Una cumbre política que va a cambiar muchas cosas

Una cumbre política que va a cambiar muchas cosas

La mesa técnica en la que se deben producir los acuerdos será instalada este jueves.

Reunión de Duque con los partidos

En la reunión estuvieron representantes de los partidos políticos y de los organismos de control.

Foto:

David Romo / Presidencia

01 de septiembre 2018 , 10:00 p.m.

La cumbre en la Casa de Nariño a la que todos los partidos políticos, el Gobierno y los órganos de control concurrieron para acordar una estrategia frontal contra la corrupción ocurrió el miércoles pasado, y todavía se sigue hablando de ella. Y pasarán muchos años, y se seguirá hablando de ella.

Pero es que hacía muchos años, tal vez décadas, que algo así no sucedía. Que todas las fuerzas políticas –¡sin excepción!–, incluso las más antagónicas (uribistas y Farc, por ejemplo), se sentaran a la misma mesa con el Presidente y en un ambiente distendido se pusieran de acuerdo sobre un asunto prioritario para el país, como la lucha anticorrupción, parecía imposible.

Con otro hecho adicional sin antecedentes: se sentaron para ponerse de acuerdo sobre un mandato ciudadano jamás impartido desde las urnas de manera tan contundente, pues 11’674.951 colombianos pidieron poner fin al constante asalto de los recursos públicos.

Y lo lograron. Aunque el primer acuerdo conseguido parezca poco –de “método”, dice Angélica Lozano, una de las promotoras de la consulta–, es significativo, ya que todos concurrirán a una mesa técnica para definir allí los proyectos de ley y de reforma constitucional que se necesiten para derrotar la corrupción.

No solo se van a presentar los proyectos que recogen los siete puntos que los colombianos aprobaron de manera abrumadora en las urnas, sino que habrá otras iniciativas del Gobierno, de la Fiscalía, de la Procuraduría y de casi todos los partidos.

También se va a tramitar, definitivamente, una reforma política que acabe con las listas abiertas de candidatos a corporaciones públicas (Congreso, asambleas y concejos), reestructure los órganos electorales y otorgue mayor financiación estatal a las campañas políticas.

Otro hecho singular que ha llamado la atención y le ha puesto el sello de éxito al proceso fue la actitud del presidente Iván Duque de salirle al paso al mandato popular, convocar a todas las fuerzas políticas y liderar el proceso dejándolos satisfechos a todos.

Para muchos, esto ha sido casi un milagro después de años de dura polarización.
Todos concuerdan en que si este proceso madura, Colombia será un país distinto, pues son billones de pesos los que se pierden cada año por la corrupción.

Duque, además, consiguió el primer resultado de gobernabilidad con unas fuerzas políticas que en su mayoría no le son afectas.

Hasta el excandidato presidencial Gustavo Petro, quien había acusado a Duque de “hacer trizas” la consulta anticorrupción por presentar al Congreso varios proyectos relacionados con su contenido, acudió a Palacio y se vinculó a la causa.

El Presidente ya había avanzado en esa dirección. Como candidato tenía una agenda anticorrupción. Y apenas se posesionó, llevó al Congreso cuatro proyectos que ahora estarán también en la mesa técnica.

La misma noche de la cumbre, Duque entendió el hecho político. “Celebro la disposición de los partidos en la noche de hoy, la de todos los miembros del comité promotor, a quienes felicité. Y quiero felicitar a los colombianos que se expresaron en las urnas y que le han dicho con claridad a Colombia y al mundo: no queremos más corrupción”, dijo.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, anunció que la mesa técnica tendrá su primera deliberación este jueves.

Aunque todo está por hacerse en esa mesa, ya está claro que todos los asistentes a Palacio trabajarán en la configuración de los proyectos, los presentarán al Congreso a más tardar este 17 de septiembre, que el Gobierno les enviará “mensaje de urgencia” y que se aspira a que el 16 de diciembre, cuando culmine el periodo ordinario del Congreso, estas propuestas estén convertidas en leyes.

El ambiente en torno a este primer gran acuerdo político es favorable. Desde todas las esquinas los dirigentes políticos han salido a apoyarlo.

La decisión del Presidente de invitar a todos los partidos a la Casa de Nariño, incluido el partido Farc, es una decisión correcta, que muestra una voluntad de diálogo, y considero que hay que aplaudir”, dijo el senador Iván Cepeda, del Polo.

“Si se cumple lo expresado en la Casa de Nariño por todos los voceros de los partidos, en la reunión convocada por el Presidente @IvanDuque, los proyectos anticorrupción serán aprobados por el Congreso de la República antes del 16 de diciembre”, aseguró el uribista presidente del Congreso, Ernesto Macías.

“Importante valorar el esfuerzo del presidente @IvanDuque y la ministra @NancyPatricia_G para lograr una concertación con todos los sectores políticos en la construcción de una estrategia anticorrupción”, dijo el liberal Luis Fernando Velasco.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.