en el proceso de paz por posible guerra Farc contra Farc

La mayoría de homicidios contra ex-Farc fueron a manos de las disidencias, según la Fiscalía.

Cúpula de las Farc

Rodrigo Londoño, Carlos Antonio Lozada, 'Iván Márquez' y otros exjefes de las Farc en la X Conferencia de las Farc, en los Llanos del Yarí, cuando se tomó la decisión de dejar las armas.

Foto:

Carlos Ortega. EL TIEMPO

Por: Mateo García
21 de enero 2020 , 09:40 p.m.

A Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, lo ha perseguido la muerte más de la mitad de su vida.

El último comandante de la extinta guerrilla de las Farc vivió durante décadas la guerra en carne propia, enfrentándose a la Fuerza Pública y a los paramilitares en las selvas colombianas. Pero ahora, cuatro años después del primer apretón de manos con el entonces presidente Juan Manuel Santos en La Habana (Cuba), sus enemigos serían otros.

Hace una semana, las autoridades informaron que frustraron un atentado contra el presidente del partido Farc en el departamento del Quindío.

Según los reportes oficiales, dos disidentes de esa guerrilla –‘Guamby’ y ‘Conejo’– fueron enviados hasta una finca ubicada en la vía que conduce de Alcalá a Filandia –donde Londoño descansaba unos días– con la misión de asesinarlo. Y según la Policía Nacional, la orden habría sido dada desde Venezuela por ‘Iván Márquez’ y el ‘Paisa’, quienes en agosto del año pasado anunciaron su regreso a las armas.

(Le puede interesar: ''Márquez' acabó de dividir y fragmentar el partido Farc: León Valencia')

“Esto duele. Son dos muchachos que venían convencidos de que iban a matar a un traidor”, aseguró el jefe de Farc. Y agregó que “da pesar” que sus antiguos camaradas, con quienes estuvo en “situaciones difíciles” y también de “alegría”, hubieran dado la orden.

Sus palabras parecen confirmar la existencia de una guerra abierta de los miembros de las Farc que retornaron a las armas contra aquellos que optaron por desmovilizarse y entrar a la vida democrática del país. Y dada la gravedad del asunto para el proceso de paz, es clave que la investigación de este caso aclare cuanto antes quién está detrás de este hecho, pues se trata de un intento de golpe al corazón mismo del proceso, que es lograr que las ideas políticas del partido Farc puedan ser expuestas y discutidas en democracia y con plenas garantías.

Iván Márquez y alias El Paisa

Hernán Darío Velásquez, el 'Paisa', con Iván Márquez.

Foto:

Twitter: @IvanMarquezFARC

Este hecho se suma a la difícil situación de seguridad que vive la base de las Farc que se desmovilizó y que trata de reintegrarse a la vida civil con múltiples proyectos productivos.

La Misión de Verificación de Naciones Unidas calificó el 2019 como el año “más violento” para los excombatientes desde la firma del acuerdo de paz, en noviembre del 2016, ya que fueron asesinados 77 ex-Farc, frente a 65 en 2018 y 31 en 2017. Y este año ya van dos asesinatos.

Pero ¿quién los está matando? Si bien las cifras de homicidios de la Fiscalía tienen algunas diferencias con las de la ONU, estas indican que de 90 homicidios de reinsertados esclarecidos, 36 fueron a manos de disidencias de las propias Farc. A estos grupos les siguen el Eln, con 12; el ‘clan del Golfo’, con 8, y la Fuerza Pública, con uno, el de Dímar Torres.

Ninguna guerrilla es un actor completamente homogéneo, y muchas de las divisiones que ya había se hacen más cuando se asumen las dificultades de pasar de guerrilla a partido político

Desde la misma Farc reconocen que las disidencias están detrás de la mayoría de los homicidios. El senador Carlos Antonio Lozada dijo que “indudablemente hay responsabilidad de los grupos mal llamados disidencias”, lo que califica como “doloroso”. Sin embargo, aseguró que el Gobierno “no puede limitarse a decir quiénes son los que están asesinando, sino que debe decir qué garantías de seguridad está brindando”.

¿Por qué los matan?

Los odios del pasado, las cuentas pendientes y la negativa de volver a las armas están entre las principales causas de estos crímenes, señalan varios observadores del proceso.

