Secciones
Síguenos en:
¿Cómo están las fuerzas presidenciales en el uribismo para el 2022?
foro CD

Paloma Valencia, Óscar Iván Zuluaga, María Fernanda Cabal, Rafael Nieto y Alirio Barrera, aspirantes del Centro Democrático.

Foto:

Twitter @MariaFdaCabal

campaña

¿Cómo están las fuerzas presidenciales en el uribismo para el 2022?

Paloma Valencia, Óscar Iván Zuluaga, María Fernanda Cabal, Rafael Nieto y Alirio Barrera, aspirantes del Centro Democrático.

Tras primeros foros para escoger precandidato, se empiezan a ver luces. ¿Qué se juega en la campaña?

Dentro de poco más de un mes, el 22 de noviembre, el Centro Democrático tiene previsto dar a conocer el nombre de su precandidato a la Presidencia en el 2022, una puja en la que se estaría jugando buena parte del futuro del uribismo en el escenario político del país.

De acuerdo con las directivas del partido del expresidente Álvaro Uribe, los aspirantes que siguen en competencia son el exministro Óscar Iván Zuluaga; las senadoras María Fernanda Cabal y Paloma Valencia; el exgobernador Alirio Barrera y el analista Rafael Nieto.

(En otras noticias: 'El 2020 nos cambió por completo el orden de prioridades': Iván Duque)

Estos cinco precandidatos están realizando salidas y contactos con los ciudadanos en diferentes partes del país y ya han participado en dos foros con la militancia del Centro Democrático: el primero, en Bogotá, el pasado 2 de octubre, y el segundo, en medio de las convenciones departamentales del uribismo, este fin de semana.

El propósito de fondo es que el aspirante presidencial elegido por el uribismo se mida en una consulta con otros precandidatos, en marzo del próximo año. En esa votación, según lo que se ha hablado, estarían, en principio, un nombre del Partido Conservador, otro de ‘la U’, posiblemente el exalcalde Federico Gutiérrez y algunos liberales que no están con el exministro Alejandro Gaviria.

(Lea también: Encuestas de los 'verdes': mayorías con la Coalición de la Esperanza).

EL TIEMPO estuvo indagando entre varios congresistas del Centro Democrático por las preferencias que hay en el partido sobre el aspirante presidencial al 2022 y, aunque todavía falta terreno por recorrer, el exministro Zuluaga y la senadora Cabal parecen estar tomado la delantera.

Zuluaga tendría al grueso de las directivas de la colectividad de su lado, al igual que a buena parte de la bancada uribista; mientras tanto, la senadora Cabal parece reunir el respaldo de un ala del partido que siempre ha tenido una tendencia más radical y algunas bases del uribismo.

(Lea también: Se agudiza la confrontación entre Claudia López y Gustavo Petro).

Lo que se destaca en el uribismo de Óscar Iván Zuluaga y María Fernanda Cabal

El exministro se está mostrando como una opción más inclinada a la centroderecha, menos radical y con propuestas que podrían responder a los reclamos de varios ciudadanos que se manifestaron en las calles hace algunos meses.

Y la senadora Cabal, por su parte, representa ese estilo frentero y sin ambages que tanto les gusta a varios uribistas y del que hizo gala, en algunas ocasiones, el expresidente Uribe cuando estuvo en la Casa de Nariño (2002-2010).

(Le sugerimos: Duque y Pastrana ayudaron en liberación de religiosa colombiana)

Ha causado sorpresa la incursión del exgobernador de Casanare, Alirio Barrera, en la competencia presidencial y varias de sus posiciones son compartidas por otros sectores del uribismo. Y la senadora Paloma y el analista Nieto tienen las semanas que faltan para convencer a los uribistas de que sus nombres son la mejor opción para el 2022.

Para algunos observadores, en los comicios presidenciales del próximo año, el Centro Democrático se estaría jugando gran parte de su futuro en al menos cuatro frentes. El primero de ellos es retener el poder, actualmente en cabeza del presidente Iván Duque, quien llegó a la jefatura del Estado acompañado del partido uribista y del expresiente Uribe.

El Centro Democrático se juega en las próximas elecciones nada más y nada menos que su continuidad como partido.

Aunque las encuestas de opinión no han sido del todo favorables a la labor del mandatario, el Centro Democrático mantiene la vocación de poder con la que comenzó su camino, en el 2014, y que lo llevó a tener mayorías en el Congreso y a conquistar la Presidencia en el 2018.

La académica Catalina Monroy cree que “el uribismo se la jugará toda para reconquistar a sus electores y qué mejor que un discurso bien cargado de elementos que infundan miedo y ansiedad entre la población”.

Un segundo tema que estaría en juego para el uribismo sería engancharse nuevamente con la opinión pública, parte de la cual ha perdido en los últimos años por cuenta de diferentes razones que han resultado adversas.

(De interés: ¿En qué Enrique Peñalosa dijo que es más de izquierda que Gustavo Petro?).

El Centro Democrático tiene mucho que jugarse en el 2022

Para el 2022 el Centro Democrático debe enfrentar un creciente antiuribismo, evidenciado en algunas de las protestas sociales de los últimos meses, y los bajos niveles con los que ha sido medida la gestión del presidente Duque. Volver a estar en los niveles de favorabilidad que alcanzó el expresidente Uribe es otro de los elementos que están en juego en la actual campaña electoral.

En relación con este tema, Monroy dijo que el partido uribista “se juega en las próximas elecciones nada más y nada menos que su continuidad” como colectividad, minada, al parecer, por los hechos ya mencionados.

El tema de la seguridad es el otro asunto clave que se está jugando el uribismo en esta campaña electoral. Este propósito fue el que empujó la candidatura del expresidente Uribe en el 2002 y retornar a él es uno de los principales objetivos de los cinco precandidatos uribistas.

(Le puede interesar: María Fernanda Cabal respondió a Petro por polémica de Andrés Escobar).

En este sentido, la profesora Monroy afirmó que temas como “la creciente criminalidad asociada a la inseguridad ciudadana, y amenazas externas asociadas a Venezuela y Nicaragua” estarán en la agenda de la campaña del uribismo al 2022.

Y, finalmente, un cuarto asunto en el que está jugado el uribismo es cerrarles el paso a propuestas alternativas o de izquierda a las que siempre se ha opuesto y que, al parecer, estarían orientadas a no favorecer la libre empresa, la inversión extranjera o la lucha contra el narcotráfico, todos postulados del Centro Democrático desde su nacimiento.


POLÍTICA

En otras noticias de Política:

Sectores políticos rechazan cancelación de eutanasia a Martha Sepúlveda

Gustavo Bolívar no puede sesionar desde el exterior

'Duele el alma': Gabriel Vallejo tras asesinato de su hermano policía

ACCEDE A CONTENIDO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *
Ya soy suscriptor digital

Si ya eres suscriptor del impreso, actívate

Sigue bajando para encontrar más contenido

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.