La fundación Ideas para la Paz amplía que hay causas como la guerra entre las organizaciones criminales por el control de las economías ilícitas, los liderazgos negativos en la organización, que “ha generado luchas por el control de organizaciones sociales que sirven como plataforma política del partido”, y que tanto las disidencias como otras organizaciones criminales presionan a los ex-Farc para que retomen las armas, que “se traduce en represalias cuando no aceptan”.

En síntesis, casos puntuales, focalizados en situaciones específicas de ciertas regiones altamente conflictivas. Pero una confirmación de que el ataque a Timochenko provino de las disidencias de las Farc implicaría la comprobación de que se ha configurado un escenario muy inquietante y distinto: el de una guerra Farc contra Farc, lo que implicaría un tremendo reto para el Estado.

Y las razones para pensar en esto existen. Un excomandante de las Farc le dijo a EL TIEMPO que ‘Iván Márquez’ siempre quiso ser el número uno de la guerrilla, pero por el funcionamiento interno quien reemplazó a ‘Alfonso Cano’ –que murió en 2011 durante un bombardeo en el Cauca– fue Rodrigo Londoño, algo que ‘Márquez’ nunca aceptó. A lo que luego se sumó sus puntos de vista encontrados sobre el proceso de paz y, finalmente, el regreso de ‘Márquez’ a las armas.

Iván Márquez y Timochenko

Iván Márquez (izq.) y Timochenko (der.) encabezaban dos líneas de pensamiento muy distintas al interior del partido Farc.

Foto:

Luis Acosta / AFP

Para Angelika Rettberg, profesora del Departamento de Ciencia Política y directora de la maestría en Construcción de Paz de la Universidad de los Andes, “ninguna guerrilla es un actor completamente homogéneo, y muchas de las divisiones que ya había dentro de la guerra se hacen cada vez más visibles y más complejas cuando se asumen las dificultades de pasar de guerrilla a partido político”.

Y es que ahora, como en épocas de guerra, existen varias Farc. Andrés Aponte, investigador del Equipo de Estado y Conflicto del Centro de Investigación y Educación Popular (Cinep), hizo un recuento de las luchas internas en esa guerrilla desde la época de ‘Tirofijo’ y ‘Jacobo Arenas’ para el portal Razón Pública.

“Se comenta, al igual que en el sistema político colombiano, que los lazos adscriptivos y clientelistas definieron las jerarquías y ascensos dentro de las Farc. Por ejemplo, son un secreto a voces la acentuada preferencia de ‘Jacobo’ por ‘Alfonso Cano’, los fuertes lazos entre ‘Reyes’ y ‘Jojoy’ con ‘Marulanda’, la rivalidad de ‘Reyes’ y el ‘Mono Jojoy’ con ‘Cano’, y los fuertes lazos entre ‘Cano’, ‘Iván Ríos’ y Pablo Catatumbo”.

(Le sugerimos leer: ¿Por qué es clave proteger la vida de Rodrigo Londoño?)

Las diferencias en la cúpula, explica el investigador, aumentaron durante la política de seguridad democrática de Álvaro Uribe, la cual dificultó la comunicación entre los miembros del secretariado, lo que provocó que “cada bloque y sus comandantes ‘hicieran política’ o se relacionaran con la población a su manera”.

Sin embargo, esta división es más evidente ahora, como lo explicó Rettberg. La Farc no solamente está dividida entre las disidencias y quienes dejaron las armas, también hay divisiones internas. Por ejemplo, un grupo conformado por unos 2.000 ex-Farc y liderado por Andrés París, quien hizo parte de las negociaciones de La Habana, se apartaron de la dirección de Timochenko hace unos meses al considerar que hay una “incapacidad”.

Pero más allá de fracturas políticas internas, e independientemente de donde vengan las balas, el reto del Estado es garantizar la seguridad de los reinsertados, de los que apostaron por la vía democrática. De que ellos sobrevivan, se integren a la sociedad y puedan participar en política con plenas garantías depende no solo el éxito de este proceso de paz, sino la victoria del Estado de derecho sobre los violentos.

MATEO GARCÍA
REDACCIÓN POLÍTICA
matgar@eltiempo.com

Descarga la app El Tiempo

Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

CONOCE MÁS
Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.